Clubs

Los Potros de Mönchengladbach

Mascot Juenter of Gladbach
© Getty Images

Puede que la taberna “Anton Schmitz”, sita en la Alsstraße, una calle del distrito de Eicken de Mönchengladbach, no sea muy conocida entre los aficionados al fútbol del mundo entero, pero seguro que a todos les sonará el nombre del club que nació en ella, el Borussia Mönchengladbach.

Un grupo de jóvenes futbolistas, escindido del Sportverein Germania en noviembre de 1899, fundó el FC Borussia. Varias semanas más tarde, aquellos hombres se asociaron con la Congregación de Jóvenes Marianos, que disponía de un campo de fútbol. Ocho meses después se fundó el que sería uno de los clubes más exitosos de Alemania.

El nacimiento de una institución
El Borussia Mönchengladbach nació el 1 de agosto de 1900. Por entonces, el club se llamaba todavía Fútbol Club Borussia 1900. Sólo doce años más tarde, el equipo ascendió a la máxima categoría de entonces y en 1920 se proclamó por primera vez campeón del Oeste de Alemania tras imponerse en la prórroga de la final al Kölner BC por 3-1.

Al año siguiente tuvo lugar la separación del Turnverein Germania 1889, con el que el club de Mönchengladbach se había fusionado dos años antes. Así, el VfTuR 1889 M.Gladbach pasó a ser el Borussia VfL 1900 e.V. M.Gladbach. El primer internacional en la historia del club fue el defensa Heinz Ditgens, que a los 21 años debutó con Alemania en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, en un encuentro contra el Luxemburgo que se saldó con victoria alemana por 9-0.

Después de la II Guerra Mundial, el Borussia disputó su primer partido a mediados de junio de 1946. Tras adherirse en 1949 a la Segunda División Oeste, el Mönchengladbach ascendió al año siguiente a la *Oberliga *Oeste, la primera división en aquella época. Tras varios descensos y ascensos en las temporadas posteriores, el club se consolidó en la división a partir de la 1958/59 y puso los cimientos del que sería su primer título.

En agosto de 1960, el Borussia se impuso por 3-1 al Colonia en la final de la Copa del Oeste de Alemania. Varias semanas después, los de Mönchengladbach se proclamaron campeones de la Copa de Alemania por primera vez tras vencer por 3-2 al Karlsruhe. El mismo año, el Borussia se convirtió en el primer equipo que representó al país en la recién estrenada Recopa de Europa, aunque cayó en cuartos de final a manos del Glasgow Rangers.

Los de Mönchengladbach dieron el salto a la Bundesliga en 1965, un año después de que el técnico Hennes Weisweiler se hiciese cargo del equipo. A aquel entrenador le debe el club el apodo de Fohlenelf (los Potros), todavía vigente en la actualidad, surgido de su querencia por dar la alternativa a jugadores jóvenes.

La forja de una leyenda
Durante la década de 1970, el Borussia se erigió sin duda en el principal estandarte del fútbol alemán. El 31 de octubre de 1969, el Mönchengladbach alcanzó el liderato de la Bundesliga por primera vez y todavía hoy es el segundo equipo que más veces ha ocupado este puesto en la historia de la competición, por detrás del Bayern de Múnich, el club más laureado de Alemania. El 30 de abril de 1970 llegó el primer título de liga para los Potros. Uno de los artífices de aquel éxito fue el legendario Weisweiler, que supo combinar a la perfección la sabiduría de los jugadores veteranos con la frescura de la juventud.

La siguiente temporada se vivió una situación insólita en el estadio del Borussia. Corría la jornada 27 del campeonato y los de Mönchengladbach recibían al Werder Bremen. En el minuto 88 del encuentro, el poste izquierdo de una de las porterías se partió después de que Herbert Laumen, delantero del Gladbach, y Günter Bernard, portero del Bremen, cayesen sobre la red. Dado que no había portería de repuesto, el árbitro suspendió un encuentro que la historia conoce con el nombre de “partido del poste roto en el estadio Bökelberg”.

A pesar de que la Asociación Alemana de Fútbol sentenció la derrota del conjunto local en aquel choque, el Borussia volvió a alzarse con el título de liga al final de la campaña, la 1970/71, tras superar por un estrecho margen al Bayern de Múnich, y se convirtió así en el primer equipo en adjudicarse el campeonato dos años seguidos.

En las temporadas siguientes, el equipo de la región del Bajo Rin fue uno de los dominadores del fútbol alemán y europeo. En la 1972/73, el Borussia ganó su segunda Copa de Alemania y se proclamó subcampeón de la Copa de la UEFA tras perder la final contra el Liverpool. La de 1974/75 destaca como la mejor campaña hasta la fecha del conjunto de Mönchengladbach, que, además de conquistar su tercer título de liga, se convirtió en el primer club alemán que ganó la Copa de la UEFA.

A las órdenes del nuevo entrenador Udo Lattek (Weisweiler dejó el equipo para fichar por el Barcelona), el Borussia revalidó el título de liga en 1976 y 1977. El único momento amargo del año de la quinta conquista de la Bundesliga llegó con la derrota en la final de la Copa de Europa que le infligió el Liverpool.

A pesar de que el título de liga de 1977 fue el último que ha conquistado el club hasta la fecha, el Mönchengladbach siguió marcando hitos. El 29 de abril de 1978, el Borussia logró el que sigue siendo en la actualidad el triunfo más abultado de la historia de la Bundesliga (12-0 contra el Borussia Dortmund). Un año después, los Potros se impusieron al Estrella Roja de Belgrado en la final de la Copa de la UEFA, mientras que en 1980 se proclamaron subcampeones de la competición europea tras caer frente al Eintracht de Fráncfort en el duelo por el título.

Durante los años siguientes, el Borussia se mantuvo como uno de los mejores equipos de Alemania, aunque no pudo añadir ningún título a su palmarés. En 1984, el equipo perdió en la tanda de penales la final de la Copa de Alemania frente a su eterno rival, el Bayern de Múnich. En 1987, los Fohlen alcanzaron por última vez una semifinal europea, en la Copa de la UEFA, pero cedieron en casa ante al Dundee United escocés.

La década de 1990 no resultó fácil para este histórico club, aunque en 1992 volvió a disputar una final de la Copa nacional, que perdió ante el Hanóver 96. En la Bundesliga, el Mönchengladbach se movió durante estos años por la zona templada de la tabla. No obstante, en 1995 volvió a lograr un título después de 16 años de sequía. La tercera Copa de Alemania en las vitrinas del club es también hasta la fecha el último título en el palmarés de los de Mönchengladbach.

Cuatro años más tarde, el equipo atravesó su peor momento al sufrir su primer descenso de la Bundesliga. El Borussia regresó a la máxima categoría dos temporadas después, pero no pudo reeditar los éxitos del pasado ni recuperar su condición de equipo puntero en la competición. Un décimo puesto en la temporada 2005/06 fue la mejor clasificación de esa etapa. Un año después se consumó el segundo descenso de categoría.

En la actualidad
El Borussia vuelve a formar parte de la máxima categoría desde la temporada 2008/09, aunque el club no ha logrado hasta la fecha igualar el rendimiento de los años setenta. Un decimoquinto y un decimosegundo puesto en los dos años transcurridos desde su regreso a la Bundesliga demuestran que los de Mönchengladbach todavía tienen mucho margen de mejora.

No obstante, las cosas no marchan nada bien en la presente temporada 2010/11 para el equipo que dirige el técnico Michael Frontzeck. Los Fohlen luchan por la permanencia y deberán dejarse la piel hasta la última jornada para continuar en la máxima categoría una cuarta temporada consecutiva.

En cualquier caso, el club ha depositado grandes esperanzas en sus jóvenes talentos, que auguran tiempos mejores. Jugadores como Marco Reus (21), Tony Jantschke (20) o Patrick Herrmann (19) ya han demostrado lo valiosos que pueden llegar a ser para el Borussia y recuerdan con su desparpajo a los Fohlenelf del pasado. Si el club consigue mantener a estas jóvenes promesas habrá dado un primer paso en el camino de recuperar el prestigio perdido.

El estadio
Los *Potros *juegan sus partidos como locales en el Borussia-Park desde julio de 2004. El nuevo estadio sustituyó al legendario Bökelberg y tiene capacidad para un total de 54.057 espectadores. En el recinto del Borussia-Park se encuentran también los edificios administrativos del club, que incluyen una tienda para los aficionados y un restaurante, los campos de entrenamiento y un aparcamiento. El coste de las obras ascendió a 86,9 millones de euros. La selección alemana ha disputado hasta la fecha tres partidos en el estadio de Mönchengladbach, que el próximo verano albergará también encuentros de la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

Explora este tema

Notas recomendadas