Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008

13 noviembre - 1 diciembre

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Las chicas 10, perfectas chicas de oro

© Foto-net

La edición inaugural de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA será recordada por muchos motivos: por la gran afluencia de público, por sus goles espectaculares y por la calidad de su fútbol que superó con mucho todas las expectativas. También será recordada como la fase final de las "número 10", sobre todo después de que la japonesa Mana Iwabuchi y la alemana Dzsenifer Marozsan hayan acaparado los premios más importantes del campeonato.

Balón de Oro, Balón de Plata y Balón de Bronce adidas
Balón de Oro adidas: Mana Iwabuchi (JPN)
Balón de Plata adidas: Dzsenifer Marozsan (GER)
Balón de Bronce adidas: Kristie Mewis (USA)

El romance de Nueva Zelanda con Mana Iwabuchi fue por desgracia breve, dado que el fulgor de la dorsal número 10 de Japón sólo pudo brillar en tres apasionantes encuentros. Sin embargo, la joven de 15 años compensó en calidad, y con creces, lo que no tuvo oportunidad de ofrecer en cantidad; regaló recuerdos imborrables al público neozelandés y lo dejó prendado de su prodigioso talento natural.

La deslumbrante Iwabuchi, a la que Gerard Sergent calificó de "futura estrella del fútbol femenino" después de que organizara la victoria de Japón por 3-2 contra la selección que se ha proclamado subcampeona mundial, hizo honor al piropo demoliendo precisamente al equipo del francés en la sensacional victoria de Japón por 7-1. La letal japonesa se sentó en el banquillo durante el último partido de grupos de su equipo, pero volvió a pisar el terreno de juego en el choque de cuartos de final contra Inglaterra, del que las jóvenes Nadeshiko salieron hechas un mar de lágrimas por su cruel e inmerecida derrota a los penales.

Sin duda alguna, la prematura marcha de Iwabuchi empobreció la vistosidad de la competición, pero la prensa neozelandesa jamás se olvidó de ella y, cuando llegó el momento de elegir a la mejor jugadora de esta fase final, le dedicó la prueba definitiva de su estima y adoración imperecederas. La directora del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA, Sylvie Béliveau, ha alabado la elección. "Es una futbolista excepcional", declara entusiasmada Béliveau. "Su técnica con el balón y sin él, su visión, sus jugadas y su facultad de anticiparse al juego del rival la sitúan muy por encima de las demás jugadoras de esta fase final".

Bota de Oro, Bota de Plata y Bota de Bronce adidas
Bota de Oro adidas: Dzsenifer Marozsan (GER)
Bota de Plata adidas: Vicki DiMartino (USA)
Bota de Bronce adidas: Jon Myong Hwa (PRK)

En un principio, Dzsenifer Marozsan se apuntaba como firme candidata al Balón de Oro adidas, pero la elegante número 10 de Alemania ha conquistado el oro en esta otra categoría por haberse proclamado máxima goleadora de esta fase final. Aunque no viera puerta en semifinales ni en el partido por el tercer y cuarto puesto, Marozsan había acumulado para entonces la bonita suma de seis goles, que al final le bastaron para conservar la ventaja, por encima de dignísimas adversarias como Vicki DiMartino y Jon Myong Hwa.

Guante de Oro adidas
La estadounidense Taylor Vancil se ha destacado como la mejor guardameta del ramillete de impresionantes porteras que ha adornado Nueva Zelanda 2008. Vancil se ha impuesto a arqueras de gran valía, como la inglesa Lauren Davey o la norcoreana Hong Myong Hui, en la adjudicación de este premio que concede el Grupo de Estudios Técnicos.

Premio Fair Play de la FIFA
No era éste el premio que había venido a buscar y, sin embargo, Alemania se lo ha merecido más que dignamente. Las alemanas han visto una única tarjeta amarilla y se han convertido así en la encarnación de la deportividad y juego limpio que han caracterizado de principio a fin este campeonato mundial.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA

New Zealand 2008 award-winners

17 nov. 2008