Tercer tiempo

La hora de la verdad en los golpes francos

(FIFA.com)
Frankreich - Brasilien ( FRA - BRA ) 0:0; Roberto CARLOS
© Getty Images

“No creo que yo hubiese jugado al fútbol si no existiesen los lanzamientos de falta”, afirmó una vez Siniša Mihajlović, poseedor del récord de mayor número de goles en tiros a balón parado de la Serie* A* (27). Al igual que el serbio, que llegó a transformar tres en un único partido con el Lazio de Roma contra el Sampdoria en 1998 (5-3), no son pocos quienes han aprovechado la regla 13 del fútbol, que regula estas acciones, para imponer su ley en los terrenos de juego del mundo entero.

Se llaman Juninho, David Beckham, Roberto Carlos o Michel Platini, y todos ellos hicieron de los tiros libres su especialidad. FIFA.comrepasa sus golpes francos más célebres, ya sean importantes, insólitos, decisivos o espectaculares.

Con sello brasileño
El del brasileño Roberto Carlos contra la selección francesa el 3 de junio de 1997, en el Torneo de Francia, considerado por muchos como el más bello de la historia, tiene la ventaja de ser hasta cierto punto todo ello a la vez. Su disparo lejano, y la trayectoria imposible que adquirió, fueron incluso objeto de un estudio muy serio llevado a cabo por un equipo de físicos franceses. “Ese fue mi gol más espectacular. Aún me acuerdo muy bien de que el seleccionador de entonces, Mário Zagallo, apostó con alguien del banquillo a que yo transformaría ese tiro”, confesó hace poco el jugador a FIFA.com.

Por curiosidades del destino, el lateral brasileño realizó ese imparable lanzamiento en el estadio de Gerland, en Lyon, cancha en la que jugaría luego su compatriota Juninho, autor de 44 goles de falta (de 100) con el club lionés entre 2001 y 2009. Y tras entrar definitivamente en la leyenda del Vasco da Gama, el equipo de su corazón, al inscribir un monumental gol de falta en las semifinales de la Copa Libertadores de 1998 contra River Plate, se ganó para siempre el cariño de los seguidores del Lyon gracias a una sensacional diana con el interior del pie derecho ante el Bayern de Múnich en la Liga de Campeones de la UEFA 2003/04.

No fue el único golpe franco admirable de un brasileño del Lyon: Michel Bastos inscribió su primer gol con la camiseta auriverde *a pocos días de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™, ¡con un auténtico misilazo cuya velocidad se midió en casi 140 km/h frente a Zimbabue! Sus compatriotas Zico y Branco esperaron a la gran cita del deporte rey para dar sendas inyecciones de moral a los suyos. Cuando su equipo iba perdiendo ante Escocia, el “Pelé blanco” metió un golazo por toda la escuadra que enderezó el rumbo del equipo en España 1982, mientras que Branco lo imitó contra Holanda en EE UU 1994, mediante un tiro magistral desde 30 metros. No cabe duda de que, sin aquel gol, la *Seleção nunca se habría proclamado campeona del mundo ese año.

Lo mismo puede decirse de Ronaldinho en Corea/Japón 2002. Ante Inglaterra, la Canarinha* se encontró con una falta a su favor escorada a 35 metros de la meta contraria. *Ronnie disparó y la pelota se alojó en el fondo de la meta defendida por David Seaman, petrificado tras ser sorprendido por alto. Sin embargo, de todos los tiros libres brasileños en el torneo, quizás se lleve la palma en cuanto a originalidad el de Rivelinoen 1974. Frente a la RDA, el centrocampista oriundo de São Paulo, desde 25 metros, optó por enviar un potente disparo contra la barrera… Un compañero suyo se tiró al suelo y dejó pasar el esférico lejos del alcance del portero alemán. Es uno de los lanzamientos de falta más increíbles de la historia. 

Los providenciales
La lista de geniales lanzadores brasileños no estaría completa sin mencionar a Didi, inventor de la “folha seca”. “Didi fue el responsable de mis goles de falta, de mis disparos y del hecho de que, a pesar de ser diestro, me volviese ambidiestro a base de entrenarme”, declaró otro maestro de este arte, Teófilo Cubillas. Contra Escocia en Argentina 1978, el peruano transformó una falta desde la frontal del área, ligeramente a la izquierda, con el exterior del pie derecho. El balón pasó a la derecha de la barrera y se coló rozando el larguero. Zico describió el gesto como “perfecto”, mientras que el arquero paraguayo José Luis Chilavert, autor también de un buen número de goles, contó un día que había “decidido lanzar las faltas después de ver ese gol”.

Unos años más tarde, fue Michel Platini quien se enfundó el traje de experto lanzador. Todos recuerdan su tiro con rosca en la final de la UEFA EURO 1984 contra España, que aprovechó un fallo estrepitoso de Luis Miguel Arconada. Pero ese es el árbol que oculta el bosque de los goles de falta decisivos de Platoche con el combinado francés: también están el que clasificó a los *Bleus *para Argentina 1978 contra Bulgaria o el que los situó en España 1982 ante Holanda, pasando por su primer gol contra Checoslovaquia en 1976, hasta anotar un total de 11. “De lo que más orgulloso estoy es de que dejasen de decirme que soy un lanzador de faltas”, confesó hace poco el actual Presidente de la UEFA.

Por supuesto, el inglés David Beckham brilla con luz propia dentro de este selecto grupo de especialistas. Su tanto de falta más célebre es sin duda el que marcó en el último minuto del encuentro ante Grecia de la competición preliminar de Corea/Japón 2002. Los *Tres Leones *perdían 2-1, y Beckham combinó potencia y precisión para obtener el empate que abrió a su país las puertas del certamen. “No tiene nada que ver con la suerte, es clase”, señaló Sven-Göran Eriksson, técnico de Inglaterra por aquel entonces.

Nombres para la historiaLos magníficos disparos de Ronald Koeman y de Bruno N’Gotty que dieron, respectivamente, la primera Copa de Europa al Barcelona en 1992 y la Recopa al París Saint-Germain en 1996 pasarán a la historia de los tiros libres, igual que el mítico doblete de Juan Román Riquelme frente a Chile en la competición preliminar de Sudáfrica 2010 o el cañonazo de Michael Ballack contra Austria en la UEFA EURO 2008. Hace unos meses, Wilson Quiñónez, arquero del Sport Colombia, vio puerta desde 83 metros durante un partido de la segunda división paraguaya contra Cerro Porteño PF.

Los nombres de Diego Armando Maradona, Cristiano Ronaldo, Rogério Ceni, Alessandro Del PieroWesley Sneijder también se asociarán para siempre con magníficos disparos. 

“Me gustaría que los jóvenes entendiesen la importancia de las acciones a balón parado que suelen decidir el desenlace de un partido. Con un poco de entrenamiento cada día, se adquiere precisión y sensibilidad en el toque”, explicó a FIFA.com otro especialista, Andrea Pirlo. Imaginemos pues cómo habría sido todo si los lanzamientos de falta no existiesen…

Notas recomendadas

Tercer Tiempo

A la sombra de un fenómeno

24 jun. 2011

En Vivo

Tercer tiempo: tiros libres

02 dic. 2011