Alemania
© AFP

Ayer
El combinado alemán ha sabido recorrer el camino hasta la cima del fútbol femenino internacional y lo ha hecho a lo grande. En la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007, Alemania revalidó el título sin recibir un solo gol y se convirtió en el equipo a batir.

Cuajada de estrellas de la experiencia de la zaguera Ariane Hingst, la mediocampista Renate Lingor y la cazagoles Birgit Prinz, la selección alemana coronó una etapa brillante con la victoria en la final de Shanghai, en la que derrotó por 2-0 a Brasil. A pesar de no superar la fase de grupos en Atlanta 1996 y de colgarse tan sólo la medalla de bronce en Sydney 2000 y Atenas 2004, la actual campeona del mundo y de Europa es la principal favorita para el Torneo Olímpico de Fútbol femenino Pekín 2008.

Hoy
La única debilidad del combinado de la seleccionadora Silvia Neid, si es que tiene alguna, sería la falta de motivación de un equipo que ya ha conquistado casi todo.

En cualquier caso, este supuesto punto débil no sería válido en la cita de Pekín, puesto que en las vitrinas de las damas alemanas falta todavía la medalla de oro olímpica. La competencia por defender la meta alemana se presenta reñida y muy interesante. Silke Rottenberg, heroína de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2003, se disputará la titularidad con Nadine Angerer, que alcanzó el estrellato el año pasado en China.

¿Y mañana?
En la actualidad, la rivalidad entre las componentes del equipo es grande. No en vano, Neid se enfrenta al reto de encontrar sitio para los jóvenes talentos en un plantel repleto de veteranas figuras. Los Juegos Olímpicos permitirían a las promesas germanas adquirir una experiencia valiosísima para la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011, que se disputará en Alemania. Se trata de comenzar a rellenar el enorme vacío que dejarán tras de sí las actuales figuras de la selección alemana.

Ya clasificada para la cita olímpica como campeona del mundo, Alemania necesita encontrar en 2008 el equilibrio adecuado entre jugadoras veteranas y jóvenes promesas. En la Copa del Algarve, disputada recientemente en Portugal, las germanas sólo pudieron ser cuartas. La calidad del combinado olímpico alemán es indiscutible, pero el grado de compenetración que sea capaz de alcanzar será decisivo en la lucha por la medalla de oro.

"Todavía tenemos margen de mejora y espero que logremos superarnos para los Juegos Olímpicos. Somos las vigentes campeonas europeas y mundiales, así que sé muy bien hasta dónde podemos llegar", asegura con confianza la entrenadora Silvia Neid.

A saber...
Estrellas del pasado
Silvia Neid (1996), Heidi Mohr (1996), Bettina Wiegmann (2000), Doris Fitschen (2000), Steffi Jones (2004).

Figuras del equipo
Nadine Angerer (guardameta), Ariane Hingst (defensa), Renate Lingor (mediocampista), Birgit Prinz (delantera).

Clasificación en cifras
5 victorias y un empate jalonaron el camino hacia el título en la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007, en la que Alemania anotó 21 goles y no recibió ninguno.

Números que hablan
1.016 son los minutos que la guardameta Nadine Angerer se mantuvo imbatida antes de ver perforada su red en el partido por el tercer y cuarto puesto de la Copa del Algarve 2008, frente a Noruega (0-2).