Nadie definió tan bién los orígenes del clásico Flamengo - Fluminense como el cronista deportivo y dramaturgo Nelson Rodrigues, quien un día afirmó: "El Fla-Flu surgió 40 minutos antes de la nada". Si bien no tiene precisión histórica, por supuesto, la frase de Rodrigues tiene la grandilocuencia necesaria que permite explicar lo que significa para el fútbol brasileño, y sobre todo para el de Río de Janeiro, el Clássico das Multidões ("Clásico de las Multitudes").

Este domingo, Fla y Flu vuelven a verse las caras por la octava fecha del Brasileirão pero, no importa cuál sea el contexto, cada vez que se encuentran en el Maracaná tienen una cita con la historia. Una historia que FIFA.com presenta a continuación...

Los orígenes
La génesis del clásico es, aunque suene extraño, anterior al primer duelo, que tuvo lugar el 7 de julio de 1912. ¿Cómo es eso? Hasta fines de 1911, el Clube de Regatas do Flamengo era una agremiación dedicada principalmente al remo, y no tenía equipo de fútbol. El primero fue fruto de una división dentro de otra institución llamada... ¡Fluminense Football Club!

Como lo lee: en 1911, de un día para el otro, nueve titulares del entonces campeón de Río de Janeiro dejaroln su club para formar el departamento fútbolístico del Flamengo. Así, de su ADN común, nació la rivalidad Fla-Flu.

A pesar de haber perdido el núcleo de su plantel, Fluminense ganó aquél primer encuentro 3-2, con un gol de Barthô a los 77'. Ochocientas personas presenciaron ese juego, una cifra interesante para la época, pero nada comparado con lo que, décadas más tarde, pasaría a ser sinónimo de un Maracaná abarrotado por decenas de miles de fanáticos.

Ni el recién creado Flamengo ni el Fluminense, campeón de las cuatro primeras ediciones del campeonato de Río de Janeiro (de 1906 a 1909), lograron el título aquella temporada. Sin embargo, ya en 1915 se encontraban decidiendo el torneo, que terminarían ganando por segunda vez los flamenguistas. Desde ese entonces, la identidad del fútbol carioca siempre estuvo íntimamente ligada al duelo Fla - Flu.

Algunas cifras
Tras la conquista del estadual de 2009, Flamengo asumió la condición de mayor campeón de Río de Janeiro con 31 vueltas olímpicas, una por encima de los Tricolores. Gracias a los años dorados bajo la batuta de Zico, el Mengão también aventaja a su clásico rival en otras competiciones: son cuatro títulos brasileños contra uno; dos Copas do Brasil contra una; y una Copa Libertadores de América contra ninguna.

Pero, ¿qué dice el historial? A lo largo de 97 años, han jugado 368 veces, con 132 victorias del Flamengo (543 goles) y 118 del Fluminense (499). El máximo artillero del derbi es un tal Arthur Antunes de Coimbra, más conocido como Zico, con 19 goles. Del lado del Fluzão, el récord le pertenece a Hércules, ídolo de los años 30' y 40', con 15. En una historia formada principalmente por partidos emocionantes y equilibrados, la mayor victoria del Fluminense fue un 5-1 en 1943, mientras que la del Flamengo fue aquel 7-0 de 1945.

Leyendas, anécdotas y frases del pasado
La abreviatura Fla-Flu, curiosamente, no nació de la rivalidad entre las dos instituciones, sino de un momento en que se vieron unidas. En 1925, cuando salió la convocatoria para la selección carioca que disputaría el Campeonato Brasileño de Selecciones Estaduales, todos eran de jugadores de Flamengo y Fluminense. Fue entonces que el periodista deportivo Mário Filho, cuya importancia puede ser medida por el hecho de que el Maracaná fue bautizado con su nombre, rotuló a aquel equipo como el "combinado Fla-Flu". Así, lo que empezó siendo una expresión crítica pronto ganó popularidad, especialmente cuando dicha selección se consagró campeona.

Mário Filho, vale aclarar, era el hermano de Nelson Rodrigues. La familia Rodrigues está, como se ve, intrínsecamente relacionada con la historia de del clásico. Fue también Mário Filho quien bautizó al derbi como el Clássico das Multidões; y fue Nelson Rodrigues, probablemente el nombre más destacado de la historia de la crónica deportiva brasileña, quien eternizó algunas otras frases acerca del derbi: "Todo es Fla-Flu. Lo demás es paisaje"; o "El día de la inauguración del Paraíso, hubo un Fla-Flu con puertas abiertas. Escurría gente por las paredes".

No es fácil encontrar un clásico que, de tanta importancia, esté presente en la letra de un himno. Pero cuando el compositor Lamartine Babo recibió la tarea, en 1949, de crear los himnos de los 11 clubes que disputaban aquél campeonato de Río de Janeiro, no dudó al componer el del Flamengo: entre palabras de ánimo al rubro-negro, no pudo de dejar de mencionar el derbi. Dice la letra: "El más cotizado en los Fla-Flu / es un ¡ay, Jesus!".

Durante los primeros 13 años de existencia del imponente Maracaná, Flamengo y Fluminense no llegaron a disputar siquiera una final. La primera en el Palco de las Multitudes fue en 1963, cuando un empate a cero aseguró el título carioca al Rubro-negro. ¿Cuál fue el aforo ese día? Oficialmente, pagaron entradas 177.656 aficionados, la mayor cantidad en la historia del clásico, y una de las mayores de todos los tiempos. Pero algunos estiman que, en realidad, hubo algo más de 194.000 personas...

Son muchos los nombres que hicieron historia en el derbi, desde Leônidas da Silva y Júnior, por el Flamengo, hasta Telê Santana y Rivelino, del lado del Flu. También son numerosos los casos de jugadores que brillaron a ambos lados de la vereda, aunque pocos sean tan notables como el de Renato Gaúcho. Ídolo flamenguista durante los años ‘80, protagonizó uno de los momentos más memorables del derbi en 1995, pero vistiendo la camiseta tricolor. Después de empezar perdiendo 2-0, el Fla alcanzó el empate y cuando ya celebraba el título, un centro de Aílton desde la derecha encontró a Renato para un remate preciso... ¡con el estómago! El Flu ganó 3-2 y frustró el festejo rubro-negro.

Actualmente
Si bien Fluminense tuvo un gran 2007, cuando ganó su primera Copa de Brasil, y estuvo a una tanda de penales de lograr su primera Copa Libertadores en 2008, es Flamengo quien vive un momento más sólido este año: además de consagrarse campeón de Río de Janeiro, se quedó con el primer clásico del año en abril (1-0 con gol del lateral Juan).

Con dos delanteros que disputaron la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006 como sus grandes estrellas, Adriano en Flamengo y Fred en Fluminense, ambos equipos aguardan el clásico con ansiedad, y no es para menos: mientras el Tricolor del famoso Carlos Alberto Parreira aspira a mejorar su actual 11ª posición, el Rubro-negro de Cuca podría meterse en zona de Copa Libertadores con la victoria. Los puntos son importantes, claro, pero también lo es determinar quien será el dueño de aquellos 40 minutos antes de la nada...