Copa Mundial de la FIFA™

Valbuena: "Mi físico creó dudas en mucha gente"

© Getty Images

Mathieu Valbuena es actualmente un pilar de la selección francesa. El centrocampista ofensivo de 30 años, protagonista en el brillante regreso de la selección francesa a los terrenos de juego al transformar un sensacional lanzamiento de falta contra Portugal (1-0), y que suma ahora ocho goles en 50 internacionalidades, es un infatigable dinamitero de las defensas contrarias, y se distingue por un derroche de energía y una generosidad que imponen respeto. 

Aun así, como explica en esta entrevista exclusiva con FIFA.com, ha tenido que pelear más que nadie para llegar hasta aquí. A los 18 años fue descartado por su centro de formación, que lo consideraba demasiado pequeño, pero se aferró a su sueño y a su pasión para ir convenciendo uno a uno a sus entrenadores, compañeros e hinchas, “a base de trabajo y abnegación”, hasta convertir su 1,67 m de estatura y su garra en unas bazas que le han permitido desarrollarse plenamente y auparse al más alto nivel.

*Mathieu Valbuena, sabemos que su pasión por el fútbol nació cuando era niño e iba a Barcelona con su padre. ¿Cómo fue aquella época? 
*
Es cierto que siempre iba de vacaciones a España, el país de origen de mi padre, y nunca dejaba de ir al Camp Nou. Este estadio, que entonces tenía un aforo de 115.000 localidades, me impresionaba. Siempre iba al museo, a ver la bota con la que Ronald Koeman marcó en la final de la Liga de Campeones de la UEFA 1992, el Balón de Oro de Stoitchkov… Para mí era algo extraordinario, y no perdía la oportunidad de ir a admirar todo eso. Únicamente tuve la ocasión de ver un partido, pero muchas veces iba a las presentaciones de jugadores, seguidas de entrenamientos, y siempre había nada menos que 40.000 espectadores. Ya sentía esa pasión, pero son cosas que me dieron todavía más fuerza y garra para llegar a convertirme en profesional. En mi habitación siempre tenía, junto a la cama, encima de la mesilla de noche, una gran postal del Camp Nou en la que había dibujado mi sueño: ¡regatear a diez jugadores y marcar! 

*¿Qué jugadores le marcaron más? 
*
Mi ídolo siempre fue Ronaldo, el* Fenómeno*, que hacía cosas increíbles con el balón. También estaban Romario y Rivaldo, que me hacían soñar y dieron muchas alegrías al Barça. Tenían un juego distinto al de los demás, eran genios del fútbol. Esos son los jugadores que le hacen soñar a uno de niño, que consiguen que se diga que el fútbol es hermoso y que suscitan pasión por este deporte. 

*Y hablando de usted, tiene la imagen de ser alguien que ha tenido que pelear más que los demás para triunfar. ¿Por qué?
*
Las cosas nunca me resultaron fáciles, por mi físico, que creó dudas a mucha gente. Me formé en el Burdeos, al que llegué con ocho años. Pasé allí toda mi formación, y a los 18, en el momento de pasar del filial al equipo profesional, eso supuso un freno para ellos. Era por mi estatura, o quizás porque en aquel momento no estaba listo para afrontar el reto físico. Me fui y tuve que terminar mi formación en otro sitio, en clubes de menos renombre y más amateurs. Fue duro, porque cuando se pasa de entrenamientos todos los días a sesiones dos veces a la semana, uno tiene que entrenarse en solitario para seguir creyendo en su sueño. Quedar descartado a los 18 años no anima mucho, pero yo me esforcé al máximo y no me rendí. Son cosas que me endurecieron.

*¿Y cómo reaccionó en aquel momento?
*
Lloré. Me entristecí mucho, porque tuve la sensación de que todo se venía abajo en un instante. Pero mis padres, mi padre sobre todo, fueron quienes me impulsaron a creer en ello. Me dijeron que todavía era joven, que tenía que trabajar y pasar por otras etapas para formarme y conseguirlo. Pasé por el Langon y luego por el Libourne, donde también me costó mucho trabajo afianzarme, pero siempre he sabido alcanzar mis metas. Lo que me dio fuerza fue mi capacidad de aferrarme, cuando nunca tuve nada fácil, tanto para alcanzar la profesionalidad como para hacerme un hueco en cada nuevo club o con la selección. A base de trabajo y abnegación, las virtudes que siempre me han dado fuerza, siempre he logrado dar la vuelta a las situaciones. 

*¿En qué le fortaleció esa trayectoria difícil? 
*
No hay mal que por bien no venga. A mí no me llegó todo dado. Actualmente vemos a muchos jugadores que se convierten en profesionales muy jóvenes, y que inmediatamente están en una situación cómoda. Si hubiese firmado con el Burdeos quizás no habría tenido nunca esta carrera, y no llegaría a ser internacional. Que me excluyesen me hizo tomar conciencia. 

*¿Y ese aspecto de su personalidad le permitió superar todas esas adversidades?
*
Creo que es una cierta forma de despreocupación. Tenía el valor del trabajo, que me inculcaron mis padres, y también la pasión por el fútbol. Es mi vida entera, y me divierto muchísimo jugando partidos con los amigos. Hoy en día no encontramos a tantos apasionados así en el fútbol. Cuando me entreno y le doy patadas a un balón, simplemente soy feliz, y cuando juego no pienso en nada más. Ahí es donde radica mi fuerza. 

*¿Y esa cualidad es lo que le permite rendir en los grandes partidos?
*
Para mí, jugar un gran partido es ante todo felicidad. Hay que tomarlo de manera positiva, divirtiéndose. Cuando uno se esfuerza, siempre obtiene su recompensa. Es cierto que en Marsella marqué en momentos importantes. Y mis grandes estrenos también salieron muy bien. Jugué mi primer partido de la Liga de Campeones en Liverpool, y marqué. En mi primera internacionalidad también. Para mí, es una presión positiva. Intento aprovecharlo al máximo para no tener que lamentar nada cuando cuelgue las botas.

*¿Puede contarnos cómo fue su primer partido con la selección?
*
Fue un amistoso contra Costa Rica, a finales de mayo de 2010, justo antes del Mundial de Sudáfrica. Antes del partido, Patrice Evra me dijo: “Tengo la corazonada de que vas a marcar”. En uno de mis primeros balones, Abou Diaby hizo un trabajo fantástico, me dio un pase, disparé y marqué. Marcar un primer gol con la selección es una sensación increíble. Empezar así, cuando no tenía más que veinte minutos por delante, condicionó el resto, y me dio mucha confianza. Aunque luego no fuese extraordinario en Sudáfrica... Pero hago un balance positivo, porque más tarde para mí la evolución fue buena. Nunca es fácil consolidarse en la selección.

*¿Cómo le transformó su experiencia en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™?
*
En el plano personal, fue una aventura humana como no había vivido nunca. Más allá del hecho de que todos rendimos a un buen nivel, la cohesión del plantel fue extraordinaria, y el ambiente también, los estadios... Que fuese en Brasil añadía algo muy especial. Fue un gran momento, y marcar aquel gol contra Suiza es el recuerdo más grande de mi carrera. 

*A usted, que siente tanto la selección francesa, debió hacerle mucho daño el desastre de 2010. ¿La clasificación para cuartos que se logró en Brasil sirvió para dejar atrás ese doloroso recuerdo?
*
Un poco sí. Es cierto que antes habíamos jugado un Mundial penoso, con todo lo que ocurrió, aquella historia del autobús. Aunque en Brasil no quedasen más que tres o cuatro jugadores de 2010, veníamos de algo catastrófico, que a pesar de todo permanecerá grabado para siempre en nuestro recuerdo. Pero conseguimos que la gente piense algo menos en aquello y se sienta atraída por la imagen que ha recuperado la selección francesa, tanto en el plano deportivo como fuera del campo. 

*Siguió siendo convocado después de dejar el Marsella para fichar por el Dinamo de Moscú en agosto de 2014, cuando todos los jugadores de la selección francesa compiten en las cinco principales ligas europeas. ¿Le emocionó que Didier Deschamps continuase confiando en usted durante ese periodo? 
*
Fue una linda muestra de confianza, sí. Pero aunque sea una liga menos vista, el nivel es muy competitivo. Fue una decisión a la vez deportiva y económica, porque hay que pensar en ello, sobre todo a mi edad. Pero estaba convencido de que si continuaba rindiendo a un buen nivel seguiría recibiendo la llamada de la selección. No me impidió conservar mi puesto y jugar. En el fútbol hay que volver a empezar continuamente, nunca hay nada seguro. Yo sigo yendo sin prisa pero sin pausa, con determinación y humildad, para jugar lo máximo posible. Esa etapa en Rusia fue una gran experiencia personal. Siempre es difícil cambiar de país, y lo dudé un poco. Pero cuando vi el proyecto y sentí que se me quería y se confiaba en mí, no lo dudé. Estaba en un fin de ciclo con el Marsella, ya llevaba ocho años, y necesitaba ver otra cosa. Había ganado títulos, habíamos hecho cosas extraordinarias en la Liga de Campeones, pero necesitaba ver otra cosa. 

*Acaba de fichar por el Lyon. ¿Qué le llevó a decidir regresar a Francia? 
*
El proyecto del Lyon me ha cautivado. Después de su extraordinaria temporada el año pasado, ahora está la Liga de Campeones, y el gran estadio que viene... Ha habido una gran progresión, con jugadores de talento, a quienes conozco, y también un equilibrio familiar, cerca de mi casa, en Aix-en-Provence. Por otro lado, en el Dinamo se produjeron muchas salidas, así que el proyecto deportivo ya no estaba en línea con lo que se me había presentado. 

*Usted ha jugado en Rusia una temporada. ¿Cómo ve la Copa Mundial de la FIFA 2018?
*
¡Puedo decirle que allí piensan mucho en ella! Nosotros también pensamos en ella, aunque nos quede lejos, porque primero está la Eurocopa de Francia. Pero después de ver los estadios y las obras, puedo decirle que tienen unas infraestructuras magníficas y que va a ser un grandísimo Mundial. 

*¿Qué piensa del grupo de Francia, que se medirá con Países Bajos, Suecia, Bulgaria, Bielorrusia y Luxemburgo?
*
No hay liguillas fáciles, de todas formas. Al final de la temporada pasada perdimos contra Albania. Ya no quedan rivales pequeños, se ha acabado la época en la que le metíamos un 10-0 a Azerbaiyán. Habrá que pelear, como en todas las fases previas. En el último Mundial tuvimos que pasar por la repesca, espero que esta vez terminemos primeros.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial de la FIFA™

Forlán: "Será un orgullo estar en el sorteo"

15 jul. 2015

Copa Mundial de la FIFA 2018™

Jozy Altidore: "CONCACAF está tan fuerte como siempre"

29 jun. 2015

Copa Mundial de la FIFA 2014™

A 22 días del Mundial: La potencia de Ronaldo

21 may. 2014

Copa Mundial de la FIFA 2014™

A 52 días del Mundial: el empeño de Ronaldo

20 abr. 2014

Copa Mundial de la FIFA 2014™

El Fútbol en... Francia

13 may. 2014

Copa Mundial de la FIFA 2014™

Equipo mundialista: Francia

13 may. 2014