En Vivo

Phiri prende las Llamas

Malawi national football team coach Kinnah Phiri (C) leads a training session
© AFP

Malaui está a punto de alcanzar un nuevo hito futbolístico. Su victoria a domicilio sobre Chad el 8 de octubre les valdría a las Llamas su segunda participación consecutiva en la Copa Africana de Naciones y otro ascenso por el escalafón de las selecciones africanas. La comparecencia de Malaui en Angola 2010 llegó 16 años después de su última aparición en el campeonato continental, en Costa de Marfil 1984. Su inmediato retorno a la prueba reina africana este año sería una clara señal de progreso constante en un país que hasta ahora había mantenido un perfil muy bajo en el deporte rey.

El ex futbolista internacional Kinnah Phiri entrenó a la selección de Malaui que accedió al último certamen. En una profesión continuamente expuesta a las turbulencias propias de los resultados, Phiri ha mantenido su trabajo y ha seguido construyendo sobre los cimientos de su anterior éxito. Si suma los tres puntos en el árido caldero de Yamena, su equipo finalizará invicto pero segundo en el Grupo K por detrás de Botsuana, es decir, con un billete en el bolsillo para la fase final de la Copa Africana de Naciones de 2012 en Gabón y Guinea Ecuatorial. Actualmente Malaui cuenta con 11 puntos tras dos victorias y cinco empates, y está igualado con Túnez, que disputará un partido en casa al mismo tiempo contra Togo. Como Malaui goza de un mejor balance en sus enfrentamientos mutuos con los tunecinos, solo necesita preocuparse por ganar para obtener lo que busca.

"El partido contra Chad va a ser muy peliagudo", reconoce el técnico, uno de los ex futbolistas históricos de Malaui, que se aproximaba al ocaso de su carrera cuando su país se clasificó para su primera CAN en 1984. "Si nos fijamos en nuestro primer partido contra Chad, en el que les vencimos por 6-2 en nuestro campo, recordaremos que no fue fácil a pesar de lo abultado del marcador a nuestro favor. No se puede decir que sea un equipo pequeño, pues tiene algunos jugadores muy buenos. Y en esta época del año cabe esperar un partido arduo, porque creo que lo utilizarán como un medio de prepararse para el inicio de la fase de clasificación mundialista. Como digo, va a ser peliagudo". Aunque Phiri se apresura a puntualizar: "Con todo, estamos convencidos de que lo conseguiremos. Podemos asegurar que trabajaremos duro y que nos prepararemos como es debido".

Estructura en el fuego
Phiri tendrá a todos los miembros de las Llamas a su disposición salvo por las dudas que existen en torno al capitán Peter Mponda y al delantero estrella Esaú Kanyenda. Mponda no ha podido jugar desde que sufriera una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla en marzo, aunque está haciendo buenos progresos. "Lo he visto entrenar y, aunque todavía le falta confianza en las entradas, puede ofrecernos muchas cosas en otros aspectos del juego. Lo incluiré en la convocatoria y tomaré la decisión final cuando llegue el momento". Kanyenda se fracturó el brazo en los minutos iniciales del último clasificatorio de Malaui contra Túnez en Blantyre en septiembre. Le tuvieron que insertar un clavo después del empate sin goles para ayudar a que el hueso volviera a crecer. "No estoy seguro de si se sentirá en condiciones de jugar. De él depende", señaló el técnico en referencia al jugador domiciliado en Rusia.

Pero a excepción de los dos futbolistas que no tienen asegurado el viaje a Chad, el resto es un bloque bien consolidado que Phiri lleva entrenando durante más de tres años. "Nos las hemos arreglado para construir un equipo compacto a lo largo de los años", explica. "En realidad empecé configurando dos equipos, uno compuesto por jugadores afincados en el extranjero, y el segundo formado por los mejores talentos locales. Poco a poco he ido promoviendo a los valores locales y he ido descartando a algunos de los profesionales más veteranos. La transformación ha resultado bien".

Poco a poco he ido promoviendo a los valores locales y he ido descartando a algunos de los profesionales más veteranos. La transformación ha resultado bien.

"En Malaui siempre ha habido jugadores de gran calidad; simplemente necesitábamos más estructura y disciplina, que es lo que yo he aportado a este equipo. Como es lógico, participar en la última Copa de Naciones nos proporcionó un montón de experiencia, pero el hecho es que todo empezó en la fase de clasificación para el Mundial de 2010, cuando eliminamos a la RD del Congo y vencimos a Egipto en nuestro grupo. En la siguiente ronda también jugamos contra Costa de Marfil y Guinea, de modo que adquirimos la exposición adecuada a los mejores jugadores", añadió Phiri, cuya selección ha quedado encuadrada en el mismo grupo de la competición preliminar para Brasil 2014 que Nigeria.

"Pero nuestro mayor logro sería acceder a la Copa de Naciones en dos ediciones seguidas. Ya solo eso sería hacer historia para nosotros. Y si nos clasificamos para la Copa de Naciones, creo que mis hombres tendrán la experiencia necesaria para hacerlo mucho mejor, y tendrán la confianza suficiente para llegar lejos. Demostraremos que sabemos competir", concluye el seleccionador.

Explora este tema

Notas recomendadas

Al-Ahly's Mohammed Shawqi reacts after his team lost against Esperance of Tunisia

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2011

África ya tiene semifinalistas

19 sep. 2011