España y Argentina hicieron tablas en su último partido del Grupo C, disputado el sábado 25 de agosto en el Soccer Only Field de Gwangyang. El empate sirve para clasificar a ambos equipos, con los europeos en la primera plaza.

España ya estaba clasificada para octavos de final, por lo que prefirió reservar fuerzas y alinear un once compuesto principalmente por suplentes. Argentina, por su parte, se mostró más decidida a conseguir la victoria que a evitar la derrota. Después de varias combinaciones peligrosas entre Pablo Rolón, Eduardo Salvio y Carlos Benítez, este último vio puerta con un disparo a la media vuelta desde la frontal del área (0-1, 32'). En el tiempo añadido del primer período, Iago estuvo a punto de empatar mediante un libre directo, pero su lanzamiento se estrelló contra el poste.

Las intenciones de la Furia Roja fueron mucho más claras después del descanso, aunque Daniel Aquino, en dos ocasiones, falló en la definición. A la tercera fue la vencida. En un centro desde la derecha de Isma López, Dani enganchó un potente remate de cabeza que se coló por el primer palo (1-1, 68'). Si bien Santiago Fernández, que había comenzado como suplente, envió luego un balón a la madera, al final los argentinos no lograron imponerse, y tuvieron que conformarse con el segundo puesto de la liguilla.