Jo brilla y Brasil se lleva el bronce (3-0)
© Foto-net

Un gol de Diego y un doblete de Jo dieron la medalla de bronce a Brasil en la final de consolación del Torneo Olímpico de Fútbol masculino Pekín 2008 disputada contra Bélgica en el estadio de Shanghai el viernes 23 de agosto.

Los sudamericanos encauzaron su victoria en la recta final de la primera parte en un partido que controlaron en ciertas fases, pero en el que los belgas disfrutaron de buenas ocasiones que no lograron concretar en una tarde marcada por la humedad y el calor. 

De hecho, los Diablos Rojos dispusieron de la primera ocasión a los dos minutos cuando el remate con pierna derecha de Maarten Martens casi sorprende al portero Renan, que sin embargo acertó a atrapar el balón. 

Luego Faris Haround asistió a la derecha para Tom De Mul quien centró al área para Maartens, que no pudo rematar ante la rapidez de Rafinha para el despeje. 

El delantero del Manchester City Jo tuvo una gran ocasión para abrir el marcador a los diez minutos, pero su remate de cabeza, tras el saque de esquina ejecutado por Ronaldinho, se fue desviado.

Un minuto después, los brasileños lograrían adelantarse. Jo recuperó un balón en medio campo que jugó para Rafinha. El jugador del Schalke sirvió para que su compañero Diego hiciese el primero a pesar de la presión de Thomas Vermaelen y Haroun (1-0, 27').

Tras encajar el gol, Bélgica hizo su mejor juego. Maartens superó a Rafinha por la banda derecha pero Kevin Mirallas se quedó a centímetros del centro.

Maartens tuvo dos nuevas ocasiones claras de empatar en los siguientes minutos. Desde la derecha, De Mul encontró al centrocampista del AZ Alkmaar en el área, pero el remate se fue fuera. Luego de una buena combinación del equipo belga, su disparo fue rechazado con problemas primero por Renan, y después rebotó en el muslo de Breno.  

Con los europeos lanzados al ataque, los huecos atrás eran un filón para el equipo de Dunga. Ronaldinho jugó para Ramires a la derecha, quien disparó muy ajustado al palo. Logan Bailly llegó a despejarlo pero cayó en el camino de Jo que cabeceó al fondo de la red (2-0, 45').

Tras el descanso, el entrenador belga hizo una doble sustitución dando entrada a Landry Mulemo y Anthony van den Borre en lugar de Maartens y Mirallas. El cambio tuvo poca repercusión en el partido, ya que la falta de puntería de Vermaelen y Jan Vertonghen impidó que la desventaja se redujese. 

La segunda mitad cayó en un ritmo anodido en el que ni uno ni otro lograba hilar jugadas destacadas. Apenas dos buenas paradas de Bailly tras un remate lejano de Thiago Silva y otro intento de Marcelo.

A siete minutos de final, Sepp De Roover logró superar al propio Marcelo para internarse en el área brasileña y disparar entre las piernas de Alex Silva. Pero Renan no falló y despejó con el puño derecho.

Jo cerraría la cuenta brasileña con un gol en los últimos segundos del partido, al culminar una jugada personal, tras la asistencia de Diego, anotando entre las piernas del portero belga (3-0, 90'+).

Así, los chicos de Dunga tendrán que volar ahora a Pekín para colgarse la medalla de bronce este sábado tras la final que juegan Argentina y Nigeria. Bélgica regresa a casa con las manos vacías.