Las estadounidenses no defraudaron en el torneo clasificatorio de la CONCACAF para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, que concluyó este fin de semana, y se adjudicaron con autoridad un nuevo título regional, afianzando así su dominio en la zona norteamericana, centroamericana y caribeña. Tras deshacerse fácilmente de sus adversarios en la fase de liguilla y superar una semifinal decisiva, el conjunto de las barras y estrellas tuvo que recurrir a los penales para vencer a Canadá, quien también se ha clasificado para la cita de Extremo Oriente, en una entretenida final disputada el sábado.

Estados Unidos se paseó por el Grupo A, en la ciudad mexicana de Juárez, cosechando sendas victorias sobre Jamaica y las anfitrionas, con nueve goles a favor y sólo uno en contra. A continuación, obtuvo el pase al Torneo Olímpico de Fútbol Femenino que se celebrará en China el próximo mes de agosto gracias a otro contundente triunfo por 3-1 en semifinales el jueves, sobre Costa Rica.

Si bien todos daban como favoritas a las estadounidenses, éstas tuvieron que esforzarse para conseguir su octavo trofeo femenino de la CONCACAF el fin de semana, ya que se toparon con el obstáculo de Canadá, que también acudirá a los Juegos Olímpicos. Después de que los 90 minutos del tiempo reglamentado terminasen con 0-0, Carli Lloyd anotó en el 110 mediante un golpe franco magníficamente ejecutado. Pero las canadienses no se rindieron, y replicaron a través de un gol de cabeza de Melissa Tancredi, máxima realizadora del certamen, a dos minutos del final.

La guardameta estadounidense, Nicole Barnhart, detuvo el tiro de Brittany Timko en la tanda de penales resultante, dando así a las suyas una emocionante victoria por 6-5. Las campeonas presentan ahora un registro asombroso en esta competición, de 27 triunfos, un empate y ninguna derrota.

"Ha sido un partido vibrante, se oía en la reacción del público", señaló la seleccionadora estadounidense y ex internacional sueca Pia Sundhage, quien hace poco condujo a sus discípulas a la conquista de su sexta Copa del Algarve en Portugal. "Creamos muchas ocasiones. Este es el ambiente que importa de verdad cuando lleva aparejada la palabra 'final', y tener que ir a los penales es una de las mejores cosas que pudo haberle pasado a Estados Unidos. En los entrenamientos no se puede reproducir la sensación de lanzar penales en un encuentro así, y quizás ocurra en los Juegos Olímpicos".

Estados Unidos disparó 24 veces a puerta, por 10 de sus rivales, si bien la arquera canadiense, Erin McLeod, que ya había brillado en las categorías inferiores de la selección, mantuvo vivas las opciones de su equipo con una serie de buenas paradas. Las canadienses fueron campeonas de su liguilla, tras golear 6-0 a Trinidad y Tobago e imponerse por un ajustado 1-0 a Costa Rica, resultado este último que repetirían el jueves en semifinales, ante una selección mexicana que ha realizado grandes progresos, logrando así la clasificación para el primer Torneo Olímpico de Fútbol Femenino de su historia.

Estreno de Canadá
Su entrenador, el noruego Even Pellerud, se mostró satisfecho con la actuación global del equipo. "Quedan cosas en las que debemos trabajar, por supuesto", indicó el técnico, tras acariciar por segunda vez consecutiva el que hubiese sido el primer título regional de las canadienses (en la final de la Copa Oro de 2006 jugaron la prórroga frente a Estados Unidos). "Tenemos que trabajar más en la forma de nuestro mediocampo y de nuestra retaguardia de cuatro. Pero, en conjunto, lo hemos hecho bien, teniendo en cuenta que sólo hemos recibido un gol en contra en todo el torneo".

"Estoy muy contento con la actuación de mi equipo. Ha sido una de las mejores en los años que llevo aquí", añadió.

Estados Unidos viajará a Pekín en busca de su tercera medalla de oro, la segunda consecutiva, puesto que se proclamó campeona en Atenas 2004.

Con la imponente delantera Abby Wambach al frente, autora de tres goles en México, aunque sin el concurso de la influyente Kristine Lilly (embarazada), las norteamericanas esperan dejar atrás la decepción que supuso ser vapuleadas por Brasil y quedar eliminadas prematuramente en la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

Ya se conocen los nombres de once de los doce equipos que estarán en Pekín. Estados Unidos y Canadá representarán a Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, mientras que Argentina hará lo propio con Sudamérica. Asia envía al país organizador, la RP China, además de Japón y la RPD de Corea, mientras que Alemania, campeona del mundo, Noruega y Suecia enarbolarán el pabellón de Europa.

Nigeria se ha clasificado en la zona africana, y Nueva Zelanda en Oceanía. Ghana y Brasil, subcampeonas respectivas de África y Sudamérica, se medirán el 19 de abril en una eliminatoria de repesca para decidir quién completa el cuadro, tan sólo un día antes del sorteo oficial del torneo de Pekín.