Copa FIFA Confederaciones 2009

Parker, un héroe redimido

Bernard Parker celebrates
© Getty Images

Bernard Parker fue, sin duda, el hombre de la noche en que Sudáfrica ganó su primer partido en la Copa FIFA Confederaciones. El delantero, que había sido señalado por sus problemas en la definición durante el primer encuentro de los Bafana Bafana frente a Irak, respondió a los cuestionamientos con una actuación casi impecable ante Nueva Zelanda, en la que marcó dos tantos y se convirtió en el Jugador Budweiser del Partido.

Recuperada la calma tras los intensos acontecimientos del miércoles, el número 17 de los locales recibió a FIFA.com para hablar sobre su participación en el estadio Royal Bafokeng, y el futuro del equipo en la competición. Con candidez y franqueza, Parker respondió a todas y cada una de las preguntas y dio prueba de un optimismo a toda prueba de cara a sus próximos retos.

Sacudirse los nervios
La primera pregunta era obligada. En el duelo inaugural, Parker estuvo muy desafortunado frente al marco, llegando incluso a bloquear con su cuerpo un disparo que hubiera significado el gol del triunfo para los locales. Así, tenía algo que demostrar en Rustenburg la noche del miércoles. "Contra Irak todos estábamos un poco nerviosos," reconoce. "Yo lo intenté mucho en ese partido, tal vez demasiado, quería anotar un gol como fuera. Estaba muy ansioso, y quizá por eso fue que fallé varias oportunidades e impedí el gol en esa jugada. Pero ante Nueva Zelanda, al saber que aún tenía la confianza del técnico e iba a estar en el once inicial entendí que iba a tener una buena actuación."

El atacante del Estrella Roja serbio salió con la misma determinación, pero con la cabeza más fría, y sus últimas inquietudes desaparecieron cuando vio su disparo sacudir las redes neozelandesas al minuto 21. "Sí, fue un gran alivio, después del gol mi confianza aumentó, me sentí mucho más tranquilo y de hecho eso fue lo que me permitió anotar el segundo, que no fue un gol común y corriente."

En efecto, fue un gol poco convencional el que confirmó la ventaja de los locales y los encaminó a su primera victoria en la competición. Como en el primer tanto, se trató de una combinación entre Steven Pienaar, Tsepo Masilela y Parker, que definió de una manera extraña pero efectiva. "Estaba esperando el centro de nuestro lateral izquierdo y por eso piqué a primer poste", revela, "pero él le pegó demasiado fuerte así que en lugar de meter la pierna como tenía planeado tuve que poner el cuerpo. Por suerte la pelota me pegó en el lugar correcto y se metió a la portería."

Alegría y confianza
Tras la anotación, el delantero corrió hacia la tribuna golpeándose el brazo izquierdo con el derecho. Otro detalle poco convencional que Parker no duda en explicar. "La celebración fue para mis amigos en casa, aquellos en los que pienso y que quiero que se sientan orgullosos de mí, es una especie de saludo que hacemos entre nosotros y que me vino a la mente en el momento que vi que la pelota entraba en la portería."

Ese entusiasmo no sólo forma parte de la personalidad de Parker, sino que es compartido por todos los jugadores sudafricanos. Antes del partido ante los neozelandeses se pudo apreciar como los Bafana Bafana se motivaban con cantos y bailes. "Es parte de nuestra cultura, de nuestra personalidad. Sabemos que el fútbol es un juego y a los sudafricanos nos gusta divertirnos en los partidos. Por eso lo hicimos, cantar y bailar, eso nos da alegría y motivación. ¡Además nos funcionó!", afirma el delantero.

Ahora se viene el partido más complicado del torneo para los locales. Para avanzar a las semifinales, necesitan tan sólo un punto, pero deberán conseguirlo ante España, un equipo que ha ganado sus últimos 14 encuentros. Parker, sin embargo, no pierde la confianza. "Es el mejor equipo del mundo, campeón europeo y favorito para ganar el torneo. Sabemos con son grandes estrellas, y estamos muy motivados. Eso no nos va a poner nerviosos, al contrario, aumentaremos nuestro nivel, tendremos aún más confianza", señala.

Así, un empate separa a los Bafana Bafana de la gloria. ¿Misión imposible? Antes de despedirse, Parker deja en claro que no. "Estoy seguro de que vamos a conseguirlo. Estamos jugando bien, tenemos buena condición física, llegamos muy motivados y tendremos el apoyo de nuestro público. Pero más allá de eso, estamos obligados a hacerlo, no tenemos opción."

Explora este tema

Notas recomendadas

Bernard Parker (RSA)

Copa FIFA Confederaciones 2009

Bernard Parker (RSA)

18 jun. 2009

Zakumi, the 2010 FIFA World Cup mascot in the stadium for the Group B FIFA Confederations Cup match between the USA and Italy

Copa FIFA Confederaciones 2009

Zakumi celebra su "cumple"

16 jun. 2009