Brasil y Alemania firmaron un empate sin goles en su estreno en el Torneo Olímpico de Fútbol femenino Pekín 2008 disputado en el estadio olímpico de Shenyang este miércoles 6 de agosto, que abría la acción del Grupo F. 

La reedición de la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 ofreció un encuentro intenso en el que las canarinhas disfrutaron de más y mejores oportunidades a lo largo de todo el partido. Pero los palos en dos ocasiones y los reflejos de la portera alemana Nadine Angerer frustraron las intenciones sudamericanas.

Una de las mejores oportunidades de las campeonas mundiales llegó en la primera parte, cuando Sandra Smisek superó por alto a la portera brasileña Andreia pero estrelló el balón en el larguero (23'). Igual suerte corrió un potente disparo lejano de Renata Costa que hizo vibrar la portería germana (61'). Poco antes Cristiane había puesto a prueba los reflejos de Nadine con un venenoso remate cruzado.

Entre los aficionados que más sufrieron con las ocasiones falladas de la auriverdes, se encontraba la selección olímpica masculina de fútbol de Brasil, con Ronaldinho a la cabeza, que seguía con atención desde las gradas del estadio el encuentro de sus compatriotas.

La incombustible Marta fue de las jugadoras más incisivas y pudo desequilibrar el marcador en dos espléndidas jugadas en el 81' y el 83', pero Angerer detuvo tanto su intento desde lejos como su internada individual en el área. A pesar del acoso sobre la puerta germana en los últimos 10 minutos de partido, las brasileñas no lograron cambiar el marcador.