Montserrat espera y sueña

Montserrat's national team poses for a group picture
© Others

Montserrat se prepara para uno de los días más importantes en su historia futbolística. El próximo miércoles, la selección de esta pequeña isla caribeña tendrá el honor de inaugurar el proceso clasificatorio rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ ante su similar de Belice, y su selección ya está lista para responder al desafío.

Sin importar que la mayor parte de los habitantes de la isla hayan tenido que emigrar por una erupción volcánica, ni tampoco que el partido deba disputarse en Trinidad y Tobago porque el estadio en Montserrat aún no esté listo, los isleños esperan sorprender al mundo. Y, en entrevista con FIFA.com, su entrenador Kenneth Dyer y su estrella Antony Griffith comparten sus ilusiones antes del trascendental encuentro.

Un esfuerzo colectivo
Pocos conocen las vicisitudes y el esfuerzo que ha realizado el equipo caribeño para llegar a esta instancia como el técnico Kenny Dyer. Como muchos de los integrantes de su escuadra, el ex jugador del Ethnikos Akhnas chipriota nació en Inglaterra, pero decidió representar a Montserrat, su país de adopción. De hecho, hasta hace el año pasado combinaba la cancha con los banquillos, ¡a los 46 años!

Pero las cosas han cambiado, sobre todo porque la configuración del equipo ha mejorado notablemente. “Es el mejor Montserrat que he dirigido”, reconoce el técnico. “A finales de 2010 jugamos la Copa del Caribe. No nos fue muy bien, pero desde entonces hemos recibido a varios jugadores nuevos, de ligas importantes, y el equipo se ve realmente bien”.

Antes de abundar sobre su escuadra, Dyer explica las circunstancias del futbol en Montserrat. “Es uno de los equipos con más bajo ranking en la clasificación de la FIFA, sobre todo porque no jugamos muchos partidos, pero quiero que eso cambie. Sé que hay mucho talento, y el roce internacional va a hacer que el futbol en la isla crezca muchísimo”, señala con esperanza.

Y es que la situación de Montserrat no es nada fácil. A partir de 1995, el volcán Soufriere Hills entró en actividad y obligó a emigrar a casi toda la población de la isla. “Sólo quedan 6.000 habitantes ahí”, señala el técnico, “aunque en el aspecto futbolístico eso tuvo un lado positivo inesperado, ahora tenemos varios jugadores en el extranjero, que nos ayudan a tener un mejor nivel”.

Así, algunos futbolistas de la actual selección participan en clubes de Gran Bretaña, Estados Unidos y hasta Australia. Y el equipo se ha preparado a tope para esta serie, como señala el técnico. “Tuvimos ya dos campamentos de entrenamiento en Londres, que me ayudaron a descubrir más jugadores, y antes del partido ante Belice jugamos dos encuentros amistosos en Trinidad y Tobago”.

Es precisamente en este país donde se jugará el partido, porque el nuevo estadio de Montserrat aún no está listo para albergar partidos internacionales. “Es una lástima, porque tenemos una cancha que me atrevería a decir es de las mejores de región, pero los vestidores no estaban listos. La idea es dar la sorpresa y poder jugar la siguiente ronda enfrente de nuestro público”.

El regreso a los orígenes
La estrella del equipo de Montserrat se llama Andy Griffith. Nunca ha disputado un partido con la selección verde oliva, pero su participación en el Port Vale de la liga inglesa ya lo hace tener uno de los perfiles más altos en la historia del equipo. Nacido en Inglaterra, pero de padre caribeño, el mediocampista rebosa orgullo.

“Es un sentimiento especial”, confiesa. “Habrá muchos nervios y tensión entre los jugadores, sobre todo porque hay muchos jóvenes en el equipo. Pero todos entendemos que va a ser una gran experiencia y estamos listos para enfrentar el desafío. Hemos estado geniales en los entrenamientos, y la atmósfera es excelente, tanto de los locales como los que venimos de afuera”.

Para Griffith, jugar en la escena internacional es un privilegio, y más en un partido de esta envergadura. “Lo he visualizado ya varias veces en mi cabeza, y estoy convencido de que vamos a ganar. Además, es una buena oportunidad para mostrarnos al planeta. Estamos hablando del Mundial a final de cuentas y uno nunca sabe quién estará viéndolo. Puede ser una gran oportunidad”, considera, para finalizar la charla.

La escena está lista, y pese a todas las circunstancias, Montserrat destila esperanza. Técnico y jugadores están listos para poner a rodar el balón y empezar a escribir una nueva historia llena de éxitos, el primer obstáculo se llama Belice, y el próximo miércoles habrá llegado la hora de dar el salto definitivo.

Notas recomendadas

The World Cup trophy

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Partidos eliminatorios en la CONCACAF

26 abr. 2011

Montserrat's players warm up during a training session

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Los modestos ponen rumbo a Río

13 jun. 2011

Maracanã Stadium as viewed from Corcovado

Copa Mundial de la FIFA 2014™

El turno de Brasil

21 oct. 2010