Este sábado 31 de octubre, la Universidad de Chile y la Universidad Católica reeditarán una vez más el clásico más tradicional del fútbol chileno, un derbi que, para algunos, cumplirá 100 años de historia. A continuación, FIFA.com narra la historia de este duelo siempre particular entre dos equipos que volverán a jugar por el orgullo universitario.

Los orígenes
El nacimiento de esta rivalidad se remonta a principio del siglo pasado, años antes de que ambas instituciones vieran la luz como se las conoce hoy día. De hecho, hay que buscar la génesis de ambos clubes en las respectivas selecciones universitarias que antecedieron a sus fundaciones. El Club Deportivo Universidad de Chile nació el 24 de mayo de 1927 bajo el nombre de Club Deportivo Universitario, institución que surgió como la fusión de otras tres ligadas a distintas casas de altos estudios.

Los Azules, o la simplemente la U, recién adoptó su denominación actual en 1937, cuando los estudiantes de la Universidad Católica que pertenecían a Universitario se retiraron para formar el club de aquella universidad, que no existía todavía como equipo de fútbol. Recién el 21 de abril de ese año se hizo realidad aquel sueño que tenían, allá por 1908, los integrantes del amateur Universidad Católica Football Club, hoy Franjeados o Cruzados.

De allí que algunos puristas designen como el primer clásico a ese desafío interuniversitario del 1 de noviembre de 1909 que terminó 3-3. De ser así, este derbi ciertamente sería centenario el próximo domingo. Sin embargo, el primer enfrentamiento oficial se produjo el 13 de junio de 1937. Ese día, por el torneo de Segunda División, la Universidad de Chile se impuso por 2-1.

Algunas cifras
En Primera División, Azules y Cruzados han jugado en 164 oportunidades, con 64 victorias para la Universidad de Chile (241 goles favor), 44 para la Católica (208) y 56 empates. El máximo goleador es Carlos Campos (14 con la camiseta de la U), mientras que nadie a lo ha jugado más veces que Mario Lepe (35 con la camiseta de la UC).

La mayor goleada en la historia sigue siendo aquel 5-0 que logró la Católica en el Campeonato Nacional de 1954. Pero la mejor racha invicta le corresponde a la U. de Chile, que estuvo 21 encuentros sin perder entre 1971 y 1984.

La rivalidad también se sustenta por el lugar que ocupa cada uno en el fútbol chileno: mientras los Chunchos marchan en el segundo lugar en la tabla histórica con 13 títulos, los Católicos son terceros con 9. No obstante, los Franjeados han ganando 9 de las 11 finales que ha disputado contra su clásico rival. Además, tienen una corona internacional, la Copa Interamericana de 1994, y una final de Copa Libertadores, hitos jamás alcanzados por la Universidad de Chile.

Leyendas, anécdotas y frases del pasado
Los Azules también ganaron el primer duelo en Primera División: 2-1 en 1939. Hasta 1955, año del primer descenso de la UC, las estadísticas estaban igualadas con 15 victorias por lado. El encono deportivo creció en la década del '60, con las vueltas olímpicas ante su rival de la UC en 1961 y de la U en 1962. La Universidad de Chile empezó a ampliar la brecha estadística en los años '70 y principios de los '80, con aquella imponente racha de 21 duelos sin derrotas.

Un clásico muy recordado por la parcialidad cruzada fue el de agosto de 1994. Los dos peleaban la punta cuando se enfrentaron por la primera rueda del Campeonato Nacional. A pesar de jugar don dos hombres menos todo el segundo tiempo, la Católica se impuso por 1-0 con un gol de argentino Sergio Vásquez. Sin embargo, en el partido de vuelta, la Universidad de Chile ganó por 1-0 con diana de Marcelo Salas. Ese año ganaría el título con un punto de ventaja sobre la UC.

En octubre de 2002 se dio una situación insólita. Igualados 1-1, el árbitro Carlos Chandía señaló un penal a favor de la U. El arquero franjeado quedó inconsciente y su equipo no tenía cambios, por lo que el defensor Cristián Álvarez ocupó su lugar. "Tírate a la izquierda", le aconsejó el juez, el improvisado portero obedeció y desvió el remate de Pedro González. "Hubo una polémica exagerada. Es más, después me pareció una situación chistosa, aunque ese día exigí una explicación", recuerda el ejecutor. El duelo terminaría igualado.

2005, mientras tanto, fue un año Cruzado por excelencia. Como aperitivo, la Católica eliminó a los Chunchos de la Copa Sudamericana y, en el segundo semestre, le ganó por penales la final del Torneo Clausura, su última corona hasta el presente.

El último clásico, jugado en mayo pasado, también dejó tela para cortar: como la Universidad de Chile estaba disputando los octavos de final de la Copa Libertadores, su entrenador Sergio Markarian decidió poner un equipo alternativo, incluso ante las críticas de su parcialidad. A pesar de esto, los Azules se impusieron por 1-0 y, dos meses más tarde, celebraban su 15ª estrella.

Actualmente
A dos jornadas del final, la Universidad Católica lidera la Fase Clasificatoria del Torneo Clausura, y tiene asegurada su presencia en los play-off que disputarán los ocho mejores. La Universidad de Chile, en cambio, marcha en el décimo puesto, y aunque por ahora se está quedando afuera por diferencia de gol, necesita la victoria para mantener intactas sus posibilidades de meterse en la fase definitoria.