Los aficionados al fútbol de todo el mundo han decidido que el Premio a la afición de la FIFA vaya para los hinchas del Celtic de Glasgow, después de la extraordinaria exhibición del público en su último partido de liga de la temporada 2016/2017. El encuentro que ponía fin a su temporada de liga nacional coincidió con el 50º aniversario de la conquista de la Copa de Europa del club, en 1967, y los seguidores del conjunto escocés organizaron un asombroso mosaico de cartulinas de 360 grados en el Celtic Park para rendir homenaje a los "Leones de Lisboa". Los Hoops  ganarían además ese partido, culminando así una campaña de liga invicta como parte de su "triplete invencible".