Lavezzi pone a Argentina en cuartos (1-0)
© AFP

La selección argentina consiguió una trabajosa pero merecida victoria sobre Australia este domingo 10 de agosto en Shanghai y aseguró un pasaje en el Grupo A para los cuartos de final del Torneo Olímpico de Fútbol masculino. El único tanto fue de Ezequiel Lavezzi en el minuto 76, luego de una maravillosa combinación de equipo que logró quebrar la resistencia defensiva de los australianos.

Ya en la primera parte, los australianos exhibieron su respeto y se mantuvieron en posición defensiva a la espera de neutralizar a Lionel Messi y compañía. No obstante, la primera situación de gol fue provocada por su propio arquero, Adam Federici, quien falló al querer despejar un pase hacia atrás y casi termina metiendo el balón en su propio arco.

De todas formas, se repondría rápidamente al evitar, uno tras otro, los intentos de la Albiceleste. Así se fueron sucediendo sus participaciones destacadas: una volada para descolgar un gran remate de Javier Mascherano, otro de Juan Riquelme y una buena reacción de piernas para sobreponerse a una apilada de Messi.

Los sudamericanos merecían la victoria ampliamente, pero la solidez defensiva del equipo de Graham Arnold les impedía ponerse en ventaja. Como contrapartida, Archie Thompson tuvo la más clara para el conjunto amarillo, pero su remate, cara a cara con Oscar Ustari, se perdió varios metros afuera.

El complemento mantuvo la tónica: Argentina yendo por el gol de la clasificación y Australia intentando sorprender de contragolpe. Federici tuvo que revolcarse un par de veces, incluyendo un gran remate de Mascherano que se perdió centímetros afuera e hizo festejar a algunos desprevenidos.

Pero el correr de los minutos favoreció a la escuadra australiana, que se replegó por completo y aprovechó las carencias del conjunto albiceleste a la hora de dar el último pase. De hecho, Nikita Rukavytsya aprovechó un error de Federico Fazio y se fue cara a cara con Ustari, pero su remate se estrelló en la parte posterior de la red. Al instante contestó Messi con una de sus habituales apiladas, pero su remate se fue apenas alto.

Parecía que el empate estaba sellado y que la suerte de los argentinos se decidiría recién en la tercera jornada, pero al igual que ante Costa de Marfil, la emoción llegaría cerca del cierre. En esta oportunidad, una buena combinación entre el Ingresado Angel Di María, Juan Riquelme y Lionel Messi terminó en un centro del jugador del Benfica para Lavezzi, quien definió cruzado y a un toque para decretar la victoria y la clasificación (76').

Los australianos ya no podrían revertir el resultado. El actual campeón, con esa estocada, ya había asegurado su presencia entre los ocho finalistas del certamen.

El Grupo A se cerrará el próximo 13 de agosto con los partidos Costa de Marfil-Australia, en Tianjin, y Argentina-Serbia, en Pekín.