Vietnam

Entrenadores extranjeros, una de las claves vietnamitas

Park Hangseo (VIE)
© imago
  • Vietnam no ha dejado de crecer en los últimos años
  • Ganó un título regional y está en 8vos de la Copa Asiática
  • El presidente de la federación habla de la política de seleccionadores extranjeros

“Elige al hombre sabio y síguelo”. Este antiguo proverbio vietnamita ha demostrado ser una representación precisa de la decisión del país de apostar por la experiencia extranjera para desarrollar su fútbol.

Se trata de una práctica habitual que se remonta varias décadas en el tiempo y que, a menudo, ha dado sus frutos. Pero nada comparable al éxito que está cosechando actualmente el técnico surcoreano Park Hangseo, que ha guiado a Vietnam hasta su primera Copa Asiática de la AFC en EAU 2019. Su única participación anterior (exceptuando a Vietnam del Sur) fue como coanfitrión hace doce años.

Pero Vietnam no sufrió pánico escénico y jugó con confianza en su estreno, la semana pasada, contra Irak. No en vano, se adelantó hasta dos veces en el marcador, pero acabó perdiendo 3-2 a manos de los campeones en la edición de 2007.

Pese a perder, a continuación, 2-0 ante la RI de Irán —una de las potencias del continente—, el combinado vietnamita derrotó el miércoles por idéntico resultado a Yemen, resultado que a la postre le permitió terminar en el tercer lugar del Grupo D y avanzar a octavos de final como uno de los cuatro mejores terceros.

“Park es uno de los seleccionadores extranjeros que más éxitos ha cosechado con nuestra selección en todos estos años”, asegura Le Khanh Hai, presidente de la Federación Vietnamita de Fútbol (VFF), a FIFA.com al término del último encuentro de la fase de grupos. “A sus órdenes, el equipo ha jugado con mucha determinación y ha conseguido logros importantes”.

Política de seleccionadores extranjeros

El primer intento de clasificación del Vietnam unificado fue para la Copa Mundial de la FIFA 1994™, fase en la que apenas pudo ganar un partido en ocho jornadas. Pese a la decepción, aquella campaña prendió la mecha de la pasión por el fútbol de este país.

Además, la VFF decidió iniciar entonces un proceso de desarrollo a largo plazo. Y fue en ese momento cuando se implantó la política de seleccionadores extranjeros, que se inició cuando el alemán Karl Heinz Weigang tomó las riendas de la selección en 1995.

“Comprendimos que, si queríamos mejorar, era necesario recurrir a los países más desarrollados en el mundo del fútbol para aprender de su pericia”, recuerda Le. “Le enviamos una invitación al señor Weigang y vino a Vietnam”.

Bajo la batuta del exseleccionador de Ghana, Vietnam no tardó en conseguir sus primeros éxitos, y acabó en tercer lugar en el Campeonato de Fútbol de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático 1996, torneo conocido entonces como la Tiger Cup.

Los seleccionadores extranjeros más destacados de Vietnam

  • Karl Heinz Weigang: 1995-97
  • Alfred Riedl: 1998-2000, 2003 y 2005-2007
  • Henrique Calisto: 2002 y 2008-2011
  • Edson Tavares: 1995 y 2004
  • Toshiya Miura: 2014-2016
  • Park Hangseo: 2017-actualidad

Posteriormente, tomó el mando el técnico austriaco Alfred Riedl —que guió a Vietnam hasta la final en la edición de 1998—, antes de que el portugués Henrique Calisto le relevara en el cargo en 2002. Ambos lograron buenos resultados en sus respectivas etapas al frente de Vietnam: Riedl llevó a los vietnamitas hasta los cuartos de final en la Copa Asiática de 2007, de la que fueron coanfitriones, y Calisto conquistó el primer título regional para Vietnam en el Campeonato de Fútbol de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático 2008.

En cualquier caso, Park está siendo, de largo, el seleccionador extranjero de mayor éxito. Desde su llegada, Vietnam ha hecho historia al alcanzar la final del Campeonato Sub-23 de la AFC en 2018, mientras que el combinado absoluto ganó su segundo título regional el mes pasado. Asimismo, el país participó en su primera Copa Mundial Sub-20 de la FIFA en 2017.

“Ganar dos ediciones del Campeonato de Fútbol de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático significó un espaldarazo muy importante para nuestro desarrollo”, apunta Le. “Proporciona motivación y ánimo tanto al entorno del fútbol como a los aficionados”.

“Proporciona, además, un orgullo nacional. Habría que atribuir estos logros a todos los que nos han ayudado, especialmente nuestro primer ministro, Nguyen Xuan Phuc, quien nos ha respaldado en nuestro intento por fomentar el desarrollo”.

“De la cooperación con estos seleccionadores extranjeros hemos aprendido la profesionalidad, la meticulosidad y la rectitud en los entrenamientos. Los conocimientos que hemos adquirido van más allá de los aspectos tácticos y técnicos, y ahora somos conscientes de la importancia de la mentalidad y la nutrición, por ejemplo”.

“Además, ellos comparten también su experiencia con entrenadores locales a través de seminarios técnicos. Como he dicho, deberíamos mantener esta política para llevar nuestro fútbol al siguiente nivel”.

Explora este tema