Los sorteos oficiales de los Torneos Olímpicos de Fútbol, el masculino y el femenino, se celebrarán en Pekín el domingo a las siete de la tarde (hora local), exactamente 110 días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de este año. Las 16 selecciones masculinas y las 12 femeninas participantes se enterarán por fin de qué rivales les ha deparado la suerte en la fase de grupos de la prueba olímpica, que se disputará en las ciudades de Pekín, Shanghai, Tianjin, Qinhuangdao y Shenyang del 6 a 23 de agosto.

La competición femenina de este año será la más concurrida de la historia del certamen, tras el aumento del grupo de participantes en dos equipos más. El nombre de la última selección femenina que accede a la fase final se ha conocido hoy. Brasil ha derrotado a Ghana en el Estadio de los Trabajadores de Pekín por el 12º puesto disponible entre la elite olímpica mundial.

El Secretario General de la FIFA, Jérôme Valcke, dirigirá el sorteo, que se llevará a cabo en el hotel Regent de Pekín y contará con la participación del Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter. También se encontrarán presentes el Ministro para la Administración General de los Deportes de China, Liu Peng; el Vicepresidente de la FIFA y Presidente de la Comisión Organizadora de la FIFA de los Torneos Olímpicos de Fútbol, el doctor Chung Mong Joon; el Vicepresidente Ejecutivo del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Pekín, Yang Shu'an; y el Vicepresidente y Secretario General de la Asociación China de Fútbol, Xie Ya Long.

Los campeones buscan repetir su hazaña
Las 16 selecciones masculinas quedarán divididas en cuatro grupos. Los campeones y subcampeones de cada grupo pasarán a cuartos de final. Ratomir Dujkovic, el seleccionador de la República China, hace gala de un gran optimismo a pesar de la presión que supone dirigir al combinado anfitrión. "Si China quedara encuadrada en el mismo grupo que mi nación de origen y ambas llegaran a la final, creo que ganaría la selección anfitriona", afirma el serbio.

Serbia, la gran sorpresa de la clasificación europea, debutará en el Torneo Olímpico de Fútbol junto a Costa de Marfil y Nueva Zelanda. La defensora del título, Argentina, aspira a revalidar su medalla de oro, mientras que otros cuatro campeones de pasadas ediciones, Bélgica (1920), Italia (1936), Nigeria (1996) y Camerún (2000), estarán deseosos de repetir la gesta olímpica.

Sergio Batista, seleccionador de la albiceleste, dispondrá de un elenco de jugadores impresionante y se ha fijado como único objetivo el triunfo. "Lo más importante es terminar de formar un combinado capaz de llevar a la práctica nuestra ventaja teórica, para colgarnos de nuevo la medalla que ganamos en Atenas", declara.

Un trío de habituales, Australia, Japón y la República de Corea representarán a la AFC. Por parte de la CONCACAF se presentarán Estados Unidos y Honduras. Holanda, ganadora de tres medallas de bronce, intentará superar su mejor marca, y la selección de Brasil de Dunga llegará con el propósito de conquistar el único gran título del fútbol masculino que falta en su asombroso palmarés, donde destaca, entre otros, el incomparable récord de cinco trofeos de la Copa Mundial de la FIFA.

Un torneo femenino totalmente abierto
La competición en el Torneo Olímpico de Fútbol femenino se presenta totalmente abierta. Las favoritas a la medalla de oro son la anfitriona, China; la bicampeona olímpica, Estados Unidos; la vigente campeona de la Copa Mundial Femenina de la FIFA, Alemania; y la ex campeona olímpica, Noruega. Suecia, Japón y Nigeria, todas ellas habituales de la palestra olímpica, se preparan seguras de ofrecer una buena actuación en Pekín 2008, mientras el cuarteto de debutantes (que integran Argentina, la RDP de Corea, Canadá y Nueva Zelanda) confía en que el sorteo de este domingo le sea propicio.

Las 11 selecciones ya clasificadas, junto a Brasil, ganadora de la última plaza ante Ghana, quedarán divididas en tres grupos de cuatro contendientes. Las dos primeras de cada grupo y las dos mejores terceras pasarán a cuartos de final.

Shang Ruihua, entrenador de la selección femenina de China, está convencido de que hoy en día no se puede hablar de sorteos favorables. "Durante la pasada década, el fútbol femenino ha progresado muy rápidamente en todo el mundo, hasta el punto de que resulta muy difícil decir qué equipos son rivales fáciles y cuáles son difíciles", comenta este técnico de 63 años a FIFA.com. "No podemos elegir contra qué equipos vamos a jugar, pero nos esforzaremos al máximo para avanzar en la competición".

"Estados Unidos y Alemania son las incontestables favoritas para conquistar la medalla de oro, pero otras selecciones como Brasil también demostraron su gran calidad en el Mundial femenino del año pasado. Nuestro equipo se encuentra en un periodo de reformas para intentar conseguir un buen resultado", concluye el veterano entrenador.