#WeLiveFootball

#VamosAlEstadio: hinchas responsables para un cambio superador

© Others
  • La Federación de Chile lidera un proyecto conjunto
  • El centro: niños y niñas que serán los hinchas del mañana
  • Un lugar particular de los estadios, ocupado como mensaje

Un espacio vacío separa a dos hinchadas rivales en una misma tribuna. La imagen de ese “pulmón” o “colchón” de seguridad, como se conoce en Sudamérica, actuó como detonante de #VamosAlEstadio, una campaña que aspira generar una transformación superadora en las canchas del fútbol chileno.

“’Vamos al Estadio’ es, básicamente, una gran apuesta que lanzamos en 2018 para formar nuevos hinchas”, titula Sebastián Moreno, presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP).

“Para eso buscamos convertir a ese lugar vacío y gris, asociado a evitar problemas, en un espacio de convivencia pacífico y positivo para niños y niñas. Lo hicimos en partidos emblemáticos, como los clásicos u otros potencialmente conflictivos, para amplificar el mensaje: el fútbol nos debe unir”, explica.

La prueba piloto fue en mayo, en el Clásico Provincial entre San Luis Quillota y Unión La Calera. Bajo el lema #SomosHinchas, 100 jóvenes aficionados de cada club compartieron actividades recreativas y pedagógicas monitoreadas por coordinadores, y luego presenciaron el encuentro todos juntos en el pulmón.

“Queremos que esos muchachos y muchachas sientan que el estadio les pertenece”, continúa Moreno.

“Si logramos convertir valores del fútbol como el respeto, compañerismo y trabajo en equipo, en conceptos dentro de esos niños y niñas, no habrá espacio para la hostilidad. Ese cambio de mentalidad se logra a través de ellos, los hinchas responsables del mañana”.

Los actores claves

La campaña surgió como un proyecto conjunto de la Federación con el Departamento ‘Estadio Seguro’ del Ministerio de Interior y Seguridad Pública del Gobierno”, y cuenta con el apoyo de los clubes.

Para Paulina Agüero, Gerente Comercial y de Marketing de la ANFP, “los clubes son los agentes motores de esta actividad”.

“El trabajo con ellos nos ha permitido llevar a cabo cada iniciativa, dejándonos a el rol de productores. Así se sumaron a nuestro objetivo de dejar un legado en la formación de hinchas. Las instituciones juegan un rol clave”.

Agüero destaca que se realizaron seis acciones en 2018, alcanzando a casi 3.000 niños y niñas de todo el país.

  • San Luis de Quillota vs Unión La Calera (Clásico Provincial, mayo)
  • Unión Española vs Audax Italiano (Clásico de las Colonias, julio)
  • Coquimbo Unido vs Deportes La Serena (Clásico del Norte Chico, agosto)
  • Universidad de Chile vs Deportes Temuco (agosto)
  • Universidad de Chile vs Universidad Católica (Clásico universitario, octubre)
  • Colo Colo vs Universidad de Concepción (diciembre)

La iniciativa también tuvo detractores. “El principal obstáculo fue el escepticismo de gente que descría que pudiéramos sentar juntos a chicos de distintos clubes”, cuenta Agüero.

“En un partido, incluso, hubo quienes nos insultaron y nos llamaron irresponsables, porque decían que podíamos generar incidentes. Les demostramos que estaban equivocados. ¡Los chicos celebraban los goles sin agresión alguna!”.

De ahí la importancia de integrar las familias al proyecto, razona Moreno. “Es clave para que estas buenas experiencias sean tema de conversación diario en sus casas. Se busca que la actividad sea lo más transversal posible. Tiene que ver con la esencia del fútbol, que es un deporte con puertas abiertas para todos y todas”.

El efecto arrastre es doble. “Por un lado, los que están cerca de los niños también responden positivamente. Lo del pulmón se traslada al resto de las tribunas. Por el otro, está volviendo la familia a la cancha: la asistencia de público en 2018 fue la mayor en los últimos 20 años”.

Los pasos que siguen

La primera actividad de 2019 fue pintar un mural en el predio de la selección. La temática surgió de ideas que los chicos aportaron en cada encuentro. La segunda sucedió durante la primera fecha del torneo de primera división, en el duelo entre Coquimbo Unido y Universidad Católica.

“Esta campaña no tiene fecha de vencimiento, la educación es un proceso continuo”, avisa Agüero.

“Aun así, creemos que el monitoreo será cada vez menos necesario: en la medida en que los hinchas tomen estos valores como propios, ellos mismos querrán proteger los espacios positivos en los estadios, cerrándole la puerta a un mal comportamiento”.

“Nuestra labor es colaborar para que estos espacios se generen de forma natural. Debemos avanzar en la entrega de conceptos. Ese es el gran objetivo de 2019”.

Explora este tema

Notas recomendadas