FIFA Congress

Mochilas de emergencia cardiorrespiratoria en todo el mundo

Las probabilidades de que futbolistas de todo el mundo sobrevivan a una parada cardiorrespiratoria sobre el campo aumentarán significativamente tras el anuncio difundido este 31 de mayo de que las nuevas Mochilas de Emergencia Médica de la FIFA (FMEB, por sus siglas en inglés) van a distribuirse por las 209 asociaciones miembros.

Durante la presentación de la mochila FMEB a los delegados del congreso, el Jefe Médico de la FIFA, el profesor Jiří Dvořák, declaró asimismo que se capacitará al personal médico y de primeros auxilios a pie de campo para utilizar esta tecnología capaz de salvar vidas. El elemento clave de la FMEB es el desfibrilador externo automático (DEA), claramente visible en un bolsillo transparente en la parte delantera de la mochila. Este dispositivo portátil puede diagnosticar in situ problemas cardiacos, y la desfibrilación puede iniciarse inmediatamente si los latidos del corazón son débiles, irregulares o inexistentes. La mochila también contiene un vídeo con instrucciones y un kit de emergencia médico.

"El uso global de los desfibriladores es una de las principales prioridades de la FIFA en nuestra lucha por prevenir las muertes por parada cardiorrespiratoria sobre el terreno de juego", ha explicado Michel d’Hooghe, Presidente de la Comisión de Medicina de la FIFA. El profesor Dvořák agregó: "La alta calidad del equipamiento en cada una de estas mochilas se presenta como un estándar, y es una primicia en el mundo del deporte. Esperamos que las Mochilas de Emergencia Médica de la FIFA enseñen el camino para que otras federaciones deportivas adopten sus propias mochilas de seguridad".

Grandes avances para salvar más vidas
De manera conmovedora, se recordó a los delegados del congreso el inminente 10º aniversario de la muerte de Marc-Vivien Foé, el centrocampista internacional camerunés que sufrió un fatal ataque al corazón sobre el césped a la edad de 28 años durante un partido de la Copa FIFA Confederaciones Francia 2003 disputado en Lyon. Otro caso que se mencionó es el de Fabrice Muamba, que sufrió una parada cardiaca mientras jugaba un encuentro de cuartos de final de la Copa de Inglaterra en marzo de 2012. Muamba se recuperó pese a que su corazón dejó de latir durante más de una hora, gracias en parte a la acción rápida del personal médico, que utilizó un desfibrilador en la banda.

En el decenio transcurrido desde el fallecimiento de Foé, el Centro de Evaluación e Investigación Médica de la FIFA (F-MARC) ha colaborado con investigadores punteros en medicina deportiva para introducir nuevas medidas encaminadas a combatir la parada cardiorrespiratoria. Actualmente se llevan a cabo exámenes médicos previos de todos los jugadores en todas las competiciones de la FIFA, con objeto de identificar a los más predispuestos a sufrir este tipo de problemas. El F-MARC ha desarrollado asimismo programas educativos para médicos y personal médico deportivo a fin de proporcionar la respuesta inmediata y el tratamiento adecuado de la parada cardiorrespiratoria en los minutos críticos tras el ataque.

El kit médico que salva vidas está metido dentro de una mochila elegida por el equipo de F-MARC tras exhaustivas investigaciones sobre el diseño más resistente. Los ejércitos de Estados Unidos y de Sudáfrica utilizan actualmente un modelo de mochila similar.

Además de ser distribuidas entre las 209 asociaciones miembros de la FIFA, las Mochilas de Emergencia Médica de la FIFA también serán introducidas a pie de campo en todos los estadios de la Copa FIFA Confederaciones en junio de 2013, gracias al apoyo del patrocinador oficial de la FIFA Johnson & Johnson.

Explora este tema

Notas recomendadas