El Juego Global

Vaticano: El país más pequeño del mundo también respira fútbol 

1946, Players of Amministrazione Beni Team
© Sport in Vaticano
  • El Vaticano, país más pequeño del mundo, tiene una larga tradición futbolera
  • Trabajadores de la Santa Sede integran sus equipos y selecciones
  • El Vaticano también cuenta con un 'Mundial' anual: la Clericus Cup

Con menos de medio kilómetro cuadrado de superficie y apenas 900 residentes fijos, el Vaticano, sede de la Iglesia católica mundial, es el país más pequeño del mundo. Y difícilmente puede encontrarse otro lugar en el mundo con una concentración mayor de obras de arte de primer nivel por metro cuadrado.

Pero no todo es religión y arte en el estado que tiene como máxima autoridad al Papa Francisco. Aunque el Vaticano sea uno de los pocos estados soberanos que no formen parte de la FIFA, el fútbol también tiene su espacio, y no precisamente menor.

Cuenta con ocho clubes amateurs, una selección masculina, una femenina, 3 competiciones anuales de clubes y hasta un Mundial que se celebra cada año. ¿Alguien da más?

Vatican national team poses
© Sport in Vaticano

Más de 5 siglos pateando la pelota

Ya en el SXVI se celebraban goles en el Vaticano. El 7 de enero de 1521, los entonces Estados Pontificios acogieron la celebración de un partido de calcio fiorentino –deporte primitivo que todavía se juega hoy en Italia y del que provienen el fútbol y el rugby actuales– bajo la atenta mirada del Papa León X.

Poco después de la II Guerra Mundial el fútbol moderno llegaría al pequeño país, y en el año 47 se disputó un primer torneo: un cuadrangular entre equipos de trabajadores de la Santa Sede que quedó sin campeón al suspenderse por una riña entre jugadores y público.

A mediados de los años 60 se fundó el primer club, formado por los trabajadores de los Museos Vaticanos, y en 1972 se celebró la primera liga, en la que participaron 7 equipos.

Ni uno, ni dos… ¡Tres torneos anuales!

Actualmente 8 clubes formados por trabajadores de la Santa Sede integran el campeonato liguero. Además de disputarse la liga juegan un torneo de Copa y, desde 2007, los ganadores de ambos pugnan por la Supercopa.

Clubes actuales del Vaticano:

  • Museos Vaticanos
  • Guardia Suiza
  • DirTel Team (Telecomunicaciones Vaticanas)
  • Universidad Pontificia Lateranense
  • Archivo Secreto
  • Dirseco
  • Fortitudo 2007
  • Rappresentativa OPBG (del Hospital Pediátrico Bambino Gesú)
A match being played at the Cardinale Francis A. Spellman Stadium
© Sport in Vaticano

¿Sabías que…?

  • Solo la Basílica y la Plaza de San Pedro ocupan el 20% del territorio del Vaticano y todas las competiciones del Vaticano se celebran fuera de sus fronteras. Eso sí, la cancha Cardinale Francis A. Spellman, en la que suelen jugarse los partidos, tiene vistas inmejorables a la cúpula de San Pedro.

Jugar en la selección del Papa

La Federación Vaticana de Fútbol fue fundada en 1972, y en la actualidad cuenta con selecciones tanto masculina –cuyo primer partido oficial fue en 1994– como femenina, esta última desde el pasado año e impulsada por el Papa Francisco, gran aficionado al fútbol. Ambas comparten entrenador, Gianfranco Guadagnoli, y lucen los colores característicos del Vaticano, amarillo y blanco, en el uniforme.

No hay jugadores de nacionalidad ‘vaticana’, así que son trabajadores y familiares de trabajadores quienes integran estas selecciones.

La masculina, que llegó a tener como entrenador al italiano Giovanni Trapattoni hace unos años, mantiene una interesante rivalidad con la selección de Mónaco. Ambos equipos se han enfrentado en varias ocasiones a lo largo de los años y el Vaticano todavía no conoce la victoria. La femenina debutó oficialmente el pasado 26 de mayo en un partido ante al AS Roma de la primera división italiana (derrota por 10-0).

La Clericus Cup, el ‘Mundial’ de la Santa Sede

Torneos domésticos, fútbol de clubes, fútbol de selecciones… y un Mundialito de religiosos para completar el panorama futbolístico de la Santa Sede. Cada año desde 2007 el Vaticano celebra la Clericus Cup, un torneo en el que participan 16 equipos de los seminarios y colegios eclesiásticos de Roma y que reúne a jugadores procedentes de países de todo el mundo.

Más de 70 naciones iban a estar representadas por los 330 seminaristas participantes en una 14º edición de la Clericus Cup que debía comenzar el 8 de marzo y que, como ha sucedido en el resto del mundo, ha tenido que aplazarse por la pandemia de la COVID-19.

A la espera de lo que suceda con el torneo de este año, los últimos en levantar el trofeo son los seminaristas africanos del Pontificio Colegio Urbano de Propaganda Fide. Los ‘Leones de África’ suman 4 títulos.

2019 Clericus Cup winners

*Este artículo forma parte de la serie 'El Juego Global', que te cuenta cómo se vive el fútbol en los lugares más remotos y alejados de los focos. La próxima semana viajaremos hasta Macao.