Irlanda

El momento cumbre de Pat Bonner

Packie Bonner celebrates after saving a penalty kick in the 1990 FIFA World Cup
© Getty Images
  • Pat Bonner cumple 60 años este domingo 24 de may
  • Aún sigue impactado por el impacto de aquel penal en Italia 90
  • Cree que esa gesta deportivo ayudó a unir al pueblo irlandés

Hay futbolistas que siempre serán recordados por un único momento de su carrera futbolística. Los más desafortunados pueden ver cómo una brillante trayectoria se ve completamente eclipsada por un embarazoso gol en propia puerta o un penal malogrado en un partido decisivo.

Por suerte para Pat Bonner, él pertenece a otra categoría mucho más propicia. Y es que el nombre del venerado guardameta irlandés está invariablemente ligado al de un memorable paradón.

Aunque no fue, ni mucho menos, la mejor intervención de su carrera. Antes y después de aquel momento cuajó actuaciones brillantes en sus 80 convocatorias para la selección de Irlanda y en sus 642 partidos con el Celtic de Glasgow, su club de toda la vida.

Aun así, ninguna ha sido tan trascendental ni tan recordada como el instante en el que atajó el penal ejecutado por el rumano Daniel Timofte, que supuso el pase de Irlanda a los cuartos de final de Italia 1990.

La gesta se convirtió en un punto de inflexión para todo el país, de hecho, cualquier irlandés recuerda exactamente dónde se encontraba cuando "Packie" Bonner hizo historia.

Para el recuerdo

"Aún me sorprende el impacto que tuvo aquella parada", declaró Bonner a FIFA.com. "No pasa un día sin que alguien se acerque a mí para hablar de aquel momento y darme las gracias. No exagero si le digo que esa intervención en particular cambió mi vida para siempre, por lo menos en lo que al reconocimiento se refiere".

"Es algo muy bonito, aunque a veces me dan ganas de decir ‘¡Oiga, que también hice otras paradas! Pero me siento muy afortunado porque aquella campaña de la Copa Mundial logró algo único y muy especial, unir a todo el país".

Aquí se necesita algo de contexto. Bonner se encarga. "En aquella época, nuestra economía estaba fatal, había un ambiente de pesimismo, y creo que vernos en Italia, enfrentándonos cara a cara a los mejores del mundo, hizo cambiar la mentalidad de toda la nación. El fútbol puede ser así de importante, de eso no me cabe la menor duda".

Cuando el equipo de Jack Charlton regresó de Italia, alrededor de 500.000 personas abarrotaron las calles de Dublín para hacer saber a los jugadores lo importante que había sido su actuación en la cita mundial, unas escenas que Bonner nunca olvidará.

Republic of Ireland keeper Pat Bonner saves a penalty against Romania at Italy 1990.
© Others

Explora este tema

Notas recomendadas