Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Uruguay 2018

13 noviembre - 1 diciembre

Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA 2018

Compañeras y rivales rumbo a la final

© Getty Images
  • El septiembre se celebró el 1er Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA
  • Tres de las técnicas que asistieron están en las semis de Uruguay 2018
  • FIFA.com habla con la canadiense Rhian Wilkinson y la mexicana Mónica Vergara

Jill Ellis, Hope Powell y Asako Takakura estarán muy pendientes de lo que ocurra este miércoles en las semifinales de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Uruguay 2018.

Aunque pueda parecer algo normal tratándose de entrenadoras consolidadas y reconocidas del fútbol femenino, en esta ocasión tienen un incentivo a mayores para hacerlo. El mes pasado, las tres acudieron a la sede de la FIFA en Zúrich para participar en el primer Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA, en el que ejercieron de mentoras de tres jóvenes técnicas con grandes aspiraciones: Ellis de Mónica Vergara, Powell de Rhian Wilkinson y Takakura de Gemma Lewis.

Un mes más tarde Vergara, seleccionadora de México, Wilkinson, seleccionadora de Canadá, y Lewis, entrenadora asistente de Nueva Zelanda, han protagonizado trayectorias históricas al alcanzar con sus respectivos países las semifinales del Mundial Femenino Sub-17, una fase a la que ninguno de ellos había llegado nunca antes.

“Durante todo el torneo he estado recibiendo mensajes de Mónica [Vergara] y de Gemma [Lewis], las he estado animando y apoyando. Nos volcamos con nuestros propios equipos, como es lógico, pero es fantástico ver triunfar también a gente a la que quieres”, explica a FIFA.com Wilkinson, quien acumuló 180 internacionalidades en su época de futbolista en activo. “Cuando empiece a rodar el balón, voy a ser tan competitiva como la que más, pero es agradable saber que ella está pasando por lo mismo que yo, el proceso es muy parecido”.

© Getty Images

“Al principio yo era algo escéptica [acerca del programa de formación], porque no entendía cómo iba a funcionar cuando se solapan muchas cosas”, continúa Wilkinson. “Tenía mis reservas, pero la gente que quiere y que puede implicarse es muy generosa con su tiempo, sus conocimientos y su energía”.

Al igual que Wilkinson, Vergara vistió los colores de su selección nacional absoluta y compitió en los Juegos Olímpicos. Ha pasado por distintos puestos como técnica de la Federación Mexicana, y se hizo cargo de la selección sub-17 en enero de 2018.

“Es lo que representa el fútbol [la formación y la orientación]”, dice Vergara a FIFA.com. “Es increíble todo lo que comparten los mentores, cómo se abrieron para mostrar su mundo y sus experiencias, es algo que me ayudó mucho antes de venir a Uruguay”.

© Getty Images

Un duelo de rivalidad histórico de la CONCACAF

El México-Canadá de semifinales de Uruguay 2018 supondrá el primer cruce entre dos conjuntos de la CONCACAF en el Mundial Femenino Sub-17.

“Su equipo se parece mucho a como era ella como jugadora: es muy apasionado, muy potente, sin dar nunca por perdido ningún balón”, afirma Vergara acerca de Wilkinson, su próxima rival junto a la línea de banda. “Es lo mismo que sé de ella como entrenadora: siempre está animando a su equipo, es muy vehemente, ve los aspectos positivos de las cosas y saca lo mejor de sus jugadoras”, añade.

“Creo que es una persona excepcional”, apunta a su vez Wilkinson para describir a Vergara. “En mi opinión, la selección mexicana es un reflejo de esa característica suya de no rendirse nunca. Se vio contra Ghana, al remontar tras ir dos veces por detrás. Les apasiona el fútbol, y por cómo actúa, es evidente que ella a las jugadoras les encanta, y que les encanta que las entrene”.

Sea cual sea el resultado este miércoles, una cosa es segura: la fraternidad de las entrenadoras del fútbol femenino es cada día más fuerte, y habrá muchas que sigan sus pasos.

Explora este tema

Notas recomendadas