Ayer
Trinidad y Tobago no se había clasificado nunca para la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA. Con tan escaso palmarés como carta de presentación, el pequeño país caribeño está ansioso por construir una base sobre la que asentar sus futuros éxitos en calidad de anfitrión de esta segunda edición del certamen mundial juvenil.

Hoy
Las trinitenses se encuentran bajo la dirección de un nuevo seleccionador, el veterano Even Pellerud, el ex preparador de los combinados femeninos absolutos de Noruega y Canadá. Además, han disputado varios amistosos internacionales y han realizado una gira por varios países a modo de preparación para la cita mundial. Trinidad y Tobago espera que todo esto, junto con la pericia táctica y la sabiduría de su nuevo entrenador, sea suficiente para ofrecer una buena actuación en septiembre. El equipo se clasificó automáticamente en calidad de anfitrión y no ha tenido que disputar la competición preliminar, lo que puede redundar en su contra.

¿Y mañana?
La Asociación Trinitense de Fútbol recurrió a Even Pellerud, un técnico de probada solvencia en el fútbol femenino, para que transformara el equipo y lo preparara para su debut en la Copa Mundial. “Ahora mismo nos estamos preparando para hacer frente a cualquier rival, para dar lo mejor de nosotros mismos en la cita mundial que se celebrará aquí mismo, en Trinidad”, explicó en seleccionador de origen escandinavo.

A saber…
Figuras del equipo
Jasmine Sampson (mediocampista), Kayla Taylor (mediocampista).

Números que hablan…
0: las ediciones de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA en las que ha participado la prometedora selección de Trinidad y Tobago.