En muchos sentidos, el fútbol es un juego sencillo: gana el equipo que marque más goles. Sin embargo, todas las semanas, en todas las ligas y en todos los partidos, se producen interesantes tramas secundarias estadísticas, que contribuyen a que el deporte rey sea un espectáculo fascinante.

Por ese motivo, cada semana, FIFA.com se fija en las cifras que hay detrás de los resultados, resaltando los triunfos y las derrotas más abultadas de los últimos días. El análisis de esta semana se centra exclusivamente en la Copa Mundial de la FIFA, ya que las selecciones de todo el globo intentarán avanzar en su trayectoria hacia Sudáfrica.

625 minutos consecutivos sin recibir goles dejaron al guardameta de la RPD de Corea, Ri Myong-Guk, a sólo cinco de sumar siete partidos con la puerta a cero en la competición preliminar de la zona asiática para la Copa Mundial de la FIFA 2010. Incluso cuando el emiratounidense Basheer Saeed logró por fin estropear la hasta entonces impecable hoja de servicios de Guk, necesitó que el balón desviase bastante su trayectoria inicial para batir al sensacional número 1 norcoreano. Aun así, Guk no habrá quedado muy decepcionado, puesto que su enérgica actuación en el Estadio Bin Zayed resultó crucial para que la RPD de Corea se adjudicase una inesperada victoria por 1-2 -la primera sobre EAU en siete citas-, y los tres puntos representaron un perfecto regalo anticipado para el joven y prometedor arquero, que ayer cumplió 22 años. No obstante, Guk debe volver a lucirse hoy, cuando los norcoreanos se midan a sus vecinos del sur en Shanghai.

50 partidos oficiales consecutivos con su selección es la extraordinaria marca que alcanzará Kevin Kilbane cuando salte al campo esta noche en Montenegro con la República de Irlanda. Desde el choque que terminó en tablas (1-1) frente a Turquía en una eliminatoria de repesca para la Eurocopa 2000 en noviembre de 1999, los irlandeses han disputado 49 encuentros de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA y el Campeonato Europeo de la UEFA, más cuatro duelos en Corea/Japón 2002. Kilbane figuró en el once inicial en todos y cada uno de ellos, lo que da fe del dilatado compromiso del lateral del Wigan Athletic, quien a sus 31 años confía en prolongar esta racha hasta Sudáfrica. El logro del ex jugador del Everton y el Sunderland es más impresionante aún si tenemos en cuenta que rayó a gran altura en el triunfo de los suyos el sábado en Georgia (1-2) pese a fracturarse un pómulo, lo que le obligará a llevar una máscara protectora esta noche, en su partido número 90 con los colores de su país.

34 años atrás, Fabio Capello participó en su vigésimo encuentro con la selección italiana, en el que los transalpinos cayeron 1-0 a manos de Yugoslavia en el Estadio Maksimir de Zagreb. Esta noche, el seleccionador de Inglaterra regresa al escenario de aquella derrota con un conjunto de los Tres Leones que también quiere conjurar su propio maleficio contra el combinado croata que le ganó dos veces en la fase previa de la Eurocopa 2008. Pero cobrarse la revancha no será sencillo, ya que los locales acumulan ya 30 encuentros de clasificación para los certámenes continental y mundialista sin perder en casa. Capello también es consciente del reto que supone enfrentarse a Slaven Bilic, quien no ha sucumbido nunca frente a Inglaterra, ni como jugador ni como entrenador.

7 años después de su última victoria a domicilio en la competición preliminar para la Copa Mundial de la FIFA -un 0-2 en Perú el 4 de septiembre de 2001-, Uruguay volvió a ofrecer un buen rendimiento lejos de su feudo, cosechando un oportuno 0-1 en Colombia. De este modo, no sólo puso fin a la imbatibilidad del equipo local en los clasificatorios de Sudáfrica 2010, sino que también arrebató a los Cafeteros la cuarta posición de la zona sudamericana. Colombia no ha sido capaz de perforar la meta contraria en cinco de sus siete encuentros hasta la fecha, y únicamente aventaja en la tabla a Chile gracias a su excelente registro defensivo, puesto que ha recibido menos goles que ningún otro aspirante del continente. En cuanto a la Celeste, esta noche recibe a Ecuador con la moral alta tras sus últimos resultados y su balance de seis triunfos y un empate (0-0 en 1993) en siete contiendas contra la Tricolor en Montevideo.

1 gol más es lo único que necesita España para alcanzar la marca de 200 en la competición preliminar mundialista, después de que David Villa materializase el sábado el número 199, en la victoria por 1-0 en casa contra Bosnia y Herzegovina. De hecho, el delantero del Valencia pudo haber conseguido él mismo ese hito, de no haber fallado un penal en la primera parte, y espera tener mejor suerte esta noche, cuando los campeones de Europa reciban a Armenia. Ya han pasado 74 años y medio desde que Eduardo González anotó la primera diana de la historia de la Roja en la competición preliminar, en un triunfo por 9-0 sobre Portugal, y 14 desde que Michel completó la primera centena de España, ante Albania (3-0). Los armenios conocen perfectamente la dificultad que entraña una selección española que lleva 36 encuentros de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA sin perder.