Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008

13 noviembre - 1 diciembre

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Dos hermanas y una pasión

Kristie (L) and Sam Mewis relax on a punt ahead of their semi-final against Germany in Christchurch.
© Foto-net

Algunas hermanas se parecen tanto que cuesta diferenciarlas. Unos minutos después de conocer a Kristie y Sam Mewis queda claro que ellas no pertenecen a ese tipo.

Tan distintas en porte como en aspecto, las dos mediocampistas estadounidenses respondieron sin rodeos cuando, antes de esta fase final, les preguntaron en qué se parecían. "Las dos jugamos al fútbol", contestó Sam. "Y ya está", remachó Kristie. "Somos muy diferentes".

A su seleccionador le da lo mismo que se parezcan o no. Está claro que las hermanas no son inseparables, pero tampoco están precisamente distanciadas. En cualquier caso, Kazbek Tambi, como estudioso del juego, sabrá que a las parejas de hermanos que más éxito han tenido en el fútbol nunca les ha unido una gran amistad. Jack y Bobby Charlton encarnan el ejemplo perfecto. Los legendarios hermanos ingleses, que ayudaron a Inglaterra a conquistar su única Copa Mundial de la FIFA, jamás ocultaron que se llevaban fatal.

Las hermanas Mewis se llevan bastante mejor que los Charlton; pero, al igual que a los héroes de 1966, el deporte rey es lo único que las une. Cuando se compenetran sobre el terreno de juego, el resultado puede ser devastador. "Tenemos nuestros momentos", explica Kristie a FIFA.com. "

A veces nos compenetramos a la perfección sin pensar, y supongo que se debe al hecho de que seamos hermanas y tengamos esa telepatía de la que tanto se habla

".

Kristie, de 17 años, es la mayor y la más seria de la dos. Su toque, su visión y su habilidad con los balones largos han hecho de ella la jugadora estadounidense más sobresaliente en Nueva Zelanda 2008. Además, es un ejemplo para su hermana pequeña, que cumplió los 16 el mes pasado, y recuperó la titularidad en el partido de cuartos de final, donde su equipo eliminó a la República de Corea por 4-2.

Como explica Sam: "Me miro en ella y quiero ser como ella, sobre todo porque siempre ha sido una futbolista muy buena". Kristie, por su parte, comenta que está "realmente orgullosa" de la rápida escalada de su hermana por las categorías juveniles de Estados Unidos.

El fútbol también une a las Mewis en su pueblo, Hanson (Massachusetts). Las jóvenes pasan la mayor parte de su tiempo libre mirando los últimos partidos de las principales ligas europeas. "Nos lo aconseja nuestro entrenador", afirma Kristie. "Siempre nos dice que debemos ver en acción a los mejores equipos y a los mejores futbolistas de nuestras respectivas demarcaciones, para enterarnos bien de cómo juegan y en qué aspectos debemos mejorar. En casa seguimos los partidos de las ligas europeas. Lo primero que nos llama la atención, sobre todo en equipos como el Chelsea o el Manchester United, es lo bien que mantienen la posesión y su velocidad en la circulación del balón".

Tambi se quejó repetidamente durante la fase de grupos de la facilidad con la que Estados Unidos perdía la pelota. Pero, durante el partido contra la República de Corea, no fue el único que percibió lo mucho que ha mejorado el equipo en este aspecto. "Ha sido sin duda alguna nuestra mejor actuación en este Mundial", asegura Kristie. "Creo que por primera vez nos relajamos sobre el terreno de juego. No sé por qué, pero en los primeros partidos estábamos un poco nerviosas y no nos concentrábamos en lo que hacía el resto del equipo".

La mayor de las hermanas Mewis comenta, para inquietud de Alemania, su rival en semifinales, que la selección de Estados Unidos todavía no ha jugado todo lo bien que sabe. "Podemos ser formidables si seguimos así. Somos muchísimo mejores de lo que se ha visto hasta ahora. Yo he sido testigo de nuestro mejor juego, y es muy superior al del partido contra Corea del Sur.

Nos hace mucha ilusión la idea de enfrentarnos a Alemania, porque somos conscientes de la gran rivalidad que existe

. Ojalá que en este partido juguemos por fin todo lo bien que sabemos".

Las Mewis se lo están pasando en grande en Nueva Zelanda durante el tiempo libre que les deja la competición. Kristie menciona la excursión a la cueva de las luciérnagas de Waitamo como su preferida hasta el momento. "¡Pero si todavía no hemos ido de tiendas!", replica Sam. "Ir de compras es lo que más nos interesa a las dos. Tenemos que hacerlo antes de regresar a casa".

Al final resultará que el fútbol no es la única pasión que une a estas hermanas...

Explora este tema

Notas recomendadas

England's Gemma Bonner celebrates his winning penalty kick against Japan

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Inglaterra, contra todo pronóstico

10 nov. 2008

USA's Mewis sisters

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

USA's Mewis sisters

11 nov. 2008