Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008

13 noviembre - 1 diciembre

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

La bravura de las guerreras estadounidenses

© Foto-net

La preparación para un gran partido suele ser algo así como un número de malabarismos psicológicos, que persigue el reto de concentrar, motivar y, a la vez, calmar los nervios de las personas implicadas.

Algunos jugadores no pueden quitarse el trabajo de la cabeza; otros intentan distraerse como pueden. ¿Y las jóvenes sub-17 de Estados Unidos? Ellas optaron por pasar la noche anterior a la gran batalla de semifinales contra Alemania viendo la película Braveheart de Mel Gibson. Como dice uno de los comentarios publicados en el blog del equipo: "Si esa película no nos inflama el ánimo para afrontar nuestro partido más difícil hasta la fecha, nada lo hará".

Está claro que las estadounidenses hicieron acopio de toda su bravura de guerreras para remontar un gol en contra y derrotar a Alemania. La goleadora Vicki DiMartino comenta, muy convencida, que la epopeya de William Wallace se convirtió para ellas en el preludio perfecto del choque.

"¡Madre mía!", exclama la delantera, que tenía tres años cuando se estrenó Braveheart. "¡Vaya película! Es muy posible que el recuerdo de esa historia nos haya impulsado a seguir batallando cuando íbamos perdiendo. Se podría decir que nos empujó a sacar los arcos y las flechas".

"De verdad, estábamos entusiasmadas porque partíamos con menos opciones que el rival. Habíamos visto la encuesta [de FIFA.com] y sabíamos que mucha gente nos descartaba completamente y creía que Alemania iba a ganar este campeonato. Pero nos metimos en el partido y demostramos a todo el mundo que éramos mejores. Incluso cuando parecía que todo lo teníamos en contra, seguimos adelante, porque nos unía una fe ciega en nuestras compañeras.

Siempre supimos que podíamos lograrlo

".

La satisfacción de Kazbek Tambi, el entrenador de DiMartino, por la calidad del fútbol que desplegó su equipo sólo era comparable a su orgullo de estratega por la valentía con la que sus guerreras se habían negado a aceptar la derrota. "¡Estoy tan orgulloso de ellas!", declara entusiasmado. "Estaban muy presionadas. Les habría resultado mucho más fácil tirar la toalla después de los primeros veinte minutos y decir: 'Vale. Hasta aquí hemos llegado. Nos hemos metido en las semifinales de un Mundial y ya nos damos por satisfechas'. Hay que ser de una pasta especial para pensar: 'No, esto no nos basta. Hay que seguir luchando'. La forma en la que remontaron el partido dejó patente su gran coraje".

Una película histórica era, además, lo más adecuado para dar ímpetus a las estadounidenses, pues al parecer la historia está de su parte en Nueva Zelanda: Estados Unidos ha conquistado las ediciones inaugurales de todas y cada una de las competiciones femeninas de la FIFA (absoluta, olímpica y sub-20). DiMartino está convencida de que su equipo completará la colección el domingo. "Vamos a seguir con esta racha", anuncia con optimismo. "Ya hemos demostrado que podemos vencer a los mejores equipos que hay aquí; o sea, ¡que lo conseguiremos!".

Di Martino, por su parte, está atravesando un momento excelente, que podría llevarla a conquistar la Bota de Oro adidas como máxima goleadora de esta fase final. Después de todo, con su gol contra Alemania, la joven de 17 años se confirmó como única jugadora que ha visto puerta en todos los partidos que ha disputado en Nueva Zelanda 2008. "Vicki es fundamental para nuestro equipo", aplaude Tambi a su explosiva delantera. "Es sencillamente increíble que haya marcado en los cinco partidos que hemos jugado".

La prolífica racha ha colocado a Di Martino a un tanto de distancia de la líder de la tabla de goleadoras, Dzsenifer Marozsan. Con su optimismo innato, la joven afirma que es muy capaz de desbancar a la dorsal número 10 de Alemania. "Creo que puedo, sí", afirma la neoyorquina, muy segura de sí misma. "De todas formas, yo no voy a los partidos con la idea de marcar goles, yo llego a los partidos con la idea de ganarlos".

"La final será un partidazo. La espero con una ilusión tremenda. Creo que todas las selecciones asiáticas juegan con un estilo bastante parecido, y en el partido contra Japón ya vimos lo eficaz que puede llegar a ser su fútbol. Pero me da la impresión de que ahora estamos mejor preparadas para enfrentarnos a Corea del Norte.

Tenemos fe en la victoria

".

No parece que las entusiasmadas estadounidenses, que se han reencontrado con su mejor juego en el momento exacto, vayan a necesitar echar mano de su colección de películas para infundirse ánimos el domingo antes de la batalla final.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Estados Unidos remonta y es finalista (2-1)

13 nov. 2008

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Dos hermanas y una pasión

11 nov. 2008

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Match 30 : Germany - USA

13 nov. 2008

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

New Zealand 2008: USA

07 nov. 2008