Francia conquistó su primera Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA, y su primer Mundial para el fútbol femenino galo, al imponerse por penales a la RDP de Corea en la gran final de Azerbaiyán 2012. Tras el empate 1-1, el título se decidió desde los 11 metros. El partido, celebrado el 13 de octubre, fue presenciado por 30.00 personas que abarrotaron el estadio Tofig Bahramov.

Francia dominó los primeros 45 minutos y tuvo la primera ocasión con un tiro de Léa Declerq que se marchó alto (11'). Hubo que esperar hasta el minuto 26 para ver una nueva oportunidad de gol. De nuevo fueron las Bleuettes las que crearon peligro, en esta ocasión por medio de Kadidiatou Diabi, y su disparo se marchó rozando el poste (26').

Con Francia bien posicionada y su defensa vigilando de cerca a Ri Un Sim, máxima goleadora del torneo, llegó el 1-0. Declérq controló a la perfección un pase al hueco y no perdonó ante la salida de la arquera norcoreana (1-0, 33'). La primera parte concluyó sin que la RDP de Corea hubiese siquiera disparado a puerta.

Las tornas cambiaron en la reanudación, con un equipo asiático más agresivo, y claramente dominante. Fruto de esa actitud ofensiva llegó su primera ocasión. El disparo de Kim Phyong Hwa se marchó fuera (49'). Francia tenía problemas para crear peligro, y las norcoreanas volvieron a rozar el gol, de nuevo por medio de Kim Phyong Hwa. Su disparo dio en el larguero (64'). A la tercerra fue la vencida, y Ri Un Sim volvió a demostrar su olfato goleador anotando el empate tras cazar un rechace a un nuevo tiro al larguero de las asiáticas (1-1, 79').

Con Francia acusando el cansancio, la RDP de Corea tuvo varias ocasiones para decidir la final, pero la defensa gala se mostró firme, y hubo que esperar a los penales para conocer al campeón. Allí Roman Bruneau fue decisiva. La arquera gala detuvo dos lanzamientos y convirtió uno de los penales dando a Francia la victoria.

La frase
"Estamos encantados con el resultado. En la primera mitad jugamos mejor, aunque en la segunda parte la RDP de Corea fue mejor. Pero al final fuimos los ganadores. Si comparamos esta final con la que jugamos en el Europe, hoy jugamos mejor".
Guy Ferrier, seleccionador de Francia.