Canadá

Piette: “Es surrealista tener a Thierry Henry como nuestro entrenador”

Montreal Impact midfielder Samuel Piette (6) celebrates
© imago images
  • Samuel Piette afronta la pretemporada con Thierry Henry como nuevo entrenador
  • El Montreal Impact regresa a la Liga de Campeones de la Concacaf este mes
  • Piette habla con FIFA.com sobre la próxima campaña para su club y su selección

Para Samuel Piette, la temporada de 2020 promete ser una de las más emocionantes e importantes de su carrera. El mediocentro defensivo de 25 años acaricia su 50ª internacionalidad con Canadá, a la que ha capitaneado en varias ocasiones, y se dispone a afrontar su cuarta temporada en la Major League Soccer con el Montreal Impact, que tiene como nuevo entrenador a Thierry Henry.

Como ganador del Campeonato Canadiense de 2019, el Impact se prepara para su primera participación en la Liga de Campeones de la Concacaf en 5 años. Entrará en liza el 19 de febrero, con una visita al potente Saprissa costarricense. Por su parte, Canadá está intensificando sus últimos esfuerzos por acceder al novedoso Hexagonal inicial, con lo que daría un crucial paso adelante de camino a clasificarse para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™. De momento, los Canucks están fuera pero cerca de meterse, ya que figuran en el 73º lugar en la edición más reciente de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola a cuatro puestos de El Salvador, que obtendría el sexto y último billete para el Hexagonal.

FIFA.com contactó con Piette mientras el Impact iniciaba su pretemporada en Florida. Entre otras cosas, el de Montreal habla de sus primeras experiencias con su nuevo entrenador y de qué supone lucir el brazalete de capitán con su país.

¿Cómo describiría el estilo como entrenador de Thierry Henry y la química en el equipo mientras empezáis a trabajar juntos?

Por ahora bien. Aprenderemos de él –cómo es como entrenador y como persona– durante todos los entrenamientos. Pero por ahora se puede ver que es alguien que comunica mucho a todo el grupo desde la banda, tanto si estamos echando un partidillo como haciendo un ejercicio. Se pasea yendo de un jugador a otro para decirles cosas que ve que están haciendo bien, y cosas que deberían cambiar. Es muy positivo también. Nunca se muestra negativo. Siempre está buscando que mejoremos. Nunca quiere que uno esté regañándose a sí mismo, o con una actitud contraria hacia uno mismo.

Estamos aprendiendo cómo quiere jugar. Todavía es pronto para decir exactamente cómo queremos jugar. Con su estilo como entrenador, nuestros ejercicios son casi siempre con el balón. El año pasado hicimos mucha carrera continua, especialmente en la primera semana de la pretemporada. Ahora todo está relacionado con el balón y partidos, y eso es algo que aprecian los jugadores.

¿Qué se siente jugando para alguien con su impresionante currículo?

Es especial. La primera vez que lo conocí y lo tuve delante, mi primer pensamiento fue: “¡Cielo santo, es más alto de lo que esperaba! Es muy diferente a verlo por televisión. Soy un gran aficionado del Barcelona. Él jugaba en el que para mí es el mayor y mejor club del mundo; tenerlo ahora como entrenador, obviamente, es especial. Sinceramente, los primeros días fueron surrealistas; tenerlo en la banda entrenándonos. Pero ahora que lo estamos viendo cada día, hemos empezado a verlo como el entrenador del Montreal Impact; no cómo Thierry Henry el jugador. Está trabajando con nosotros y todos estamos juntos en esto.

El Impact fue subcampeón de la Liga de Campeones de la Concacaf en 2015. ¿Hablan de ello mientras el equipo se prepara para volver al torneo este año?

Hemos hablado de ello, pero tampoco quedan en este equipo muchos jugadores que participasen en la campaña de 2015; solamente Evan Bush y Anthony Jackson-Hamel, mi compañero de habitación. Hablamos de los momentos que vivieron estos chicos en 2015, y de lo importante que fue para el club y la ciudad. Todo el mundo estaba apoyando al equipo. Nos gustaría utilizar eso como motivación e intentar repetirlo este año. Pero creo que sería estúpido por nuestra parte pensar en ganar la final en este momento. Tenemos que concentrarnos en superar la primera ronda, antes que nada, lo cual será muy difícil contra un buen equipo.

En 2019 Canadá alcanzó nuevas cotas, incluido un histórico triunfo sobre Estados Unidos en la Liga de Naciones de Concacaf. ¿Cómo ha crecido la selección desde que forma parte de ella?

No sólo el equipo ha crecido mucho en los dos o tres últimos años, sino también todo el programa. Nuestro nuevo seleccionador, John Herdman, se pasó de la selección femenina a la masculina, y eso ha sido muy positivo para nosotros. Está intentando poner en práctica cosas que nos llevarán a subir de nivel. También tenemos algunos jugadores jóvenes con mucho talento: por ejemplo, Alphonso Davies, que juega en el Bayern de Múnich, y Jonathan David, que juega en Bélgica. Antes no teníamos ese tipo de jugadores, y especialmente tan jóvenes.

Creo que esta nueva generación de jugadores será muy útil para este país. Es bastante difícil clasificarse para el Hexagonal ahora que ha cambiado el formato. Hemos tenido un poco de mala suerte, pero sé que la gente está dispuesta a hacer todo lo que esté en su mano para llevarnos al Hexagonal. Sabemos lo importante que es.

Ya ha capitaneado a la selección unas cuantas veces. ¿Cuáles son sus funciones y responsabilidades en ese puesto?

Ser capitán te da más responsabilidades, pero para mí no cambia mi actitud con los chicos. Solo tengo 25 años; no soy el más joven, pero tampoco soy un veterano que lleve 15 años en la selección. Estoy un poco entre medias de las dos generaciones. Creo que soy un tipo amable y positivo y a la gente le gusta que esté ahí. Simplemente ser yo mismo, ser disciplinado y dar ejemplo dentro y fuera del campo –especialmente para estos chicos más jóvenes que se están incorporando al equipo–: creo que eso es algo que tienes que hacer. Pero también es algo con lo que debes disfrutar. Si lo ves solamente como un deber, entonces creo que no deberías llevar el brazalete de capitán.

Explora este tema

Notas recomendadas