The Best FIFA Football Awards™

The Best FIFA Football Awards™

Lunes 23 de septiembre de 2019, Milán

The Best FIFA Football Awards

Cuando Messi y Cristiano acudieron por primera vez a los premios de la FIFA…

Cristiano Ronaldo, Kaka and Lionel Messi at the 2007 FIFA Gala
© imago
  • Messi y Cristiano se estrenaron en la gala de la FIFA en 2007
  • FIFA.com recuerda curiosidades y anécdotas de aquel año
  • ¿Qué películas, canciones y deportistas estaban de moda por aquel entonces?

Era el 17 de diciembre de 2007; el lugar, el Teatro de la Ópera de Zúrich. Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, con 20 y 22 años respectivamente, se encontraban presentes por primera vez en la ceremonia anual de premios de la FIFA.

Terminaron segundo y tercero, por detrás de Kaká, en el premio al Jugador Mundial de la FIFA de aquel año. Nadie habría podido imaginar que, a partir de entonces, Messi y Ronaldo se repartirían entre ellos los diez máximos galardones individuales masculinos, ni que, 12 años después, ambos se mantendrían entre los diez aspirantes al Premio The Best al Jugador de la FIFA.

Para que nos hagamos una idea de cuán extraordinaria es la longevidad de estos dos extraterrestres, FIFA.com recuerda qué estaba pasando en el mundo en aquellos días de diciembre de 2007.

No existían ni WhatsApp ni Instagram. En la actualidad, estas plataformas poseen respectivamente 1.500 millones y 2.500 millones de usuarios activos cada mes.

Irreplaceable de Beyoncé y Umbrella de Rihanna, con la colaboración de Jay-Z, fueron los sencillos más vendidos de 2007. Amy Winehouse acababa de lanzar al mercado el álbum Back to Black, en el que figuraba el tema Rehab, que le sirvió para ganar la friolera de cinco premios en la 50º edición de los Grammy.

Bélgica, actualmente primera, se encontraba en el puesto 49º de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola.

Salt Bae trabajaba de balde, sin cobrar nada a cambio, en una carnicería y en un restaurante de Argentina. Por aquella época estaba abrumado por las deudas, por lo que había pedido un préstamo para comprarse un billete de avión y mantenerse mientras aprendía el oficio que lo llevaría con el tiempo a fundar su propio paraíso de los carnívoros.

Harry Potter y las reliquias de la muerte, la última entrega de la serie de novelas fantásticas de J. K. Rowling, acababa de pulverizar el récord mundial Guinness al libro de ficción más vendido y en menos tiempo de la historia.

Francesco Totti, a pesar de jugar toda la temporada 2006/07 con una placa de metal en el tobillo, se proclamó Bota de Oro de Europa tras desbancar a Afonso Alves del primer puesto de aspirantes al premio de máximo goleador del continente.

El ya fallecido Steve Jobs presentó al mundo a bombo y platillo el primer iPhone de Apple, conocido coloquialmente como iPhone 1, en medio de un revuelo sin precedentes.

El último episodio de Los Soprano se emitió en 2007. También lo hicieron los episodios piloto de Mad Men y de The Big Bang Theory, una serie que ha batido todos los récords que establecieron Cheers y Friends.

Jamie Vardy no había cumplido 21 años todavía y trabajaba en una fábrica. Además, se sacaba un dinero extra, concretamente 30 libras a la semana, por jugar en el Stocksbridge Park Steels, un club de la octava división del fútbol inglés.

Por primera vez desde Alain Prost, Nigel Mansell y Nelson Piquet en 1986, tres pilotos llegaban a la final del Gran Premio de la temporada con aspiraciones al título del Campeonato Mundial de Fórmula 1. Kimi Raikkonen, que empezó tercero, alcanzó la gloria in extremis tras imponerse a Lewis Hamilton y Fernando Alonso.

Netflix acababa en empezar su metamorfosis de empresa de alquiler de DVD al titán del streaming que es en la actualidad.

El Lyon, el Inter de Milán y el Stuttgart se habían proclamado campeones de Francia, Italia y Alemania, respectivamente.

I Am Legend, una película protagonizada por Will Smith, acababa de estrenarse tres días antes de aquella gala. Los largometrajes más exitosos del año eran Piratas del Caribe: en el fin del mundoHarry Potter y la Orden del Fénix y Spiderman 3.

Los peleles, o pijamas-mono, se hicieron muy populares después de que artistas de la talla de Justin Bieber, Miley Cyrus, One Direction, Katy Perry o Rihanna se enfundaran en una de esas prendas.

Con su traspaso del Atlético de Madrid al Liverpool, Fernando Torres fue el futbolista más caro de 2007. Por su parte, Zinedine Zidane, Luis Figo y Hernán Crespo se convirtieron en los tres jugadores más caros de las historia.

Asafa Powell (100 metros), Michael Johnson (200 y 400 metros) y Wilson Kipketer (800 metros) poseían el récord mundial de velocidad en sus disciplinas. Estos récords pertenecen en la actualidad a Usain Bolt (100 y 200 metros), Wayde van Niekerk (400 metros) y David Rudisha (800 metros).

Lais Ribeiro estaba embarazada, no tenía un céntimo y, con grandes apuros, estudiaba para enfermera. Una agencia de modelos descubrió al ángel de Victoria’s Secret en el plazo de un año desde que dio a luz y convirtió a Ribeiro en una de las supermodelos más famosas de la década.

Con 158 goles, Mia Hamm era la máxima goleadora del fútbol internacional femenino. Poseyó el récord desde 1999 hasta 2013, año en el que lo batió Abby Wambach.

Jamás se habían consumido alimentos cultivados en el espacio hasta que Scott Kelly, astronauta de la NASA, se comió una lechuga “extraterrestre”.

Sky Brown, noveno en la Clasificación Mundial de Skateboard Olímpico, ni siquiera había nacido.

Explora este tema

Notas recomendadas

Matthijs de Ligt and Cristiano Ronaldo in action in the UEFA Nations League final.

The Best FIFA Football Awards

Los nominados al The Best en números

05 ago. 2019

The Best Men's Player shortlist

The Best FIFA Football Awards

¿Qué los convierte en The Best?

06 ago. 2019