En Vivo

Wu Lei, un maestro en ciernes

China and Shanghai SIPG forward Wu Lei(L)
© Getty Images

El ex seleccionador de China Xu Genbao no es un hombre de cumplidos gratuitos. A lo largo de 44 años de carrera como entrenador, el técnico ha dado a la nación más poblada de la tierra más figuras del fútbol que ningún otro. Y durante este tiempo, pocos de sus pupilos, ni siquiera el antiguo capitán de la selección china Fan Zhiyi, han recibido más elogios que críticas de parte de su estricto mentor.

Tan duro como parece, sin embargo, este entrenador de 69 años de edad se transforma en un hombre amable que derrocha alabanzas ante la mera mención del nombre de un joven. Se trata del prometedor Wu Lei, de 21 años, militante del Shanghai SIPG, del que es propietario. "Será el Maradona chino", reitera Xu desde que fichó al jugador cuando éste contaba sólo 13 años de edad.

El bajito atacante nunca le ha defraudado. Wu irrumpió en el fútbol en el Festival Sub-14 Masculino de la AFC 2004, donde marcó seis goles que sirvieron a China para imponerse a la República de Corea y a Japón y al final adjudicarse el título. Dos años después, con 14 años y diez meses, se convirtió en el jugador más joven del país que haya participado jamás en un partido profesional cuando saltó del banquillo para disputar con el Shanghai un encuentro de segunda división contra el Lijiang Dongba.

La cosa no había hecho más que empezar. Anotó nueve goles con la selección China que reservó el pase a la fase final del Campeonato Sub-19 de la AFC 2010. La pasada temporada contribuyó con 17 tantos al ascenso de su club a la Súper Liga china. Xu, el hombre que puso los cimientos a la generación de oro que formó el esqueleto del combinado chino en la Copa Mundial de la FIFA Corea/Japón 2002™, sólo acertó a decir: "Wu Lei es el mejor regalo que me ha dado el cielo".

Un arranque perfecto
Con una estatura de 173 cm, Wu Lei pertenece a ese grupo de bajitos repletos de talento, que encabeza el legendario argentino al que lo compara Xu Genbao. El joven impuso su presencia en el primer partido de esta temporada, contra el Pekín Guoan, en marzo. Con un déficit de dos goles ya en el minuto 26, se internó por entre la defensa para rematar desde un ángulo imposible el tanto de su equipo. Aunque el Shanghai perdió por 4-1, Wu Lei lanzó su particular salva de aviso a los futuros rivales.

"Diría que soy un jugador que usa la cabeza", declaró el delantero a FIFA.com. "Tengo sed de gol y además olfato, por lo que suelo encontrar ocasiones para marcar. Me gusta buscar oportunidades ante la meta y superar a los defensas por habilidad, agilidad y velocidad".

Volvió a ver puerta en el apasionante empate 3-3 con el Dalian Aerbin a domicilio, antes de inaugurar el marcador con el que su equipo derrotó al campeón de 2007, Changchun Yatai, por 2-0 en casa este domingo en su primera victoria en la Súper Liga. Tres goles en cuatro partidos lo dejan en el tercer puesto de la tabla de máximos anotadores de la división, una sorprendente posición para un artillero formado en el país, en una competición ampliamente dominada por las estrellas extranjeras.

"Tras el ascenso me fijé el objetivo de marcar al menos diez goles en mi primera temporada en la Súper Liga", reveló Wu. "La competición en la máxima división es despiadada, pues posee más jugadores de enorme calidad. Sin embargo, gracias a mi experiencia con el club y con la selección, intentaré mantener el nivel competitivo".

*Sueño europeo *
Su enorme talento llamó la atención de Ole Gunnar Solskjaer, ex figura del Manchester United, durante el Trofeo Sun Cup 2013 celebrado en enero en España. Wu Lei marcó dos goles en la impresionante actuación de su equipo, que se impuso a rivales de la talla del Copenhague o el Tromso de Noruega, y sólo se quedó sin el pase a la final del torneo al perder contra el Molde de Solskjaer (3-2).

Tras ver a Wu encandilar a los aficionados con sus zigzagueantes internadas y sus bonitos goles, el antiguo atacante llegó a preguntar a los periodistas chinos por el posible caché del dorsal número 7 del Shanghai. "Es un excelente artillero", comentó Solskjaer. "Si fichara por el Molde, creo que podríamos mejorarlo lo suficiente como para que jugara en un equipo de la Premiership inglesa al cabo de un año".

El codiciado contrato no se concretó, pues Xu insistió en que ningún club, excepto una entidad como el Barcelona, merece contar en sus filas con su prodigioso futbolista. Pese a la oportunidad perdida, Wu Lei reconoció que ha soñado desde la infancia con fichar por un gran club europeo. “Claro que aceptaría si un gran equipo de Europa se me acercara con una buena oferta”, manifestó.

Mientras se acrecientan los rumores que apuntan a una convocatoria para la selección nacional por parte de José Antonio Camacho, el jugador persigue objetivos muy elevados. “Espero formar parte de esta selección nacional y además contribuir a que mi país conquiste la clasificación para el Mundial de Rusia 2018”.

Explora este tema