Mundial de Beach Soccer

Jorginho: "Ronaldinho hizo que mi despedida fuese inolvidable"

© João Vital / CBSB
  • Jorginho habla con FIFA.com de su increíble carrera en el beach soccer
  • “El rey de las bicicletas” se despidió con uno de sus característicos goles
  • Ronaldinho debutó a lo grande con Brasil en aquel partido

Jorginho, elegido tres veces mejor jugador de beach soccer del planeta y campeón de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA en 2005, iba a ser la figura indiscutible de aquel encuentro, el número 303 y último de su extraordinaria carrera de 25 años vistiendo los colores de la selección brasileña.

“El rey de las bicicletas” volvió a deslumbrar con un doblete, que incluyó uno de sus característicos goles acrobáticos de chilena, y alcanzó las 315 dianas vistiendo la camiseta canarinha, una cifra superada únicamente por Júnior Negão (318) y Neném (336).

Sin embargo, tuvo que compartir el protagonismo con su invitado de honor, autor de otros dos golazos, pero no le importó lo más mínimo.

“Que Ronaldinho viniese a mi despedida significó tanto para mí como ser elegido mejor jugador del mundo y ganar un Mundial”, explica Jorginho a FIFA.com. “La temperatura era de 40 grados, eran las 2:30 de la tarde, y le quemaban los pies, porque no está acostumbrado a jugar en la arena, como nosotros”.

“La generosidad de Ronaldinho, su confraternidad... es una persona fenomenal, además de uno de los futbolistas más grandes que haya habido nunca”.

Así pues, ¿cómo acabó convirtiéndose el estreno de Ronaldinho en el beach soccer, que todo el mundo pensaba que iba a limitarse a un cameo de 30 segundos, en un espectáculo emocionante?

“¡Porque es un genio!”, afirma Jorginho. “Empezó jugando 30 segundos, después un minuto y 30 segundos, y luego... cuando alguien es un genio, tiene que jugar”, reconoce.

“Se adaptó enseguida. Marcó un gol fantástico, y luego otro. Terminó el partido con tres goles. Fue maravilloso para todos los que estábamos allí y para toda la gente que lo veía por televisión”.

“Y que estuviesen mis ídolos Ronaldinho y Júnior, que fue quien me introdujo en este deporte, y Cláudio Adão, será algo que recordaré siempre. También me acompañaron mi esposa, Carla, mi madre, mi hermano, amigos que son como hermanos para mí, muchísima gente importante en mi vida”.

“La única que faltó fue mi hija, Giovanna, que está estudiando en Estados Unidos. Me hubiera gustado mucho tenerla allí. Pero en cuanto al resto, fue mucho más de lo que habría imaginado nunca”.

Y una carrera en las canchas de arena era algo que Jorginho ni siquiera imaginaba en 1993.

“Entonces estaba estudiando derecho”, recuerda el jugador, de 44 años. “Jugaba al beach soccer solo para divertirme”.

Un encuentro fortuito con el espectacular extremo izquierdo del legendario combinado brasileño que compitió en la Copa Mundial de la FIFA España 1982™ –y además en el cuarto de baño de una fiesta— lo cambiaría todo. Júnior invitó a Jorginho a entrenarse con el plantel de beach soccer de Brasil, que acababa de constituirse.

“De repente, tuve que tomar una decisión: decantarme por la abogacía o por el fútbol playa. Ya había aprobado tres semestres de mi licenciatura de derecho, pero tomé la decisión correcta”.

“De la noche a la mañana me vi recorriendo el mundo, jugando con estrellas que eran mis ídolos. Júnior, Zico, Paulo Sérgio, Edinho, Cláudio Adão, astros del fútbol [once]. Era un sueño. Tardé un poco en asimilarlo. Es algo por lo que estaré eternamente agradecido”.

Jorginho elogia a Júnior, Magal, Benjamin y al actual capitán de la selección brasileña, Bruno Xavier, describiéndolos como los mejores jugadores con los que defendió los colores de su país. Y al preguntársele cuáles fueron los mejores adversarios con los que se topó, responde: “Libramos grandes batallas con Portugal a lo largo de los años”.

Madjer y Alan eran jugadores fenomenales, como Hernani. Rusia también tenía una selección excelente, repleta de grandes jugadores”.

Brasil, que venció a Portugal por 4-3, a Italia por 8-4 y a Tahití por 6-0 en la final para alzar su primera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA en ocho años en Bahamas 2017, está ahora preparándose para afrontar la fase clasificatoria y poder defender su título en Paraguay en el mes de noviembre.

“Creo que Paraguay va a ser un importante aspirante al trofeo”, vaticina Jorginho. “Tiene una gran selección y un gran entrenador, Guga [Zloccowick], que sabe muchísimo de beach soccer. Paraguay ha progresado mucho en los últimos años y va a jugar delante de su público, así que yo espero que rinda a un gran nivel”.

“Rusia tiene una gran selección. E Irán también. Y no hay que olvidar nunca a Portugal. También hay que respetar a España, que tiene al mejor del mundo en estos momentos, Llorenç [Gómez]. Es un jugador excelente, que practica el estilo de beach soccer que a mí me gusta. Es inventivo y siempre busca marcar goles”, analiza.

“Aun así, en mi opinión Brasil está muy bien representado. Esta generación tiene mucha calidad y sus integrantes llevan muchos años jugando juntos. Creo que Brasil lo tiene todo para poder revalidar su título”.

¿Y podría ayudarle Ronaldinho a conseguirlo?

“Bueno, yo no puedo hablar por él, pero técnica y calidad no le faltan, eso seguro. Tiene esos atributos, y de sobra, así que depende de lo que él quiera hacer”, concluye.

Explora este tema

Notas recomendadas