La selección de Estados Unidos recuperó la sonrisa en el Grupo G al superar 1-0 a Japón este sábado 9 de agosto en Qinhuangdao. El único gol del partido, que deja a las norteamericanas con expectativas de clasificación, fue convertido por Carli Lloyd en la primera mitad.

El conjunto nipón vendió cara la derrota y mereció mejor suerte en el primer tiempo, aunque careció de puntería a la hora de superar a Hope Solo. Las Nadeshiko, que venían de igualar ante Nueva Zelanda en su primer compromiso, se mostraron más concentradas en esa etapa y pudieron haberlo materializado en el marcador, aunque el primer y único impacto en la red llegaría del lado de las actuales campeonas: Carli Lloyd apareció fuera del área para recoger un rebote e impactar un espectacular derechazo que superó la resistencia de Miho Fukumoto (27').

La segunda parte mostró una mejor cara del equipo de Pia Sundhage que, aún sin brillar, justificó por momentos la diferencia. En ese contexto, sólo la actuación de Fukumoto, vestida con un llamativo uniforme amarillo, impidió que se modificara el marcador. Los últimos minutos tuvieron a las japonesas merodeando el área de Estados Unidos, pero ya era demasiado tarde para intentar una remontada. Las campeonas, con poco, consiguieron su primer triunfo en el torneo.

Ambos equipos definirán su suerte el próximo 12 de agosto cuando se dispute la última jornada del grupo. El menú incluirá los cruces Noruega-Japón y Estados Unidos-Nueva Zelanda.