Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008

2 Noviembre - 21 Noviembre

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

La RDP de Corea se lo juega todo al 10 rojo

Korea Republic's two-goal heroine Jon Myong Hwa in action against Denmark.
© Foto-net

"Creo que el ‘diez' tradicional está desapareciendo del mapa futbolístico". Esa frase pronunciada en junio de 2007 lleva la firma de un tal Zinédine Zidane, quien, en materia de números 10, sabe lo que se dice. Más de un año después, las palabras del magistral Zizou se están confirmando en los terrenos de juego de Nueva Zelanda.

Entre las jugadoras que están acaparando la atención mediática desde el comienzo de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008, la estadounidense Kristie Mewis, la alemana Dzsenifer Marozsan o la japonesa Mana Iwabuchi llevan esos dos dígitos en la espalda. Con la camiseta roja de la RDP de Corea, es Jon Myong Hwa la que ostenta ese honor, y la que, después de cinco encuentros, no cesa de confirmar las palabras del ex cerebro de la selección francesa y del Real Madrid. Por su visión de juego, su soltura técnica y su calidad en el pase, la joven posee de forma evidente las cualidades esenciales de un organizador a la antigua usanza. Sin embargo, a eso le añade el acierto ante la portería contraria, la velocidad en carrera y el buen juego de cabeza. Suficiente para convertirla en una buenísima... ¡delantera!

Con 4 dianas en su haber, Jon figura ya entre las máximas realizadoras y espera aumentar su botín antes del final del campeonato, aunque ella niega que vaya a hacer de ello un asunto personal. "Como es lógico, estoy muy contenta cada vez que meto un gol, pero no pienso en el título de máxima goleadora", comentó a FIFA.com tras marcar dos tantos a Dinamarca en cuartos de final. "De todas formas, si todavía puedo meter algunos más,

¡no voy a privarme de hacerlo!

". Le bastó con una ronda adicional para acompañar las palabras con hechos. En la semifinal contra Inglaterra, la jugadora del Club Deportivo 25 de Abril confirmó su olfato goleador anticipándose a Lauren Davey, una de las mejores guardametas del certamen, para dar una ventaja de dos tantos a su selección.

Una reputación que asumir
Una acción suficiente para asegurar la clasificación para el último escalón previo al título mundial, con el que sueña la joven jugadora desde hace unos días: "Naturalmente, cuando empezamos el campeonato, pensábamos primero en superar la primera fase. Pero cuando te clasificas para una semifinal, no puedes evitar pensar ya en el título de campeona mundial". Unas palabras pronunciadas cuando las chicas de Ri Ui Ham acababan de sellar su billete para la penúltima ronda.

Hoy, el sueño está todavía más cerca, y sólo 11 jugadoras estadounidenses llenas de talento y motivación separan a las campeonas de Asia de un eventual cetro mundialista. Pero con eso no basta para hacer dudar a Jon, cuyas dotes de goleadora no han mermado ni un ápice su espíritu de equipo. "Todos los goles que he marcado no son solamente el resultado de mis actuaciones, sino también de los esfuerzos de todo un equipo", sostuvo cuando le comunicaron que estaba nominada oficialmente para el título de Balón de Oro adidas, que premia a la mejor jugadora del certamen. Y su respuesta volvió a ir conjugada en la primera persona del plural cuando se le habló de un posible nuevo gol ante Estados Unidos: "Estoy convencida de que en la final podemos seguir viendo puerta y hacer lo necesario para ganar la competición".

Con ello, las asiáticas imitarían a sus hermanas mayores, que se adjudicaron la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Rusia 2006 tras rubricar seis victorias consecutivas. La racha que mantiene la selección sub-17 ha elevado a 11 el número de partidos sin conocer la derrota que encadenan las norcoreanas en categorías menores (9 victorias y 2 empates). Una condición de invictas que ha obligado a las discípulas de Ri a ponerse el listón muy alto. "Gracias a esos buenos resultados, ahora

tenemos una reputación que asumir y todo el mundo espera mucho de nosotras

", confirmó Jon.

"Cada minuto que pasamos juntas sobre el césped nos permite crecer como equipo. Manteniendo una actitud positiva, podemos ganar y confirmar las esperanzas de todos los que nos apoyan desde Corea. Todo lo que hacemos lo hacemos por el cariño que les tenemos, y estamos muy orgullosas de ello", concluyó. Un título mundial y un nuevo gol de Jon deberían bastar para que ese cariño se hiciese recíproco...

Explora este tema

Notas recomendadas

Players of the USA celebrating winning against Germany

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Una final sin Alemania, pero entre habituales

13 nov. 2008

Korea DPR's players celebrate their semi-final victory over England.

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

La RDP de Corea bate a una valiente Inglaterra (2-1)

13 nov. 2008

Korea DPR Jon Myong Hwa

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2008

Korea DPR Jon Myong Hwa

14 nov. 2008