Honduras despide a España (0-1)
© Getty Images

Un gol de Jerry Bengtson selló la victoria hondureña y, al mismo tiempo, certificó la eliminación de España del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Londres 2012. El partido, válido por el Grupo D, se jugó el domingo 29 de julio en el St. James’ Park de Newcastle.

La defensa española se vio sorprendida bien temprano por una incursión hondureña: Roger Espinoza centró desde la derecha y Bengtson superó con un tremendo salto a Jordi Alba para abrir el marcador con remate de cabeza (0-1, 7’).

España tuvo problemas para reaccionar a este jarro de agua fría ante una Honduras muy ordenada y atenta en defensa, que además se aprovechó de su veloz contragolpe para mantener a la Roja en alerta.

Juan Mata probó fortuna en un par de remates que le salieron desviados, y Mario Martínez respondió con un potente disparo lejano que atajó David De Gea. Los Catrachos hacían que la selección española se encontrase tremendamente incómoda en el campo.

Asedio sin premio
Tras el descanso, Espinoza estrelló un cabezazo en el poste que pudo haber sentenciado prácticamente el partido. España reaccionó con furia y corazón, pero poca claridad en el área rival, donde los Catrachos lograron achicar todo el asedio español.

El juego ganó en intensidad. Adrián cabeceó un balón al larguero y luego Johnny Leveron demostró su maestría en defensa. Iker Muniaín también tuvo la suya, pero estrelló su remate en el poste y Mata, un segundo tarde, no llegó al rechace.

Así, mientra la prisa atenazaba a España, que pagaba sus nervios con errores, Honduras mantenía controlados los ataques con un espléndido José Mendoza que debió lucirse en una estirada para despejar un cabezazo de Rodrigo (71’). El atacante español, hay que decirlo, tampoco tuvo fortuna: en el 81' estrelló otro balón en el larguero. Pero la insistencia española no tuvo recompensa y, contra el pronóstico de muchos, el equipo le dijo adiós a la competición mucho antes de lo esperado.

El miércoles 1 de agosto, en Coventry, Honduras peleará por un lugar en cuartos de final ante el ya clasificado Japón. Por su parte España, ya fuera de competición, jugará en Manchester con Marruecos, que todavía tiene chances.