Biografía de un inolvidable artista del balón
"Estrella solitaria" - la vida de Garrincha


Fotos: Dukas
Por: RODOLFO DOLFI
es periodista independiente en Brasil.

Era genial en el terreno de juego, pero en la vida privada tuvo varios altibajos: la biografía del involvidable artista del balón brasileño Garrincha acaba de ser publicada. El autor es el periodista Ruy Castro.

Ruy Castro, de 49 años de edad, es periodista y escritor en Brasil. Se interesa particularmente por personajes ilustres contemporáneos y sus vidas. Hace algunos meses publicó su tercera biografía denominada "Estrela solitária".

Castro describió su interés por las biografías de la siguiente manera: "Para aquellas personas que ven solamente al héroe, deseo revelar la parte humana del ídolo; para aquéllas que ven solamente al ser humano, deseo mostrar el héroe".

Castro alcanzó su meta con sus tres biografías. En 1990 publicó "Chega de Saudade" sobre la vida del compositor João Gilberto; en 1993, "Anjo Pornográfico", sobre el literato Nelson Rodrigues y, hace unos meses, "Estrela solitária", sobre Garrincha.

MANE GARRINCHA
Name: Manuel Francisco dos Santos (Mane Garrincha)
Date of birth: 28 October 1933 in Pau Grande (Rio de Janeiro)
Died: 20 January 1983 in Rio de Janeiro
Clubs: LecPan Grande (1948 - 1952), Botafago Rio (1953 - 1964),
Corinthians São Paolo (1965 - 1968), Barranquila, Colombia (1968),
Flamengo (1969), Red Star Paris (1971/72), Olaria Rio (1972).
Internationals: 54, between 1955 and 1966, 34 goals
Successes: World Cup winner 1958 and 1962,
World Cup finals 1966.
Garrincha was married three times and had eight daughters with Nair, and a son named Garrinchinha with Wanderleia. There were also a daughter and a son called Nenem with Iraci, and a son named Ulf with a Swedish mother. Garrinchinha and Nenem both died in car accidents at the ages of 9 and 6 respectively. Ulf Lindberg, born in 1960, is the only officially recognised male descendant of Mane Garrincha.
De sus tres héroes no vive ya ninguno. El cantante João Gilberto, nacido en 1931, (dos años antes de Manuel Francisco dos Santos, llamado Garrincha), murió recientemente. El escritor Rodrigues falleció de cáncer en 1980 a la edad de 68 años, y Garrincha murió el 20 de enero de 1983, a la edad de apenas 50 años, de intoxicación alcohólica. El literato Rodrigues es aún hoy una persona muy citada en la prensa brasileña. No obstante, la reputación de ser uno de los brasileños más famosos del siglo, la tiene solamente Garrincha. Esta reputación la comparte con el Ministro de Deportes Edson Arantes do Nascimento, conocido como Pelé; Cetulio Vargas, el presidente de Estado que cometió suicidio en 1954, y Tancredo Neves, el primer presidente de la nueva república después de 20 años de dictadura militar, quien falleció en 1985 en la mesa de operaciones poco después de asumir su mandato.Se dice que los brasileños tienen una pasión muy especial para los héroes que mueren de una forma trágica. Garrincha fue considerado siempre la "alegría do povo", la alegría del pueblo, desde las épocas de héroe provincial en Pau Grande en las filas del Botafogo a la edad de 20 años hasta la consagración como astro mundial de fútbol.

El pájaro cantor

Mario Jorge Lobo Zagallo, nacido dos años antes de Garrincha y única persona en el mundo que puede denominarse tetracampeón mundial de fútbol, confirma la autenticidad de las declaraciones del autor Ruy Castro: "No conocía muchas de las cosas que escribe sobre Garrincha, pero las cosas que conozco de la vida de "Mané" son totalmente correctas". Y Zagallo, el entrenador nacional de Brasil, sabe lo que dice: de 1958 a 1964 jugó con Garrincha en el Botafogo, y en 1958 y 1962 se consagraron juntos campeones mundiales en Suecia, respectivamente en Chile.

Castro no omitió esfuerzos para las indagaciones de su libro, siguiendo las huellas del "Chaplin del fútbol", apodado Garrincha (nombre de un pájaro), hasta sus antecedentes que eran indios, mulatos y negros. Castro realizó unas 500 entrevistas con 150 personas que han desempeñado un papel importante en la vida de Garrincha. Estos datos revelaron claramente que detrás del genial virtuoso del balón no se ocultaba un hombre débil, sino una persona altamente sensible que fue vencido por el alcohol.

Fin trágico

En la época en que Zagallo y Garrincha estuvieron juntos casi diariamente durante seis años, el famoso gambeteador se hallaba en la cumbre de su vida. Sin embargo, ya en esa época se veía que era adicto al alcohol, y cuando en 1966 se fue del Botafogo después de 12 años de actividad y disputó su 54º y último partido internacional en el Mundial de Inglaterra, se pudo prever claramente que su vida finalizaría de una manera trágica.

Los casos de hospitalización se iban multiplicando. Garrincha apareció por última vez en el terreno de juego en la navidad de 1982 en Brasilia y su última botella la vació el 19 de enero de 1983, muriendo a la noche siguiente en el hospital. Casi todos sus órganos estaban destruidos; su cuerpo no pudo más.Mario Zagallo dijo recientemente en un programa de televisión que un entrenador del Flamengo le había prohibido gambetear. Por el temor de perder su posición en el equipo, se atuvo a la prohibición y al juego colectivo del equipo. Pese a ser un gran gambeteador, Zagallo no se comparó nunca con Garrincha y dijo en cierta ocasión: "Nadie podrá regatear jamás de tal manera como lo hiciera Garrincha".

Gambeteador inimitable


Garrincha (derecha) durante la vuelta olímpica después de ganar la copa en el Mundial de 1958.
En efecto, los regates de Garrincha son inolvidables e inimitables. Sus piernas parecían, en realidad, totalmente inaptas para el fútbol: la pierna izquierda estaba ligeramente torcida hacia adentro y la derecha era seis centímetros más corta, además de estar torcida hacia afuera.

Brasil no perdió nunca en ninguno de los partidos internacionales en los cuales participaron Pelé y Garrincha juntos. Pelé dijo una vez: "Sin Garrincha nunca me hubiera consagrado tricampeón mundial". El Mundial de 1962 en Chile subraya estas palabras de Pelé. Cuando Pelé fue dado de baja después del segundo de los seis partidos de dicho Mundial, Garrincha asumió también la función de su compañero. Jugó mejor que nunca, preparó varios goles y marcó cuatro personalmente.