The Best FIFA Football Awards™

The Best FIFA Football Awards™

Jueves 17 de diciembre de 2020

#TheBest

Abily: "El deseo de ganar está en el ADN del Lyon"

FIFA Legend Camille Abily speaks to students during the FIFA Grassroots-Festival
© Getty Images
  • Con 7 finalistas, el Lyon podría acaparar varios de los premios The Best
  • Camille Abily no solo es su segunda entrenadora, sino también una leyenda
  • Desvela a FIFA.com sus pronósticos y los secretos del éxito de su equipo

Con nada menos que 7 finalistas nominados en 3 categorías diferentes, el equipo femenino del Olympique de Lyon es el club más representado en la preselección para los The Best FIFA Football Awards 2020. Pero no hay nada sorprendente en ello a la vista de la magnífica temporada del OL, ganador de un nuevo triplete liga-Copa-Liga de Campeones en 2020.

“La cultura del deseo constante de ganar está inscrita en el ADN de este club. Siempre están ahí esas ganas de ganar cada partido, cada juego en los entrenamientos. Esa voluntad constante de superarse hace que perduremos. Nunca nos cansamos del triunfo. Y odiamos la derrota… Creo además que, como yo, las chicas detestan las derrotas más aún que aprecian las victorias”, explica Camille Abily a FIFA.com.

Y la ex centrocampista internacional francesa (183 internacionalidades, 37 goles) sabe bien de lo que habla. Abily es, en efecto, una leyenda del OL. En la historia del conjunto lionés, solamente Wendie Renard (todavía en activo) ha disputado más partidos con esta camiseta: 380 frente a 326.

Abily ha participado en todos los éxitos, primero como jugadora entre 2006 y 2018, y luego como ayudante de Jean-Luc Vasseur, nominado al premio The Best al Entrenador de Fútbol Femenino…

En resumen, Camille Abily es la mejor embajadora de este club, a unos días de la ceremonia de los The Best. Y hemos hablado con ella…

Camille, ¿el OL del curso 2019/2020 ha estado más fuerte que nunca?

No lo sé, ha habido años en los que estuvo al menos igual de fuerte. Y resulta complicado comparar un año con otro, sabiendo que el club –y ese es uno de los secretos de su éxito– consigue siempre mantener una cierta estructura. En cualquier caso, el Lyon del curso 2019/2020 ha rendido bien cuando hacía falta. No era fácil, especialmente con esa nueva versión de la Liga de Campeones [ndlr: a partir de cuartos, las eliminatorias fueron a partido único en lugar de a doble partido]. Pero supo ser eficaz y salvar los escollos.

Muy pocas veces en la historia del deporte ha habido un equipo tan dominador en una disciplina. ¿Tiene la sensación de que se banalizan demasiado los increíbles resultados de este equipo?

Es verdad que no necesariamente se dan cuenta siempre de que lo que está haciendo el equipo es realmente extraordinario… Mucha gente quiere vernos caer y es normal. Así es el deporte, ¡siempre se quiere destronar a los mejores! La competencia es cada vez más dura y, en ese sentido, es verdad que se banalizan un poco los triunfos del Lyon.

El Lyon lleva 14 años consecutivos ocupando el trono de la liga francesa. ¿Cuál es la clave de esa regularidad?

La cultura del deseo constante de ganar está inscrita en el ADN de este club. Siempre están ahí esas ganas de ganar cada partido, cada juego en los entrenamientos. Esa voluntad constante de superarse hace que perduremos. Nunca nos cansamos del triunfo. Y odiamos la derrota… Creo además que, como yo, las chicas detestan las derrotas más aún que aprecian las victorias.

Camille Abily of Lyon celebrates scoring her sides fourth goal with Ada Hegerberg and Dzsenifer Marozsan of Lyon
© Getty Images

Hace poco, el Lyon perdió su primer partido de liga desde 2016, contra el París Saint-Germain. ¿Qué alcance tiene esa derrota?

No es catastrófica porque todavía seguimos con vida. Habría sido más fastidiosa si hubiese sido un partido “a vida o muerte”, en una competición de eliminatorias directas. Obviamente, ha sido muy difícil [de asimilar]. Pero las derrotas sirven también para replantearse cosas. Eso también viene bien. Te incita a seguir trabajando, ¡ya sean las jugadoras o el cuerpo técnico!

Es la ayudante de Jean-Luc Vasseur. En su opinión, ¿se merece el premio al entrenador del año?

Sí. A partir del momento en que un equipo gana, el entrenador contribuye a ello. Esta versión renovada de la Liga de Campeones nos ponía en peligro. A un partido, estaba prohibido fallar. El entrenador fue capaz de dirigir a este equipo hacia ese título en particular, pero también a los otros, y eso merece ser recompensado.

También conoce bien a Sarah Bouhaddi. Fue su compañera de equipo muchos años… ¿Es la mejor portera del mundo actualmente?

Es sin duda una de las mejores. Viéndola jugar a diario, es una gran competidora. Y tiene cualidades de guardameta fuera de lo común. Su juego con los pies es muy bueno. Su único defecto es su faceta “arriesgada”, a costa en ocasiones de la eficacia. Es un pequeño defecto que casi ha eliminado… Sinceramente, habiendo conocido a muchas guardametas, considero que Sarah es una de las mejores porteras del mundo, si no la mejor.

Olympique Lyonnais manager, Jean-Luc Vasseur celebrates
© Getty Images

Entre las nominadas del Lyon, ¿quién es, según Camille Abily…?

¿...la más reservada? Saki Kumagai

¿...la más rápida? Delphine Cascarino

¿...la más técnica? Dzsenifer Marozsan

¿...la más combativa? Wendie Renard

¿...la más coqueta? Delphine Cascarino

¿...la más burlona? Sarah Bouhaddi

¿...la más tardona? Delphine Cascarino

¿...la más buena con el FIFA? Dzsenifer Marozsan

¿...la más cómica? Lucy Bronze

¿...la más rebelde? Sarah Bouhaddi

¿...la más intelectual? Saki (Kumagai)

Nada menos que 5 jugadoras del OL en la campaña 2019/2020 (Saki Kumagai, Dzsenifer Marozsan, Lucy Bronze, Wendie Renard, Delphine Cascarino) figuran entre las 11 finalistas al premio a la mejor jugadora. ¿Cuál es su pronóstico para la victoria final?

Siendo lo más objetiva posible, considero que Wendie Renard merecería ese título. En su puesto, lo que hace es excepcional. Eso no quita ningún valor a las enormes cualidades de las otras. Pero Wendie ha mostrado más regularidad. Ha sido decisiva en partidos muy importantes; estoy pensando sobre todo en esa semifinal de Liga de Campeones contra el PSG en la que marcó [el único gol]. Y para una defensa, ¡siempre es complicado sobresalir de esa forma! ¡En resumen, se lo merecería de verdad!

Usted estuvo entre las finalistas a The Best en 2016. ¿Qué representa esa clase de nominaciones para una jugadora o un entrenador?

Es un magnífico reconocimiento. Si bien es cierto que tenemos la costumbre de anteponer el colectivo y los títulos del equipo, una nominación así recompensa el trabajo diario. Ser jugadora implica echarle muchas ganas y otros tantos sacrificios… Siempre es agradable recoger los frutos de tus esfuerzos.

¿La veremos algún día entre las candidatas al premio al mejor entrenador?

¡Eso espero! ¿Por qué no? Mi primer objetivo, en todo caso, es ser algún día entrenadora principal. Si el premio llega más adelante, ¡no creo que lo rechace (risas)!

¿Entrenar a un equipo masculino es un reto que le interesaría?

Al principio era reacia a la idea. Cuanto más avanzo en la profesión, más me seduce, especialmente el trabajo con los jóvenes. ¡Pero cada cosa a su tiempo!

Hablando de fútbol masculino, ¿tiene favoritos para los premios al mejor jugador y al mejor entrenador?

¡Para el mejor entrenador, Juergen Klopp! La temporada que hizo con el Liverpool es excepcional… Lástima que la COVID le frenó un poco en su impulso. Pero la relación que mantiene con sus jugadores es genial. Es muy inspirador. Para el título de mejor jugador, es difícil… Yo diría Robert Lewandowski por recompensar su maravillosa temporada con el Bayern.

Explora este tema

Notas recomendadas