Resulta casi imposible abandonar el campo de refugiados de Al Zaatari. Por eso 250 niñas amantes del fútbol vivieron un día inolvidable al poder asistir al partido inaugural de la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Jordania 2016 y olvidar por un rato las dificultades que afrontan en su vida diaria. FIFA.com estuvo con ellas.