Fútsal

Los emocionantes seis históricos de Amandinha

Amandinha celebrates scoring for Brazil
© Others
  • Amandinha conquista su sexto premio consecutivo a la mejor jugadora del mundo
  • La estrella del fútsal se quedó impresionada al descubrir que había eclipsado a grandes figuras
  • La comparan con Falcao y Ronaldinho

Lionel Messi se impuso en cuatro ocasiones. Marta y Ricardinho alzaron cinco cada uno. Por primera vez en la historia del fútbol, del fútsal y del fútbol playa, una persona acaba de recibir su sexto premio individual consecutivo a la mejor de su deporte.

“¡Madre mía!”, reaccionó Amandinha ante FIFA.com, con la respiración entrecortada, segundos después de haber superado a la española Anita y a la portuguesa Fifo para conquistar de nuevo el premio a la Mejor Jugadora de Fútsal del mundo. “¿En serio? Qué honor”.

“Cuando oigo esos nombres, se me acelera el corazón, porque todos ellos son grandes estrellas del deporte. Estoy encantada. ¡Qué alegría! Todavía tengo que hacerme a la idea de que se me mencione en la misma lista que a esos grandes”.

“Hay tantas jugadoras impresionantes en todo el mundo que me siento mucho más que satisfecha. Sin duda alguna, 2019 fue un año increíble para el fútsal femenino. Los partidos se emitieron por televisión y los pabellones se llenaron hasta los topes. Este título individual pone el colofón a un año de grandes éxitos colectivos”.

Efectivamente, se trató de un año mágico para Brasil y para el Leoas da Serra. Amandinha espoleó a su país hasta la conquista de la Copa América y del Grand Prix, y a su club hasta cuatro de los cinco trofeos por los que peleaba, incluido el título del mundo. En la prórroga de la final, cuando las suyas iban perdiendo ante el Atlético de Madrid, la jugadora anotó los dos goles que hicieron vibrar a los 8.000 aficionados congregados en el pabellón Jones Minosso.

Esas asistencias masivas a los encuentros se deben a una mujer más electrizante en las pistas brasileñas que hacer surf en los volcanes de Nicaragua o subirse al Insanity en Las Vegas. Quiebros hipnotizadores, bicicletas supersónicas, giros de 360°, sombreros soberbios y un impresionante caño de espaldas decoraron la actuación de videojuego que ofreció Amandinha contra el coloso español.

Al igual que a sus compañeras de equipo, a su “mentora” Daniela Civinski y a Mauricio, el director deportivo del Leoas, el ala izquierda nunca olvida a su primer entrenador ni la función fundamental que desempeñó en su ascenso hasta estas alturas estratosféricas. André Lima dedicó tiempo y dinero a dirigir un proyecto social para los niños de Ceará, y fundó para ellos una escuela de fútsal.

“Yo era la única niña de esa escuela”, comenta Amandinha. “Todos los chavales se portaban muy bien conmigo. No tenían prejuicios”.

“Pero cuando fuimos a nuestra primera competición, se negaron a aceptarme en el grupo porque era una chica. André trató de hablar con ellos, pero no dieron su brazo a torcer”.

“Entonces André les dijo muy clarito: ‘Somos un equipo y Amandinha forma parte de él. Si ella no juega, ninguno de nosotros jugará’. Se quedaron de piedra, tuvimos una reunión, me dejaron jugar y regresamos a casa campeones. A André le debo muchísimo”.

Hace unos años, André sufrió un trágico accidente de coche que lo dejó en silla de ruedas, pero su alumna más aventajada sigue en contacto con él. Si André inspiró a Amandinha a convertir el fútsal en una gran pasión, otro hombre la motivó a dedicarse profesionalmente a este deporte.

“Cuando era pequeña, todos los domingos dejaba lo que estuviera haciendo para ver a Falcao por la tele, para ver las jugadas impresionantes que solo él podría crear”, afirma. “Falcao fue una gran inspiración para mí”.

“Transformó nuestro deporte. Era incomparable, el más grande de la historia. Hizo que deseara hacer lo mismo que él”.

“Está claro que la gente no se creía que una chica pudiera seguir una carrera en el fútsal. ‘Ah, es una de tantas que se divierte con el fútbol, pero terminará sus estudios y emprenderá una carrera normal’. Pero yo nunca desistí en mi empeño”.

Amandinha pasó de estudiante en Fortaleza a jugadora profesional de fútsal en Barateiro, un gran club de Brasil, a la velocidad de sus bicicletas. Con solo 18 años se enfundó la camiseta canarinha en el Torneo Mundial Femenino de Fútsal.

“Cuando me convocaron para la Seleção, no me lo podía creer”, admite. “Cuando me encontré por primera vez con mis ídolos, grandes jugadoras y grandes personas, lloré de alegría. Representar a mi nación, Brasil, un país con 200 millones de personas totalmente locas por el fútbol, supone una sensación indescriptible”.

“Pocos meses después, estaba en la Copa Mundial de 2013. En la final, Brasil se impuso a España y en España. Fue increíble”.

“El Mundial de 2014 resultó importantísimo para mí. Íbamos perdiendo contra Portugal en la final, y yo marqué el gol que nos llevó al título. En el último Mundial, en 2015, vi puerta en dos ocasiones en la final, donde vencimos a Rusia por 3-0. Gracias a Dios, cada año que he jugado con la selección, hemos dado una gran alegría a nuestros seguidores”.

Los aficionados adoran a Amandinha, pero en Lages, una ciudad de Santa Catarina, con 160.000 habitantes apasionados por el fútsal, la veneran tanto como a Rihanna en St. Michael o a Shakira en Barranquilla.

(risas) No tengo palabras para expresar la forma en la que la gente me trata aquí”, asegura. “Ya había ganado el premio a la mejor jugadora del mundo antes de llegar aquí, pero poca gente sabía quién era yo”.

“Sin embargo, ahora es totalmente diferente. Vaya donde vaya, mis paisanos me reconocen. Se acercan a hablar y a hacerse fotos conmigo. ¡Es tan gratificante! Hacen que, de alguna forma, me sienta importante para la gente y que mi trabajo valga la pena”.

“Hemos reunido una afición realmente apasionada. Unas 7.000 u 8.000 personas vienen a vernos a los pabellones. Es increíble, nos anima muchísimo. Por suerte, el Leoas da Serra lo ha ganado todo para compensarles por ese apoyo extraordinario”.

Nos gustaría saber a qué aspira una jugadora de 25 años que lo ha ganado todo con su club, con su nación y en el aspecto individual.

Amandinha nos dice que le encantaría ver cómo “sube el listón” del fútbol femenino y conocer en persona a Marta, con quien ya ha intercambiado mensajes.

“Y me gustaría ir a los The Best FIFA Football Awards™. Siempre los he seguido por televisión. Recuerdo haber visto cómo se los llevaban Kaká, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Ahora ahí está Neymar. Estoy deseando que lo gane él, con este talento increíble que tiene”.

“Uno de mis momentos favoritos fue cuando se rindió un merecidísimo tributo a Falcao. Su discurso me emocionó”.

“Me encantaría ver los premios en persona. Es un sueño que tengo desde que era pequeña”.

De acuerdo, Amandinha, pero ¿prometes que no mencionarás lo de haber eclipsado a Messi y a Marta?

Explora este tema

Notas recomendadas