"Es un torneo para la juventud. Dejad que los jóvenes jueguen. Pensad que el fútbol es algo que no solo genera emociones. El fútbol es también un pasatiempo tremendamente bueno", manifestó el Presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en su alocución de bienvenida a los invitados presentes antes de los partidos de la 73ª edición del Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars.

Dos grupos de cinco equipos cada uno compitieron por el acceso a la final, en la que midieron sus fuerzas los primeros clasificados de cada lote. Al igual que sucediera en años anteriores, la lista de equipos sub-20 participantes era muy equilibrada y prometía grandes emociones. Además de los clubes suizos —el anfitrión FC Blue Stars, el FC Zúrich, el Grasshopper Club y el FC Thun— competían el Boca Juniors argentino, el FC Porto portugués, el Dinamo de Zagreb croata, el Maccabi Haifa israelí, el Nápoles italiano y el Red Bull de Salzburgo austríaco.

El FC Zúrich atraviesa invicto la liguilla
En el Grupo A, FC Porto y Dinamo de Zagreb se disputaron la cabeza de la tabla. El club de Oporto arrancó la prueba pisando fuerte con un 3-0 sobre el anfitrión, el Blue Stars. A continuación registró un empate 1-1 contra el Maccabi Haifa y otro armisticio por el mismo marcador contra el Grasshopper Club. Entretanto, el Dinamo de Zagreb tuvo que contentarse en sus dos primeros partidos con un 0-0, contra el Grasshopper y el Maccabi Haifa, pero batió asimismo al FC Blue Stars por 2-0. Así las cosas, ambos contendientes llegaron con cinco puntos en su haber al último choque de grupos, que por tanto era decisivo para ingresar en la final. Un gol de Rafael Dinis Alves e Silva en el último minuto, el 40, dio al Porto la victoria por 2-1 sobre el Zagreb. Anteriormente William Molano (31') había neutralizado el primer tanto del encuentro a cargo del portista Christian Twasam (24').

En el Grupo B, el FC Zúrich dominó los acontecimientos. Marcó nueve goles en sus cuatro partidos sin conceder ningún tanto en contra. Cuatro de ellos fueron obra de Davide Mariani. Con un 2-0 sobre el Thun, un 4-0 sobre el Nápoles y un 3-0 sobre el Salzburgo, el FC Zúrich se adueñó irremisiblemente del primer puesto y de la plaza en la final. La reedición de la final del año pasado contra Boca Juniors, que se esperaba con expectación, terminó sin goles.

El Dinamo de Zagreb convence
El partido por el tercer escalón del podio tuvo como protagonistas al Dinamo de Zagreb y al campeón del año pasado, el conjunto argentino. Los primeros minutos fueron de dominio claro de Boca, que sin embargo no pudo generar ocasiones claras de gol. En los últimos compases de la primera mitad, el Zagreb fue metiéndose cada vez más en el combate y elevó la presión sobre el contrario. Este empuje se vio recompensado con una diana de Filip Mihaljevic en la segunda mitad (24'). A continuación el encuentro adquirió más velocidad y Boca pujó por el empate. Desafortunadamente para los argentinos, un golpe franco de Kevin Luis Genaro y un cabezazo de Guillermo Matías Fernández no dieron fruto. Hacia el final del encuentro, el Dinamo se hizo hábilmente con la posesión de la pelota, apenas permitió más oportunidades, y ocupó merecidamente la tercera posición.

En el partido por el quinto puesto, un duelo entre dos de los equipos locales, el Thun despachó con autoridad por 3-1 al Grasshopper. Para el Thun marcaron Mathieu Salamand (en el minuto 9) y Ardit Zenuni (11' y 13'), mientras que Amar Sabanovic (22') firmó el blanco de los Saltamontes.

"Este torneo es un evento extraordinario. La respuesta del público es magnífica; la organización, de primera categoría. Estoy muy satisfecho con el desempeño de mi equipo. En la primera ronda tuvimos un poco de mala suerte: con un gol más habríamos llegado un nivel más alto, es decir, al partido por el tercer puesto. Pero teniendo en cuenta que es nuestra primera participación en la prueba, creo que hemos ofrecido una buena imagen y hemos hecho buena publicidad del Thun", declaró ante los micrófonos de FIFA.com Ruediger Boehm, entrenador del FC Thun.

Artistas del regate contra imponentes porteros
La final entre el FC Zúrich y el FC Porto ofreció al público asistente un espectáculo futbolístico de primer orden. Los portugueses arrancaron el partido a toda velocidad y desde el primer minuto dejaron claras sus intenciones de ganar el Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars. Se acercaban cada vez con más peligro a la portería contraria, pero se mostraban demasiado inocentes en sus remates o se topaban con la imponente presencia del guardameta René Borkovic. El FC Zúrich también disfrutó de ocasiones, pero tampoco las supo aprovechar.

El panorama no cambió tras la reanudación. El FC Porto dominaba el juego y porfiaba por conseguir el primer tanto. La mayoría de los ataques corrían a cargo del sensacional Christian Twasam, que apenas se despegaba del balón y volvía loca con sus habilidosos regates a toda la defensa zuriquesa. Pero también él veía frustrados sus ensayos por el portero del Zúrich. A cinco minutos para el final, la suerte volvió a aliarse con los suizos, cuando un cabezazo de un jugador del Porto se estrelló contra el larguero. Como ya sucediera en la edición anterior, el ganador tuvo que decidirse a los penales, y el Zúrich volvió a llevarse también esta vez la peor parte. Ni Ali Imren, ni Davide Mariani ni Marcel Thoma pudieron transformar sus lanzamientos. El Porto se adelantó 2-0 gracias a los aciertos de Tó-Zé Pinheiro de Carvalho y Christian Twasam. El blanco decisivo que certificó el 3-0 definitivo lo asestó Edu Marques de Castro Silva, después de que Ricardo Alves Coelho da Silva mandara su disparo contra el travesaño. Así fue como el FC Porto se adjudicó por primera vez el título del Campeonato Juvenil FIFA/Blue Stars.

Tabla final de posiciones
1. FC Porto
2. FC Zúrich
3. Dinamo Zagreb
4. Boca Juniors
5. FC Thun
6. Grasshopper Club Zürich
7. Maccabi Haifa
8. Red Bull Salzburg
9. SSC Neapel
10. FC Blue Stars

Mejor Jugador:
Christian Twasam, FC Porto

Mejor portero:
Kristian Tijan Kalina, Dinamo Zagreb

Premio Fair-Play:
Maccabi Haifa