Fútbol Mundial

Los números de la semana

© Getty Images
  • Una estadística muy sorprendente de Messi
  • Bombardeos de goles en Europa de varios equipos ingleses
  • Recital de paradas de un joven portero polaco
89

minutos por cada gol es el promedio de Zlatan Ibrahimovic en la MLS tras su espectacular comienzo de temporada (la única media inferior a 90 minutos de cualquier jugador que sume al menos 10 goles en este siglo). Gracias a su fulgurante arranque en 2019, el balance total del sueco, de 37 años, es de 28 goles en 31 partidos. 

57

años ausente de unas semifinales de la Copa de Europa/Liga de Campeones de la UEFA llevaba hasta este miércoles el Tottenham Hotspur, que superó el récord de 40 años que había establecido el Atlético de Madrid entre 1974 y 2014. Cuando sólo se llevaban 11 minutos del Manchester City-Tottenham, el marcador registraba un 2-2 tras los goles de Raheem Sterling, Son Heung-min (2) y Bernardo Silva, pulverizando el récord de 20 minutos para ver los cuatro primeros goles en un partido de la Liga de Campeones.  

50

disparos y 12 partidos separaron el primer tanto de Lionel Messi contra el Manchester United este martes de su anterior gol en unos cuartos de final de la Liga de Campeones, contra el París Saint-Germain en 2013.

39

tantos en 22 encuentros marcó Baghdad Bounedjah para pulverizar el récord de goles en una temporada en los 56 años de historia de la liga qatarí, que eran los 27 que logró Araujo con Al Gharafa en el curso 2007/08. El delantero argelino marcó 6 tripletes, que ayudaron a Al Sadd a reconquistar el título y a duplicar los 47 tantos en 22 partidos que había registrado la última vez que ganó la liga, en la campaña 2012/13.

17

paradas realizó Bartlomiej Dragowski, portero del Empoli, contra el Atalanta. La cifra es récord en un partido de la Serie A en este siglo. El Atalanta ya ha registrado 45 disparos desde que Duván Zapata marcó el último gol del equipo (que, curiosamente, había sido la 5ª diana consecutiva que lograba el conjunto de Bérgamo tras 5 disparos).

10

goles ha marcado Olivier Giroud en una competición europea en la misma temporada, convirtiéndose en el cuarto francés que lo logra tras Just Fontaine, Kevin Gameiro y Wissam Ben Yedder. El campeón mundial en Rusia 2018 ayudó al Chelsea a establecer un nuevo récord de rapidez goleadora en un partido de la Liga Europa de la UEFA, con 26 minutos y 3 segundos: hasta ahora, ningún equipo había tardado tan poco en meter cuatro goles desde el saque inicial. 

4

goles a cero fue la goleada de la Universidad Católica a Universidad de Chile. Fue su victoria más abultada en este clásico chileno desde que se impusiera por 5-0 hace 65 años y la mayor obtenida en su actual estadio San Carlos de Apoquindo.

9

goles en un partido de la Liga MX cosechó el Pachuca gracias a Víctor Guzmán, Edwin Cardona, Franco Jara, Raúl López y el trigoleador Leonardo Ulloa, convirtiéndose en el primer equipo que lo logra desde el Pumas en 1976. Su triunfo por 9-2 sobre el Veracruz fue el segundo más abultado desde que el campeonato estrenó su formato más corto en 1996. Curiosamente, el propio Veracruz también fue la víctima de la derrota más amplia: un 8-0 en 2007 ante un Pumas liderado por Esteban Solari. 

5

goles contra el líder de la Ligue 1 francesa marcó por primera vez el Lille desde que vapulease por 6-0 al Niza en 1952. Con su triunfo por 5-1, era la primera vez que el París Saint-Germain recibía más de cuatro goles en un partido liguero desde que Lionel Letizi encajó cinco tantos ante el Sedan en 2000. Para más inri, con su derrota por 3-2 del miércoles ante el Nantes, es la primera vez que el conjunto parisino pierde dos partidos seguidos en la competición desde 2011.

20

goles en la Bundesliga totalizó Kai Havertz (Bayer Leverkusen) con 19 años y 306 días de edad y en su partido 100º, convirtiéndose en el segundo jugador más joven que alcanza esa cifra. El ex delantero internacional con la República Federal de Alemania, Horst Koppel, lo logró siendo 65 días más joven, en 1968. 

Explora este tema