#WeLiveFootball

Los Guerreros del Stenhousemuir lideran la lucha por la salud mental 

Stenhousemuir FC's Warriors in the Community Mental Health Football Programme.
  • Está aumentando la conciencia sobre los problemas de salud mental
  • El fútbol empieza a asumir un papel ayudando a quienes los padecen
  • Un club escocés está abriendo el camino con un programa premiado

El pasado mayo, el Grupo de Salud Mental del Stenhousemuir FC fue invitado a la final de la Copa de Escocia. Leigh Griffiths formaba parte del equipo que venció ese día en Hampden Park, el Celtic de Glasgow, y se marchó del campo habiendo conquistado el 13º trofeo de su rutilante carrera.

Sólo unos meses más tarde, se anunció que Griffiths –el ariete principal de la selección de Escocia– iba a tomarse un descanso del fútbol debido a problemas propios de salud mental. Fue un oportuno recordatorio, para quien lo necesitara, de que tales problemas pueden afectar a cualquiera, independientemente de su estatus.

La envergadura del reto es enorme: solo en Escocia, el gobierno estima que, en un año cualquiera, una de cada tres personas padece algún tipo de enfermedad mental. Pero el fútbol es uno de los instrumentos que se están utilizando ahora para combatirlas, y el Stenhousemuir –un club modesto que milita en la tercera división escocesa– se ha puesto a la vanguardia de esa batalla.

FIFA.com se desplazó a tierras escocesas para ver cómo funciona el premiado Programa Comunitario sobre Fútbol y Salud Mental de los Guerreros del Stenhousemuir, y escuchó historias que reflejan un éxito rotundo. Como lo que nos contó Julie Cunnell, terapeuta ocupacional en salud mental: “Realizamos evaluaciones regularmente, y todos los participantes en el programa futbolístico –sin una sola excepción– han declarado una mejoría en su humor y una disminución en sus niveles de ansiedad. Algunas de las personas que verás aquí no eran capaces de salir de casa, y ahora las verás viajando por todo el país para acudir a torneos, y encantadas por ello”.

Además de proporcionar uniformes, técnicos del club para dirigir las sesiones, y el uso de su Ochilview Stadium, el Stenhousemuir cofinancia esta iniciativa pionera. “El club ha estado brillante”, señala John McGowan, quien puso en marcha el programa por primera vez hace cinco años. “Mantuvo funcionando el grupo durante cerca de un año cuando nosotros no teníamos fondos, y en esa época sufrió un descenso de categoría. Por tanto, el que aun así encontrasen dinero para el programa es una contribución que dice muchísimo de ellos”.

“Lo mejor de este grupo es que se ocupa de las personas en todas las fases de su recuperación. Y si bien ofrecemos muchos grupos diferentes, el fútbol parece ser especialmente bueno para enganchar a la gente. Realmente, los beneficios son triples: mejora su salud mental, su salud física y su interacción social. Y pueden verse literalmente los cambios; ya sea en su aspecto físico o simplemente en su estado de ánimo general”.

El poder transformador del programa quedó definitivamente confirmado cuando escuchamos a dos de sus beneficiarios –Robert Cochrane y Christopher Horne– contar cómo sus vidas han cambiado a mejor.

Robert Cochrane, one of the beneficiaries of the Stenhousemuir FC's Warriors in the Community Mental Health Football Programme.

La historia de Robert

“Antes de venir aquí, sufría una depresión muy severa y no tenía autoestima. Alguna gente piensa que simplemente deberías ser capaz de animarte, pero no es tan fácil, y es una forma de vivir terrible. Caí lo más bajo que te puedas imaginar. Pero llevo dos años y medio formando parte del programa de fútbol y ha sido maravilloso para mí. Me da algo que espero con ilusión cada viernes, alivia cualquier estrés que pueda estar aflorando y me hace sentir bien de nuevo".

"Ha cambiado muchísimo mi vida. He hecho muchos amigos aquí y ahora socializo mejor con la gente, mientras que antes simplemente solía estar sentado en mi casa. También he perdido un montón de peso, algo que necesitaba: 25 kilos el primer año… Además, mi familia está orgullosa de mí, y es agradable poder regresar y contarles cómo han sido los partidos; y presumir de los trofeos y medallas que ganamos. Básicamente, ahora soy mucho más feliz por mí mismo”.

Christopher Horne, one of the beneficiaries of the Stenhousemuir FC's Warriors in the Community Mental Health Football Programme.

La historia de Chris

“Llevo un año viniendo y ha sido genial. Es un grupo muy alegre: cada vez que vienes hay gente que te da la bienvenida, te estrecha la mano y te pregunta qué tal te va. También ha sido positivo para mi confianza en mí mismo, porque hemos ganado un par de ligas y hemos estado fuera para jugar partidos en diferentes ciudades de todo el país, ganando trofeos además. Padezco esquizofrenia, pero esto ha ayudado muchísimo a mi salud mental, y estoy muy contento de haberme metido en esto. Si no tuviera el fútbol, no sé en qué estado estaría ahora… pero sería un mal estado, sin duda. Esto ha producido un cambio enorme en mi vida”.

Stenhousemuir FC's Ochilview Stadium.

Notas recomendadas