Mahbud: "Singapur quiere llegar más lejos"

Singapore's goalkeeper Mohamad Izwan Bin Mahbud reacts
© AFP

**La competición preliminar asiática de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ ya ha producido numerosas sorpresas que han suscitado un enorme interés a lo largo y ancho del continente y más allá. Pero la más asombrosa de todas ellas quizás sea el empate a 0-0 que cosechó Singapur en Japón en la última jornada. Efectivamente, el modesto combinado, situado alrededor de 100 puestos por debajo de su rival en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, desafió todos los pronósticos en su desplazamiento a Saitama.

Es más, el resultado supuso el fin de una larga espera para Singapur, que finalmente, y tras seis intentos, sumó su primer punto contra Japón en la competición preliminar de la Copa Mundial. Además, ese fue tan solo su segundo empate en 23 encuentros contra los Samuráis, incluidas todas las competiciones. El primero data de 1981, un amistoso celebrado en casa, y también se saldó sin goles.

Pese a que el duelo pasará a la historia, la afición de Singapur es consciente de que semejante gesta no hubiese sido posible sin las heroicas intervenciones de Izwan Mahbud bajo palos. El arquero, de 25 años, atajó nada menos que 18 disparos, lo que le permitió mantener a raya a su ilustre adversario. A destacar su fenomenal estirada nada más comenzar la segunda parte para despejar con la mano el cabezazo de Shinji Okazaki justo antes de que cruzara la línea de meta, sin olvidar su valiente acción en la ocasión de Keisuke Honda momentos después.

"Indudablemente, es uno de los partidos más memorables de mi carrera", explicó Mahbud a FIFA.com. "Mis compañeros opinan lo mismo, porque Japón es uno de los mejores países de Asia en lo que a fútbol se refiere. Para nosotros fue algo especial lograr un resultado tan bueno contra un equipo plagado de figuras afincadas en Europa y en su propio feudo. El encuentro nos dio muchísima confianza".

De los Cachorros a los Leones
Con su buen hacer, Mahbud ha demostrado ser uno de los mejores guardametas de la región, no obstante, pocos saben que comenzó de delantero. Nacido en el seno de una familia apasionada por este deporte, se formó como atacante durante su infancia bajo la atenta mirada de su padre, exfutbolista amateur. Pero un accidente durante un torneo infantil cambió para siempre las cosas.

"Nuestro portero causó baja en un partido y necesitábamos urgentemente un sustituto", rememoró el cancerbero del LionsXII, quien conquistó con su club la liga y la copa de Malasia en 2013. "Me ofrecí voluntario y casualmente me vio Kadir Yahya, que en aquella época era entrenador en la Academia Nacional de Fútbol. Fui a una prueba con la selección sub-15, la pasé y me eligieron".

Mahbud fue a más en su nueva demarcación con el combinado juvenil, conocido por el sobrenombre de los* Cachorros. Posteriormente se incorporó al sub-23 antes de debutar en 2011 con la selección absoluta, que recibe el apodo de los Leones*, en un amistoso contra Chinese Taipei. Su bautismo de fuego en la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA se produjo poco después, frente a Malasia, de camino a Brasil 2014. El comienzo no pudo ser mejor, dado que se impusieron a su eterna rival a doble partido y consiguieron el pase a la tercera ronda por primera vez en su historia.

Mahbud fue suplente en la decepcionante campaña de Singapur en el Campeonato de Fútbol de la ASEAN, en el que los suyos no lograron superar la fase de grupos, a pesar de ser los defensores del título. Con todo, recuperó la titularidad en el primer choque de las eliminatorias para Rusia 2018, una victoria por 0-4 frente a Camboya, disputado antes del histórico empate con Japón.

"No soy alto, pero mi distribución y mis reflejos son buenos", aseveró el arquero, de 1,80 metros de estatura, cuyo ídolo es el emblemático exportero de Dinamarca Peter Schmeichel. "Mantengo la calma, la sangre fría y no pierdo la concentración durante los partidos. Dicho esto, no estaría donde estoy hoy de no ser por la orientación de todos mis entrenadores".

Nuevas aspiraciones
El próximo compromiso de Singapur en la competición preliminar es un desplazamiento contra Siria, que atraviesa un gran momento de forma y es una rival directa por la segunda plaza, por detrás de Japón. Un triunfo reforzaría el liderato de los Leones dentro de un Grupo E en el que también está encuadrada Afganistán.

"Ya nos hemos enfrentado a Siria antes y sabemos qué esperar de ellos", apuntó nuestro protagonista acerca de su siguiente duelo. "No deberíamos tenerles miedo. Siria derrotó a Afganistán por 0-6 en la primera jornada y nosotros hicimos lo propio con Camboya por 0-4. Este partido se disputará en campo neutral, de modo que intentaremos aprovechar la oportunidad para cuajar un buen resultado. Singapur nunca ha superado la tercera fase de la competición preliminar de la Copa Mundial. Nuestro objetivo es tratar de llegar más lejos".

Notas recomendadas