FIFA Congress

El nacimiento del fútbol en Mauricio

Mauritius, 12.9.2004
© Foto-net

El fútbol, el deporte más popular de Mauricio, entró en la isla a principios del siglo XX de la mano de los colonos británicos. Muy pronto surgieron clubes por todo el territorio. Muchos de ellos, como en Inglaterra, nacieron en las universidades, entre las que destacaban el Royal College de Curepipe y el Saint-Joseph College; y otros, en las diversas comunidades que conformaban la sociedad mauriciana de la época. A veces, los nombres de dichas entidades aludían a sus orígenes étnicos, como el Dragons chino, o procedían de símbolos nacionales, como el Dodo Football Club (por el ya extinguido dodo que únicamente habitaba en la isla de Mauricio).

El fútbol se organiza
Gradualmente, los clubes y los líderes del fútbol mauriciano empezaron a organizarse en estructuras oficiales, lo que propició la creación en 1935 de la liga nacional. La otra gran competición del país, la Copa de la República, se inauguró en 1957.

También se montó una selección nacional, conocida con el nombre de Club M, que disputó su primer partido en 1947 contra un equipo de Reunión. Entre 1947 y 1963, el combinado se proclamó en diez ocasiones campeón del Triangular de los Juegos del Océano Índico (precursor de los Juegos entre las Islas del Océano Índico).

Lógicamente, hacía falta un organismo que coordinara todas sus actividades, y en 1952 se fundó la Asociación Mauriciana de Fútbol (MFA). Diez años después, la MFA se afilió a la CAF (Confédération Africaine de Football) y posteriormente, en 1964, a la FIFA. También era preciso disponer de un recinto que albergara los partidos de la selección nacional y, por consiguiente, en 1955 se construyó el estadio George V en la ciudad de Curepipe.

Pese a tantos progresos, su escaso tamaño ha impedido al país desempeñar un papel importante en los escenarios futbolísticos continentales. Mauricio ha participado una sola vez, en 1974, en la Copa Africana de Naciones. En 1985 ganó los Juegos de las Islas del Océano Índico.

¿Una nueva era para el fútbol mauriciano?
En 2001, la Ley de los Deportes revigorizó el fútbol del país. En primer lugar se decidió que los clubes de la liga nacional, que comprende tres divisiones, se organizaran siguiendo un criterio geográfico, en lugar de por raíces étnicas. En segundo lugar, la MFA se entregó con ímpetu al fútbol juvenil. Por encima de todo, la asociación perseguía el objetivo de incrementar su participación en el fútbol internacional y en el deporte en general.

En 2003, Mauricio organizó los Juegos de las Islas del Océano Índico en un estadio George V totalmente renovado para el certamen. La selección Club M aprovechó al máximo el factor campo para volver a triunfar en el torneo de fútbol. En mayo de 2013, como continuación de su voluntad por aumentar su presencia en los escenarios futbolísticos internacionales, la MFA se convertirá en anfitriona del LXIII Congreso de la FIFA.

Explora este tema

Notas recomendadas