Koo: "Hemos hecho historia"
© Getty Images

Cuando sonó el pitido final en el imponente Estadio del Milenio de Cardiff, los surcoreanos no pudieron contener la alegría y se dejaron caer al césped abrumados por la euforia. Natural: acababan de ganar su primera medalla de la historia en el Torneo Olímpico de Fútbol. Gracias a su 2-0 sobre Japón, podrían volver orgullosos a casa con el distintivo de bronce en la maleta.

"Hoy hemos hecho historia para la República de Corea. Y hemos demostrado que el fútbol asiático se está haciendo cada vez más fuerte en la escena internacional", declaró Koo Jacheol a FIFA.com visiblemente satisfecho en el epílogo del encuentro. El capitán de 23 años, que en el fútbol de clubes defiende los colores del Augsburgo en la primera división alemana, fue uno de los que más contribuyó al éxito sobre los japoneses. No sólo porque su brillante actuación propulsó a su equipo, sino también porque al marcar el segundo gol de los suyos en el minuto 56 dejó encarrilada la victoria.

La clave, la autoconfianza
La selección de la República de Corea se ha presentado en magnífica forma a lo largo de todo el torneo en Londres 2012. Brilló en su disposición táctica, ofreció un juego rápido y efectivo de pases cortos, y prevaleció asimismo en las tareas defensivas merced a su inagotable correa, orden y fuerza física. Que sólo perdiera contra Brasil en semifinales (por 3-0) dice mucho de su poderío. Para Koo, la fórmula del éxito surcoreana es muy clara: "Nuestra calidad individual es alta. Eso nos permite hacer un buen papel a este nivel, y eleva, como es lógico, nuestra autoconfianza".

Precisamente eso ha sido lo que en última instancia ha acabado inclinando la balanza a favor de los surcoreanos cuando se han enfrentado a rivales de su talla. Ya no queda ni rastro de la mentalidad excesivamente comedida que anteriormente se les reprochaba. A propósito del tema, Koo respondió así a una pregunta al efecto de FIFA.com: "Como yo juego actualmente en Europa, he aprovechado mi rango para decirles a mis compañeros en Londres 2012 que de ningún modo tenemos que escondernos de los europeos. Ésa es una de las razones por las que hemos saltado al campo con el pecho sacado".

Otro paso al frente para Asia
Los Guerreros Taeguk miran ahora al horizonte rebosantes de optimismo. "Ojalá que nuestro desempeño histórico en este Torneo Olímpico de Fútbol ofrezca a otros futbolistas surcoreanos la posibilidad de jugar en clubes europeos", señaló Koo, para quien el duelo con el vecino japonés fue, como cabía esperar, algo muy especial. "A mi juicio, tanto el fútbol surcoreano como el japonés están mejorando muy deprisa, y ayudarán a Asia a avanzar futbolísticamente en gran medida".

¿Qué se puede esperar entonces de la República de Corea en los próximos años? ¿Es imaginable dar otro paso adelante después de la conquista del bronce olímpico en 2012? "De cara a Brasil 2014, aún es difícil prever nada", replicó Koo dubitativo. Pero al cabo de una breve pausa, sonrió y agregó: "Pero hay algo que está claro: hemos ganado confianza. Vamos a ver si así podemos seguir dando sorpresas".