"Ha sido un choque muy bronco, muy trabajoso. Hemos ofrecido un buen juego de equipo y hemos alcanzado nuestro principal objetivo: meternos en cuartos de final. Perdimos la posesión en demasiadas ocasiones y eso es algo que tendremos que solucionar antes del próximo choque. El partido no ha sido bonito, pero lo que cuenta es el resultado", Silvia Neid, seleccionadora de Alemania.

"Lógicamente, este resultado no es el que esperábamos. Las jugadoras han cometido errores imprevistos y, para mí, decepcionantes. Saltamos al terreno de juego con el único objetivo de ganar, pero el partido se nos torció. Parecía que las alemanas jugaban sólo por el empate, aunque eso no lo puedo afirmar categóricamente. Mis jugadoras perdieron la concentración en los últimos minutos del encuentro, y eso es gravísimo. No se puede hacer eso y esperar buenos resultados", Kim Kwang Min, seleccionador de la RDP de Corea.

"Nuestra estrategia era buena. Intentamos atacar a las alemanas como nuestros entrenadores nos habían pedido, pero al final no cumplimos con las expectativas", Ri Un Hyong, jugadora de la RDP de Corea.