Rétro 2020

Una huella en la historia y un vacío en nuestros corazones

Minute's silence for Diego Maradona
© Getty Images
  • Varios grandes del fútbol nos han dejado en 2020
  • Entre ellos cuatro campeones del mundo, como Maradona y Paolo Rossi
  • También hemos dicho adiós a entrenadores de renombre

En 2020 nos han dicho adiós varios grandes del deporte rey, exjugadores que escribieron algunas de las páginas más hermosas de la historia de la Copa Mundial de la FIFA™ o gigantes de los banquillos. FIFA.com ha elaborado una lista no exhaustiva de estos futbolistas y técnicos que dejaron una huella indeleble durante su carrera y un vacío inmenso a raíz de su marcha durante un año muy triste.

Genio, mito, monumento, leyenda, incluso dios para algunos: que cada uno elija el término que más apropiado le parezca para describir a Diego Armando Maradona, fallecido el 25 de noviembre a los 60 años. Resulta imposible enumerar aquí todas las gestas del astro argentino o los innumerables homenajes y muestras de respeto que recibió. FIFA.com ha decidido dedicarle pues una sección completa, que recopila todo lo que debemos saber sobre la desaparición de uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos:

Homenaje a Diego Maradona

Véase también

Homenaje a Diego Maradona

Unos días más tarde, el 9 de diciembre, nos dejaba también Paolo Rossi. Cuatro años antes del torneo de México 1986, que Maradona iluminó con su talento, el italiano había hecho lo propio en España 1982, conquistando asimismo el título y el premio al mejor jugador de la prueba. FIFA.com ha preparado otra página especial dedicada a “Pablito”, una de las leyendas del calcio y de la gran cita mundialista, a su carrera y a los homenajes que recibió:

Homenaje a Paolo Rossi

Véase también

Homenaje a Paolo Rossi

Este año se ha visto marcado igualmente por el fallecimiento de dos campeones del mundo ingleses, el defensa Jack Charlton y el centrocampista Nobby Stiles, que alzaron el trofeo ante su público en la edición de 1966. El primero, hermano mayor del legendario Bobby Charlton, acumuló 35 internacionalidades con los Tres Leones y pasó toda su carrera —21 años entre 1952 y 1973— vistiendo los colores del Leeds United. Como entrenador logró también la hazaña de clasificar a la República de Irlanda para su primera UEFA EURO, en 1988, y sus primeras Copas Mundiales de la FIFA, las de 1990 y 1994.

El segundo pasó la mayor parte de su carrera en el Manchester United y se incorporó a la selección inglesa un año antes del torneo que iba a jugar en casa. Disputó todos los partidos íntegros y se distinguió especialmente en la semifinal anulando nada menos que a Eusébio, máximo goleador del certamen.

Y del mismo modo que Inglaterra 1966 ha sido el episodio más bello de la historia de los Tres Leones, continúa siendo un mal recuerdo para Alemania, subcampeona, y su guardameta Hans Tilkowski, testigo privilegiado del célebre tiro de Geoff Hurst que golpeó el larguero y se convirtió en el gol más polémico de la historia del torneo. El arquero de la Mannschaft se apagó el pasado 5 de enero, llevándose sin duda consigo la convicción de que el balón no había superado la línea de meta… El autor de aquel disparo quiso rendirle homenaje:

Otro finalista del Mundial que nos ha dejado este año es Rob Rensenbrink, uno de los mejores futbolistas neerlandeses de la historia, a quien posiblemente el título se le escapase por culpa del palo: en los últimos minutos de la final de Argentina 1978 —cuatro años después de la que Países Bajos había perdido contra Alemania—, un tiro suyo dio contra el poste de Ubaldo Filliol cuando el marcador señalaba un 1-1. En la prórroga, la Albiceleste terminaría imponiéndose por 3-1... “Voy a seguir pensando en eso hasta que muera”, confesó un día. Nos dejó el pasado 24 de enero.

Los Oranje deslumbraron al mundo en las ediciones de 1974 y 1978, que Inglaterra tuvo que ver por televisión, al no poder clasificarse ni aun contando en sus filas con el guardameta del Liverpool, por aquel entonces imbatible en Europa. Ray Clemence, campeón de las Copas de la UEFA de 1973 y 1976 y de las Copas de Europa de 1977, 1978 y 1981, viajaría por fin al Mundial en 1982. El antiguo meta de los Reds y del Tottenham se reconvertiría en 1996 en preparador de porteros de su selección, un puesto que ocupó hasta 2012, cuando se le diagnosticó un cáncer de próstata. Tras quince años de lucha, la enfermedad acabó con su vida en noviembre de 2020.

Football, 1978 World Cup Final, 25th June 1978, Buenos Aires, Argentina, Argentina 3 v Holland 1, (aet), Holland's Rob Rensenbrink takes on the Argentina defence
© Getty Images

Una sola participación en el Mundial es también el registro que presenta Irak. En México 1986, los iraquíes perdieron sus tres compromisos, ante Bélgica, México y Paraguay, pero vivieron un momento histórico cuando Ahmed Radhi perforó la meta de los Diablos Rojos. El exdelantero, autor del único gol iraquí en la historia del torneo y auténtica figura de su selección, con 62 tantos en 121 internacionalidades, falleció en junio a causa del COVID-19.

Otro jugador elevado a la categoría de héroe nacional por haber firmado la primera diana de su país en la cita mundialista es el senegalés Papa Bouba Diop, que entró en la historia de los Leones de la Teranga al anotar el gol de la victoria de los suyos por 1-0 contra Francia, defensora del título, en Corea/Japón 2002. A la edad de 42 años, 18 después de su gesta, el excentrocampista falleció el 29 de noviembre por una esclerosis lateral amiotrófica.

En el cuerpo técnico del combinado francés estaba aquel año Bruno Martini, entrenador de porteros. El exguardameta, internacional en 31 ocasiones, nos dejó en la noche del 19 al 20 de octubre a los 58 años, tras pasar varios días hospitalizado por una parada cardiaca. La selección francesa ha tenido un 2020 especialmente triste, ya que este año ha dicho también adiós a dos exseleccionadores.

Michel Hidalgo murió el 26 de marzo, cuatro días después de cumplir los 87 años. Se hizo cargo de los Bleus en 1976 y poco a poco transformó una selección entonces moribunda en un cuadro temible, clasificándola para el Mundial de 1978, lo que puso fin a doce años de ausencia del torneo. En la siguiente edición, la de España 1982, Hidalgo conduciría a Francia a semifinales, donde sufrió un doloroso revés ante Alemania.

Otra experiencia amarga al frente del conjunto tricolor fue la de Gérard Houllier con la traumática eliminación en la competición preliminar de EE UU 1994 en el último minuto de la última jornada, contra Bulgaria. Sin embargo, cuando falleció a mediados de diciembre, por complicaciones cardiacas, los hinchas de París Saint-Germain, Liverpool y Lyon, con los que ganó numerosos trofeos, prefirieron quedarse con los magníficos recuerdos que les dejó.

Y problemas del corazón se cobraron también la vida de Alejandro Sabella el pasado 8 de diciembre. Quien fuera seleccionador de Argentina entre 2011 y 2014 falleció a los 66 años, apenas seis después de situar a la Albiceleste en la final del Mundial de 2014, que los argentinos perderían en la prórroga frente a Alemania (1-0). Unos años antes ya había alcanzado —y perdido— la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2009 con Estudiantes de La Plata, tras ganar la Copa Libertadores.

Por último, el serbio Ilija Petkovic formó parte de la selección de Yugoslavia en el Mundial de Alemania 1974. Más tarde se convertiría en seleccionador y logró clasificar a Serbia y Montenegro para la edición de Alemania 2006. En 2020 fue una de las demasiadas víctimas de la pandemia de COVID-19.

Transmite el mensaje: cinco pasos para eliminar el coronavirus

Véase también

Transmite el mensaje: cinco pasos para eliminar el coronavirus

Explora este tema

Notas recomendadas