“Cuando marcó Ghana, esperaba que el partido iría a los penales. Pero en el último minuto, conseguimos forzar el tito libre que condujo a nuestro gol de la victoria, y felicito a mis jugadoras por ello. Sí que me parece, no obstante, que hoy hemos tenido bastante suerte. Ghana es una de las mejores selecciones del mundo y le faltaban algunas jugadoras clave, así que habría sido un rival todavía más fuerte si no hubiese tenido esas bajas en el equipo. En general, creo que mis jugadoras podrían haberlo hecho mejor y que nuestra condición física no ha sido tan buena como esperaba. Ahora tendremos que estudiar cuidadosamente su recuperación y su programa de entrenamiento para los próximos días antes de encarar las semifinales”.
Sin Jong-Bok, seleccionador de la RDP de Corea.

“Hace dos años conseguimos vencer a la RDP de Corea en Costa Rica y, claramente, ambicionaba volver a hacerlo. Ha sido un partido complicado, pero pienso de veras que creíamos haber hecho lo suficiente para llevarlo hasta los penales. Al final, sin embargo, las norcoreanas se tomaron la revancha. Estoy abatido por lo que ha pasado, pero he aceptado la derrota y no culpo a ninguna jugadora individualmente. No deberíamos haber regalado ese tiro libre a última hora [que condujo al gol de la victoria], y la concentración ante la portería contraria también debería haber sido mejor. El primer tanto –el de penal– también surgió de un error defensivo. Pero los errores ocurren en el fútbol, y yo también tengo una responsabilidad que asumir. El resultado nos duele porque planeábamos llegar a semifinales. Pero puedo afirmar con seguridad que nuestras jugadoras hicieron todo lo que pudieron, y estoy satisfecho con sus esfuerzos”.
Evans Adotey, seleccionador de Ghana.