Estados Unidos se deshace de Canadá (2-1; t.s.)
© Foto-net

En un partido atípico, que debió pararse por más de una hora y media debido a la tormenta eléctrica desatada sobre Shanghai, la selección de Estados Unidos venció 2-1 a la de Canadá en tiempo suplementario y se ubicó en las semifinales del Torneo Olímpico de Fútbol femenino.

Los goles del vencedor llegaron por intermedio de Angela Hucles y Natasha Kai, mientras que Christine Sinclair había empatado transitoriamente en la primera mitad.

La tormenta que amenazaba a Shanghai minutos antes del inicio del partido se concretó tan pronto los equipos dieron inicio a la acción. Así, con la cancha rápida, las estadounidenses sacaron rápida ventaja gracias a la incursión ofensiva de Angela Hucles, quien apareció por el área pequeña para mandar a la red un rebote de Erin McLeod (1-0; 12').

El gol parecía inspirar a las pupilas de Pia Sundhage mientras la portera canadiense, dolorida, debía marcharse del campo de juego. Karina LeBlanc ingresó para reemplazarla, pero la tormenta eléctrica forzó la suspensión provisoria del partido. El balón no volvería a rodar hasta más de una hora y media más tarde.

En la reanudación, Canadá golpeó primero: Christine Sinclair tomó un balón muerto fuera del área y sacudió la red con un violento derechazo que se metió por la izquierda de Hope Solo (1-1; 30'). El descanso encontró a ambas escuadras conformes.

Todavía con lluvia, Estados Unidos estuvo cerca de conseguir la ventaja decisiva en el segundo tiempo. Primero, con un cabezazo de Shannon Boxx que se perdió apenas afuera y, luego, por intermedio de una buena intervención de Hucles frustrada por una buena reacción de la portera canadiense.

Las chicas de Even Pellerud resistieron el temblor y casi se ponen al frente con un nuevo remate de Sinclair, esta vez controlado por una oportuna atajada de Solo. No había tiempo para más, por lo que el partido se fue directo al tiempo suplementario.

Allí, fueron las estadounidenses las que hicieron valer su categoría y, lejos de especular, buscaron el segundo tanto. Lo conseguirían diez minutos más tarde, luego de un centro de Boxx bien cabeceado por la recién ingresada Kai (2-1; 100'). La portera canadiense no pudo responder y las actuales campeonas cumplieron con su historia: se deshicieron de sus vecinas y confirmaron su presencia en una instancia decisiva. Les espera el vencedor de China-Japón.