Senegal, un primerizo de fiesta (1-1)
© Getty Images

La selección de Senegal empató 1-1 con Emiratos Árabes Unidos, terminó segunda de Gran Bretaña en el Grupo A y avanzó así a los cuartos de final de Londres 2012, su primera participación en un Torneo Olímpico de Fútbol. El partido se jugó el 1 de agosto en el estadio Ciudad de Coventry.

Los emiratíes mostraron su juego aceitado y dinámico durante el cuarto de hora inicial. De hecho, contaron con la primera oportunidad clara, un centro envenenado de Omar Abdulrahman que, sin que nadie pudiera empujar al gol, se perdió a centímetros de un poste.

El mérito de Senegal para emparejar el desarrollo fue cambiar a tiempo. A fuerza de su mayor poderío físico, empujó a Emiratos Árabes Unidos contra su arco, pero Moussa Konate no estuvo fino dos veces en la definición. Por eso en su mejor momento se encontró por detrás en el marcador.  

El autor de la conquista fue el capitán Ismaeil Matar, quien no tuvo inconvenientes para convertir tras un bonito pase sin mirar de Rashed Eisa (0-1, 21’). De ahí hasta el epílogo de la etapa, apenas hubo para rescatar un remate desviado del senegalés Sadio Mane desde buena posición.

El premio a la insistencia
La reivindicación de Konate llegó rápido en el complemento, cuando el delantero anotó su cuarto tanto de la competición con cabezazo perfecto tras un centro desde la izquierda de Pape Souare (1-1, 49’). De hecho, bien pudo agregar uno más a su cuenta personal un rato después, pero esta vez su testarazo salió desviado.

Mientras Emiratos Árabes Unidos defendía con uñas y dientes el empate, Senegal seguía acumulando méritos para pasar a ganar y no depender de nadie. Así, entre las oportunidades claras de Ibrahima Balde y Kara Mbodi, apenas hubo para contabilizar una de los emiratíes en los pies de Matar. Y poco más.

En su búsqueda de meterse en las semifinales de la competencia, Senegal chocará el próximo 4 de agosto con México en Londres.